La actriz porno Stephanie Clifford contactó en 2016 con varios medios para contar su relación sexual con Trump y días antes de las elecciones se echó para atrás

Ya habían alcanzado un acuerdo pero el pago se retrasaba, así que la actriz parecía dispuesta a hablar. Stephanie Clifford incluso envió a un periodista un borrador del acuerdo monetario que firmó con Cohen, el abogado de Trump. Pero de pronto cortó las comunicaciones con todas las publicaciones que iban a contar su affaire con Trump.

Este viernes el Wall Street Journal publicaba la exclusiva: Trump pagó a la actriz porno Stephanie Clifford 130,000 dólares para que no hablara de una relación sexual que mantuvieron en 2006. Según la publicación, las negociaciones las dirigió Michael Cohen, abogado de la Organización Trump durante más de una década y ahora abogado personal del presidente.

Stephanie Clifford pactó el arreglo en octubre de 2016, un mes antes de las elecciones presidenciales y muy cerca de la publicación del video de Trump y Billy Bush en el que el presidente presume de agarrar a las mujeres de sus partes íntimas sin preguntar.

Este pacto sucedió también a las acusaciones de más de una decena de mujeres contra Trump por acoso sexual. El encuentro que, según revela en Wall Street Journal, el abogado de Trump trató de silenciar con los 130,000 dólares fue un encuentro sexual consentido.

Tras la revelación del Wall Street Journal Michael Cohen hizo público un comunicado en el que dijo: “El presidente Trump niega con vehemencia otra vez esta ocurrencia igual que lo hace la señora Daniels". Sin embargo, no negó haber pagado a la mujer. Además, el abogado de Trump distribuyó al Wall Street Journal y a otros periodistas una carta supuestamente firmada por la actriz.

Lo curioso de esta carta es que la distribuya el propio abogado de Trump, que esté fechada dos días antes de que se hiciera pública la información, que esté firmada por el nombre que la mujer utiliza como actriz porno y no con su verdadero nombre, Stormy Daniels, y que niegue los hechos asegurando que si eso fuera cierto ya habría escrito un libro sobre el affaire.

Hacer público el encuentro sexual

Desde el viernes son varios los medios que están contando cómo la actriz contactó con ellos, o viceversa y estaba dispuesta a contar la historia que ahora supuestamente niega con esa carta.

Entre agosto y octubre de 2016 Stephanie Clifford estuvo en contacto con el programa de ABC 'Good Morning America' y con la revista online Slate con idea de hacer pública su relación con Trump, reporta el New York Times.

Según el director de Slate, Jacob Weisberg, quien cruzó varios mensajes con la actriz, ella quería hablar porque, aunque había llegado a un acuerdo con Cohen, el abogado se estaba demorando en hacer el pago. Ella temía que finalmente se echaran para atrás y no le dieran el dinero prometido, así que contactó con estos medios para hacer pública su historia.


El New York Times ha tenido acceso a los mensajes entre Clifford y Weisberg. En uno de ellos el periodista pregunta: "¿Era el abogado de Trump Michael Cohen?", y la actriz contesta: "Yep! (¡Sí!)". Además envió a Weisberg un borrador del acuerdo original.

Slate, sin embargo, no publicó la información pues mientras estaba a la espera de que Clifford les enviara los papeles originales, esta rompió el contacto con la publicación y dejó de contestar a los mensajes. La revista consideró que no tenía pruebas suficientes.

Otra publicación que también persiguió la historia de esta relación es el Daily Beast. Según publicaron este sábado, en 2016 estaban en conversaciones con la actriz para contar su historia, pues tenían 3 fuentes que aseguraban que aquel encuentro sí sucedió, entre otras la actriz porno Alana Evans. Según la actriz su compañera le dijo: "Acabé con Donald en su habitación, Imagínatelo persiguiéndome con calzones prietos". El Daily Beast asegura que, a pesar de tener los testimonios de las fuentes, Clifford se echó atrás el 3 de noviembre, 5 días antes de las elecciones presidenciales.

RELACIONADOS:Donald Trump