null: nullpx

Corte Suprema autoriza a Ohio a retirar del registro electoral a quienes no voten y abre la puerta a que otros estados hagan lo mismo

La decisión se tomó en una cerrada votación de 5 a 4. Según los magistrados considerados conservadores, las razones por las que el estado quiere excluir a los electores que no participen en las elecciones cumplen con los requerimientos de la Ley de Registro Nacional de Votantes.
11 Jun 2018 – 2:39 PM EDT

La Corte Suprema de Justicia decidió este lunes que Ohio puede retirar de sus registros a aquellos votantes que no acudan a las urnas, un movimiento que es visto con recelo pues podría abrir la puerta a que otros estados hagan lo mismo.

El anuncio se hizo tras una cerrada votación de 5 a 4, con la oposición de los jueces considerados liberales que argumentan que avalar este tipo de procedimientos impacta de forma desproporcionada a los más pobres y a las minorías, quienes tienden a votar menos.

Sin embargo, para los 5 jueces que decidieron a favor, la práctica de Ohio no viola las leyes federales y por eso le dieron un espaldarazo a la medida. "No tenemos autoridad para cuestionar al Congreso o decidir si la ley de Ohio es el método correcto para mantener sus registros actualizados", dijo el juez Samuel A. Alito Jr. en su escrito, asegurando que el proceso aplicado en este estado cumple con los requerimientos de la Ley Nacional de Registro de Votantes de 1993.

"La única pregunta que teníamos ante nosotros es si violaba la ley federal y no lo hace", agrega Alito.


Pero la jueza Sonia Sotomayor considera que la votación de los jueces "fuerza a las comunidades y a sus aliados a ser aún más proactivos y a estar vigilantes para que sus estados sean responsables y trabajen para acabar con los obstáculos impuestos para ejercer el derecho fundamental de votar".

El caso visto este lunes en el máximo tribunal de justicia no se centró en grandes principios constitucionales, sino en que la interpretación es aparentemente contradictoria con la ley federal, que prohíbe la eliminación de electores simplemente porque no votaron, como lo explicó por escrito el juez Stephen Breyer.

En el caso de Ohio, el estado envía una notificación a la persona luego de que no participe en una elección. Si no responde o no vota en los próximos cuatro años sus nombres son retirados de los registros aunque aún vivan en en la misma dirección y puedan ejercer su derecho.

Sotomayor considera que la ley promulgada por el Congreso en 1993 buscaba justamente proteger a los votantes que son parte de las minorías de que sean privados de su derecho al ser excluidos de los registros de votación.

Para los grupos defensores de los derechos civiles, la Corte debería centrarse en buscar formas que faciliten que la gente pueda elegir a sus representantes. "Con la temporada de elecciones de medio término en curso, el fallo del tribunal exige niveles de vigilancia más altos, ya que anticipamos que los funcionarios leerán este fallo como una luz verde para purgar sin problemas los registros de inscripción en su comunidad", dijo Kristen Clarke, presidenta y directora ejecutiva del Comité de Abogados por los Derechos Civiles bajo la ley.

Ohio ha utilizado la ausencia de los votantes en las urnas para activar su remoción de los registros desde 1994. Fue hasta 2016 que los grupos defensores de los votantes demandaron. Y como parte del reclamo, un juez ordenó el año pasado que el estado contara 7,515 boletas emitidas por personas cuyos nombres fueron eliminados de los registros electorales.

27 momentos de la política estadounidense que te recordarán lo intenso del 2017

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés