El plan de los demócratas en el Congreso para poner fin al cierre del gobierno

Con su nueva mayoría en la Cámara de Representantes, los democratas piensan votar el jueves un presupuesto temporal, pero no está claro que pueda salir una ley y que, de suceder, el presidente Trump llegue a ponerla en vigencia.
31 Dic 2018 – 1:24 PM EST

Los demócratas están preparando una medida temporal para reabrir el gobierno a partir del jueves 3 de enero, cuando arranquen las sesiones del nuevo Congreso en el que el partido opositor asumirá el control de la Cámara de Representantes.

En tanto, la Federación Americana de Empleados de Gobierno (AFGE), uno de los principales sindicatos de trabajadores de la administración federal, interpuso una demanda este lunes alegando que no es justo obligar a las personas a trabajar sin una remuneración económica, especialmente quienes están en el ámbito de la seguridad pública.

“Nuestros miembros arriesgan sus vidas para mantener a nuestro país a salvo”, dijo a la prensa el presidente de la AFGE, J. David Cox Sr, refiriéndose a unos 420,000 trabajadores considerados “esenciales” y que por ello deben seguir laborando pese al cierre del gobierno. Varios de estos en las nóminas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el Departamento de Justicia (DOJ).


Según informó el lunes el diario The Washington Post, los demócratas aprovecharán -por otro lado- su dominio de la Cámara Baja para aprobar una ley que, aunque seguirá negándole los $5,000 millones para el muro que exige el presidente Donald Trump, similar a lo aprobado por el Senado a fines de diciembre que luego no fue respaldado por los representantes y condujo al cierre de gobierno diez días atrás.

El plan demócrata permitiría el financiamiento temporal del Departamento de Seguridad Nacional y los otros seis departamentos afectados hasta el 8 de febrero, permitiendo la reincorporación plena de los casi 800,000 trabajadores que están sin recibir sus pagos desde el 22 de diciembre, aunque varias decenas de ellas han seguido trabajando porque sus cargos son considerados imprescindibles.

Fuentes demócratas en el Senado han asegurado a Univision Noticias que la iniciativa de la bancada en la Cámara Baja cuenta con el respaldo de los senadores demócratas y que los líderes Nancy Pelosi y Charles Schumer están en contacto permanente sobre cómo manejar la crisis planteada por el cierre del gobierno.

El líder de la mayoría republicana en el Senado Mitch McConnell, dijo que ellos solo respaldarán la propuesta que les envíen los representantes si cuenta con el visto bueno de la Casa Blanca.
“Esto es simple: el Senado no va mandarle algo al presidente que él no va a firmar”, dijo el portavoz de McConnell, Don Stewart, en un correo electrónico la mañana del lunes.


Aunque el presidente Trump ha pasado el último día del año dirigiendo mensajes a través de su cuenta Twitter a los demócratas, las negociaciones para poner fin al cierre parcial del gobierno están estancadas y fuentes de la Casa Blanca indican que ni el mandatario ni su equipo han tratado de ponerse en contacto con representantes de la oposición.

“Estoy en la Oficina Oval. Demócratas regresen de sus vacaciones ahora y dennos los votos necesarios para la Seguridad Fronteriza, incluyendo el Muro (con México)” escribió Trump, quien se ha quejado en varias ocasiones de haber tenido que suspender sus planes de Navidad y fin de año en su resort de Mar-a-Lago para enfrentar la crisis generada por el cierre del gobierno.

Mark Meadows, representante republicano por Carolina del Norte y líder del llamado ‘Freedom Caucus’ aseguró que la idea de los demócratas no logrará solucionar el impasse.

“Una lista de deseos de $1,300 millones de los demócratas que no incluye dinero para una barrera fronteriza no es un punto para empezar a negocias y no será una solución legítima al impasse”, escribió Meadows en su cuenta Twitter.

El ‘Freedom Caucus’ fe uno de los grupos que presionó a Trump para que no aceptara la ley que había aprobado el Senado, por lo que algunos consideran que su opinión puede dar indicios de lo que piense el presidente sobre la nueva iniciativa demócrata.

No está claro que el presidente vaya a aceptar menos de $5,000 millones para seguridad fronteriza, aunque en el último tramo de negociaciones, el vicepresidente Mike Pence y el jefe de gabinete interino Mick Mulvaney habían planteado reducir la cifra a $2,500 millones.

Al final no hubo acuerdo, en parte porque no obtuvieron garantía de la Casa Blanca que el compromiso sería aceptado por Trump, quien poco antes del cierre del 22 de diciembre se retractó del pacto al que habían llegado demócratas y republicanos en el Congreso que garantizaba la continuación del funcionamiento del gobierno.

En aquella ocasión todo indicaba que el presupuesto sería aprobado sin las exigencia de Trump, pero tras recibir fuertes críticas de medios y personalidades conservadoras, junto a un llamado de última hora del sector más intransigente de la bancada republicana en el Congreso, el presidente retiró su apoyo al plan.


Trump incluso se ha retractado del “orgullo” que dijo que sentiría si el gobierno iba a al cierre por lo que presenta como su defensa de la seguridad fronteriza durante una reunión con la futura presidenta de la cámara de Representantes Nancy Pelosi y el líder de los demócratas Charles Schumer.

Ahora el mandatario culpa a los demócratas del cierre y lo llama el “cierre de Schumer” en sus frecuentes tuits sobre el tema.


📷Monumentos cerrados y basura en la calle: así afecta el cierre parcial de gobierno a Washington DC

Loading
Cargando galería
Publicidad