Con el gobierno Trump, la diplomacia de EEUU se quedó sin 'rostro' en partes clave del mundo

El presidente se queja de que el Congreso no aprueba sus nominados. El Congreso de que el presidente no los ha enviado. El hecho es que hay decenas de embajadas estadounidenses sin jefe. Y eso complica la diplomacia de Washington.
20 Jun 2017 – 11:31 AM EDT

Tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, Estados Unidos se transformó en un país sin rostro en varios lugares clave para los intereses del país.

Una de las primeras órdenes de Trump como presidente fue despedir a todos los embajadores con nombramientos políticos. Eso descabezó las embajadas en 50 países, incluyendo Reino Unido, Afganistán, Canadá y Alemania, entre otros.

Seis meses desspúes del inicio de su gobierno, Trump ha hecho diez nominaciones para embajadas y sólo China, Congo, Senegal y Guinea, Israel y Naciones Unidas cuentan con un nuevo embajador confirmado por el Senado.


Existen dos tipos de embajadores, los de carrera y los políticos. Los segundos son nombrados usualmente como recompensa por el apoyo que dieron a la campaña del presidente entrante. Esa es la razón por la cual Trump eliminó de raíz a todos los embajadores políticos de Barack Obama.

Durante los últimos 50 años la mayoría de los presidentes han mantenido un rango similar en las nominaciones de embajadas, donde un 30% de las posiciones son políticas y un 70% corresponden a personas con carreras en el servicio exterior.

Entre los embajadores que ha nominado Trump sólo dos son de carrera. Por ejemplo, David Friedman el embajador de Israel, fue su abogado de bancarrota y William Francis Hagerty, embajador de Japón, fue director de finanzas para su campaña en Tennessee.

Un problema general

No es un problema solo a nivel de embajadores. Hay vacantes en otros puestos importantes en el Departamento de Estado, como el representante ante la Unión Europea, el coordinador contra el terrorismo e incluso el jefe de protocolo.

En un marco más general, según la información del Center for Presidential Transition de Partnership for Public Service -una organización no partidista enfocada en lograr un sistema de gobierno efectivo-, Trump tiene un enorme retraso en comparación con sus predecesores, cuando se trata de llenar posiciones críticas para el gobierno.


"El número pendiente de nombramientos para clarificar los requisitos éticos federales es sorprendente en comparación con el de la administración Obama. A partir del 17 de abril, Trump sólo había presentado el 41% de los informes sobre los nominados, en comparación con su predecesor en 2009", detallaron en su reporte.

El centro aseguró que el presidente ha postulado a sólo 73 personas entre más de 1,100 nominados en el gobierno entero, que requieren confirmación del Senado y sólo 27 lograron su aprobación.

En comparación, Obama había nominado a 192 personas en el mismo periodo y George W. Bush a 152.

"En administraciones anteriores los retrasos en las nominaciones ha complicado la implementación de políticas públicas y la capacidad de respuesta de la Casa Blanca. Por ejemplo, el reporte de la Comisión 9/11 nombró la falta de nominaciones esenciales, como una barrera para una respuesta eficiente y capacidad de compartir información entre agencias", dijo Max Stier, director ejecutivo de Partnership for Public Service.


"Además dificulta la capacidad de la administración para cumplir sus promesas. En el gobierno de Trump la ausencia de subsecretarios complica que las agencias impartan cambios incluidos en las órdenes ejecutivas del presidente", agregó.

Sólo cuatro de las agencias de gobierno -Salud, Tesoro, Justicia y Estado- tienen más de un nominado que ha sido confirmado por la Cámara Alta.

Impacto para el país

Las embajadas de Estados Unidos pueden funcionar perfectamente sin un embajador. El sistema está diseñado para eso, con personal especializado para mantener todas las funciones al día.

Sin embargo, según expertos en política exterior, la ausencia de un embajador tiene ramificaciones fuertes para el país.

“Sin un embajador, Estados Unidos está enviando un mensaje al país respectivo, les dice que no es suficientemente importante para hacer el esfuerzo y tener una persona ahí”, aseguró Tim Borstelmann, profesor de historia en la Universidad de Nebraska y experto en relaciones exteriores.

“Hay mucho simbolismo. Esta realidad es una prueba de la falta de preparación y compromiso de esta administración. El presidente no tiene preparación en gobierno y ha demostrado un desdén enorme hacia la institución”, agregó.

¿Quién tiene la culpa?

Esta semana Trump acusó a los demócratas de la falta de avances en esta área. El presidente culpó al “obstruccionismo de los demócratas”.

El presidente envió el mensaje luego de los atentados en Londres. Actualmente Estados Unidos no cuenta con un embajador en el Reino Unido.

“Si el presidente está buscando a quien culpar por la lentitud de sus confirmaciones, sólo tiene que mirarse en el espejo. Hay más de 550 posiciones que pueden ser confirmados por el Senado y que son consideradas claves”, dijo el líder de la minoría demócrata en el Senado, Charles Schumer en una declaración enviada a Univisión Noticias.

“El Senado no tomó más de un par de días para confirmar los nominados de su gabinete. Fue la responsabilidad del Senado investigar a fondo estas posiciones importantes, ya que muchos de los nominados tenían conflictos de interés y acuerdos éticos incompletos cuando fueron nombrados. El presidente debe enrollarse las mangas y ponerse a trabajar en vez de echarle la culpa a otros”, agregó.

Legisladores republicanos y demócratas coinciden en que el gobierno debe acelerar su paso en las nominaciones. Es de suponer que con una Casa Blanca republicana y un Congreso de mayoría republicana, no debiera haber mayores problemas en las confirmaciones.

100 días en 100 fotos: El comienzo de la era Trump

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaCasa Blanca
Publicidad