null: nullpx
Texas

El escándalo por la injustificada purga de votantes hispanos en Texas alcanza la oficina del gobernador

Aunque el republicano Greg Abbott niega su responsabilidad en la elaboración de la lista que excluyó miles de votantes sin fundamento legal, documentos presentados en la corte sugieren que la idea pudo haber partido de su oficina.
9 Jun 2019 – 11:24 AM EDT

Greg Abbott había logrado salir invicto de la controversia generada por uno de los casos más grandes y polémicos de purga de votantes en Texas. Hasta ahora, cuando nuevos documentos muestran que puede haber sido el motor detrás el caso.

Este año 100.000 residentes de Texas fueron identificados por el Departamento de Seguridad Pública (DPS) como ciudadanos no estadounidenses con un registro de votantes, donde incluso especificaron que 58.000 habían votado en una o más elecciones.

La lista resultó tener graves errores, ya que en la mayoría de los casos la información estaba desactualizada y correspondía a personas que se habían naturalizado en años recientes.

Ahora, correos electrónicos que aparecieron en la demanda que interpuso la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos (LULAC) en contra del ex secretario de Estado David Whitley mostraron que fue Abbott quien desde la gobernación empujó el esfuerzo por sacar a votantes naturalizados de las urnas.


En la demanda se documentaron 46 páginas de correos electrónicos entre la secretaría del Estado, el DPS y la oficina del gobernador respecto a cómo compilar la lista.

Campaign Legal Center (CLC), otra de las organizaciones en la demanda difundió los documentos, obtenidos con fines legales desde DPS.

“El gobernador está interesado en obtener esta información lo más pronto posible”, escribió Amanda Arriaga, la directora de la división de licencias de conducir de DPS el 27 de agosto, detalló uno de los documentos.

“Entregamos esta información a principios de año y tenemos una petición urgente de la oficina del gobernador para hacerlo de nuevo”, escribió John Crawford un funcionario de DPS en otro de los correos electrónicos.

¿Quién está detrás de la lista?

Hasta ahora Whitley ha sido el blanco de todas las críticas provenientes de la lista, un problema que le costó su trabajo, al no ser confirmado por el senado estatal para continuar en su puesto.

Pero luego que se conocieran los correos electrónicos Abbott no ha logrado salir invicto a pesar de que ha negado rotundamente su participación.

“El gobernador cree que su posición política es más importante que su posición pública. Que no es malo mentir y más aún, negar el derecho a votar a los ciudadanos del estado. Lo que él hizo es inaceptable y tendrá consecuencias”, aseguró a Univisión Noticias el presidente del Partido Demócrata en Texas Gilberto Hinojosa.


“Una de las cosas que muestran estos documentos es que ya en agosto de 2018, la oficina del gobernador estaba priorizando el programa de purga de votantes", dijo Mark Gaber, director de litigios en CLC.

Domingo García presidente de LULAC fue más allá y dijo en una entrevista con CNN que “los republicanos, al menos en Texas, han dejado de intentar ganar los votos hispanos a través de sus políticas e ideales y ahora han recurrido a una tradición de supresión de votantes, desde la `Las leyes de Jim Crow´ hasta la purga de votantes en las listas".

Pero el vocero de Abbott, John Wittman, declaró que "esto es evidentemente falso" y añadió que "ni el gobernador ni la oficina del gobernador dieron una directiva para iniciar este proceso".


Aunque Abbott está cumpliendo su último periodo como gobernador en Texas, su relación con el caso sí podría complicar otras ambiciones políticas en el estado y a nivel nacional, pero por sobre todo, puede comprometer sus nominaciones a cargos en el ejecutivo que encabeza y la relación con el Congreso estatal en los tres años que le quedan por delante en Texas.

“Esto le complicará su camino a nivel local. Le será más difícil tener la confianza del Congreso. Todos estos años él se ha escudado en que tiene una esposa latina, pero eso ya dejó de ser suficiente. La comunidad hispana está viendo lo poco que realmente le importa”, explicó Hinojosa.

Aunque los republicanos cuentan con la mayoría en el Congreso tejano en mayo no lograron confirmar a Whitley porque necesitaban el apoyo demócrata para lograr los votos requeridos y aunque Texas continúa siendo un estado conservador, analistas políticos insisten en que sus cambios demográficos se traducirán en cambios políticos en un futuro cercano.

La historia de una lucha en 📷: la enmienda que permitió el voto de las mujeres en EEUU cumple 100 años

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TexasDerecho al Voto

Más contenido de tu interés