null: nullpx

Cómo el recuerdo de un huracán de 2012 puede afectar la ayuda federal a los damnificados por Harvey

Los congresistas republicanos de Texas explican por qué negaron ayuda a Nueva Jersey afectado por Sandy, mientras buscan fondos para la recuperación de Houston y otras zonas afectadas por el huracán devenido en tormenta tropical.
29 Ago 2017 – 12:58 PM EDT

Una vieja rencilla en el Capitolio podría complicar la obtención de fondos que Texas va a necesitar para recuperarse de los destrozos y las catastróficas inundaciones que está dejando el huracán y ahora tormenta tropical Harvey.

Congresistas y senadores de Texas están a la defensiva, en trance de explicar por qué en 2013 votaron en contra de un paquete de ayuda de 51,000 millones de dólares para asistir a Nueva Jersey luego del paso del huracán Sandy en octubre del año anterior. Y aunque el plan fue aprobado, a muchos les quedó el gesto y los nombres en la memoria.

Entre los 36 senadores que votaron en contra de la iniciativa estuvieron los tejanos Ted Cruz y John Cornyn, quienes junto a otros republicanos pedían que el monto que se destinara a la ayuda fuera recortado en otras partidas para no aumentar el déficit público, una constante demanda de quienes se definen como “fiscalmente conservadores”.

Aunque todavía no se ha hecho una solicitud al Congreso de fondos para la emergencia y la recuperación, el recuerdo de aquel pulso parlamentario está en el ambiente, pese a que el presidente Donald Trump aseguró el lunes que se actuaría "muy rápido" para agilizar el dinero necesario.

Ahora ambos senadores republicanos aseguran ahora que su rechazo al plan para Nueva Jersey se debió a que el proyecto de ley estaba lleno de dinero destinado a cosas que no tenían nada que ver con la emergencia en el estado del norte. Según dijo Cruz por aquellos días, hasta dos tercios del proyecto “no tenía nada que ver” con Sandy.

Incluso el hoy presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan, quien entonces encabezaba el Comité de Presupuesto, aseguró que “este abuso legislativo es un insulto a las familias que enfrentan emergencias reales a causa de la tormenta”.

Hasta ahora ninguno ha explicado si propondrán que haya recortes equivalentes a la cantidad de fondos que se asignarán para la recuperación post Harvey.

“El primer paso en ese proceso es una solicitud formal de recursos a la administración”, dijo la portavoz de Ryan, AshLee Strong.

Sin revanchismo

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, no parece estar por la revancha y ha pedido a ls legisladores de su estado que apoyen a la solicitud de sus colegas tejanos para lograr fondos federales para atender a la población afectada por el huracán devenido en tormenta, pero no sin antes recordarle a los congresistas de Texas eran unos “hipócritas”.

“Los miembros del Congreso por Texas son hipócritas, y lo dije entonces en 2012 que demostrarían que son hipócritas. Era solo cuestión de tiempo”, dijo Christie, asegurando que un estado costero como Texas eventualmente se encontraría en la misma situación que atravesó el suyo.

“Le pido a nuestros miembros (en el Congreso) que superen aquello y provean la ayuda tan pronto como sea posible”, fue la recomendación que hizo el gobernador a los legisladores de su estado para que eviten cualquier sentimiento revanchista.


El Servicio de Investigación del Congreso presentó un exhaustivo informe, según el cual casi todo lo que incluía la ley iba a financiar daños relacionados con Sandy. El reporte indica que hubo algunos gastos no relacionados pero que la mayoría fueron retirados antes de la votación final.

Lo cierto es que las quejas de los republicanos conservadores fiscales no eran exactas o estaba basadas en una mala interpretación. Incluso dinero asignado para asuntos geográficamente alejados de Nueva Jersey estaba destinado a emergencias, lo que justificaba su inclusión en el proyecto de ley.

Pero la oficina de Cruz ha dado a entender luego que cuando el senador dijo que dos tercios de los fondos no iban a pagar cosas relacionadas con los daños dejados por Sandy, se refería al hecho de que el dinero sería gastado entre 2013 y 2021, por lo que ponía en duda el concepto de “emergencia”.

En 2012, el único republicano que dio su visto bueno al paquete para Nueva Jersey fue John Culberson, cuyo distrito incluye partes del oeste de Houston. Quizás el recuerdo de aquel gesto ayude a agilizar la aprobación de los necesarios fondos federales.

Más contenido de tu interés