null: nullpx

China pide a EEUU "cesar sus ciberataques" tras revelaciones de Wikileaks sobre hackeos de la CIA

El portavoz del ministerio chino de Exteriores señaló que en Pekín están "preocupados por estas informaciones". Por su lado, el canciller ruso, Sergey Lavrov, aprovechó la filtración para destacar la capacidad de espionaje de la inteligencia estadounidense.
9 Mar 2017 – 08:10 AM EST

Pekín pidió este jueves a Estados Unidos que "deje de pinchar teléfonos, vigilar, espiar y lanzar ciberataques contra China y otros países" después de la revelación de Wikileaks sobre un presunto programa de pirateo de dispositivos electrónicos por parte de la CIA, la agencia de inteligencia estadounidense.

Según los documentos publicados el martes por Wikileaks, la CIA elaboró más de mil programas maliciosos como virus, 'troyanos' y otros que permiten tomar el control de dispositivos electrónicos (teléfonos, televisiones, incluso automóviles) para espiar a sus usuarios.

Estos procedimientos informáticos habrían tenido como objetivo en particular los iPhones, los sistemas que funcionan con Android (Google), Microsoft o incluso televisiones conectadas a Samsung, para convertirlos en dispositivos de escucha.

"Estamos preocupados por estas informaciones. China se opone a cualquier forma de ataque informático", declaró este jueves el portavoz del ministerio chino de Exteriores, Geng Shuang, en una rueda de prensa.


Con el pirateo de smartphones, la CIA podría soslayar los sistemas de encriptación de aplicaciones de éxito como WhatsApp, Signal, Telegram, Weibo e incluso Confide, capturando las comunicaciones antes de que sean cifradas.

Geng recalcó la voluntad china de cooperar con la comunidad internacional para "formular una serie de reglas internacionales del ciberespacio que sean aceptables para todas las partes en el marco de las Naciones Unidas".

Wikileaks, dirigido por el australiano Julian Assange, asegura que su serie "Vault 7", estrenada con el capítulo "Year Zero (Año Cero)" que abarca el periodo de 2013 a 2016 en sus 8,761 documentos, es "la mayor filtración de datos de inteligencia de la historia".

Un contrainforme sobre DDHH

La reacción china a la filtración de Wikileaks coincidió con la reacción de Pekín al último informe sobre la situación de derechos humanos en el mundo que el Gobierno de EEUU publica todos los años, y en el que se Washington criticó la situación en China.

En su contrainforme, el Gobierno chino acusó a Estados Unidos de creerse "el juez de los derechos humanos" mientras desatiende sus "terribles" problemas en este campo.

El documento chino se divulgó una semana después que el informe estadounidense, que acusaba a las autoridades de Pekín de "graves abusos" de derechos humanos, así como "represión y coacción" por las autoridades, confesiones de detenidos bajo tortura o acoso a medios de comunicación, disidentes, activistas y abogados.


China regresó el golpe al señalar que EEUU es el segundo país del mundo con mayor índice de presos, 693 presos por cada 100,000 habitantes, y que en 2016 registró más de 15,000 muertos y alrededor de 30,500 heridos víctimas de violencia armada.

El documento chino también denuncia el "trato discriminatorio hacia las minorías", con "la peor brecha salarial en cuatro décadas" entre negros y blancos, y una marginación "cada vez mayor" de los musulmanes.

Sin celular en conversaciones sensibles

Otro que reaccionó este jueves a la última filtración de Wikileaks fue el ministro ruso de Exteriores, Sergey Lavrov, quien señaló que la organización de Assange dejó en evidencia la presunta capacidad de la CIA para imitar las pistas electrónicas que suelen dejar los piratas informáticos de otros países.

Aunque Rusia fue acusada de dejar sus "huellas" tras ataques en Estados Unidos, los documentos publicados por WikiLeaks muestran que "la CIA puede acceder a esas 'huellas' y después usarlas", explicó Lavrov.

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos acusaron a Moscú de hackear la campaña presidencial de la demócrata Hillary Clinton para ayudar a Donald Trump a ganar los comicios.

Lavrov reiteró la contundente negativa de Rusia ante las acusaciones de implicación en cualquiera de estos ataques.

Comentando la última publicación de WikiLeaks, Lavrov apuntó que Rusia tiene que tener en cuenta las capacidades de hackeo de la CIA y agregó que nunca lleva su celular en conversaciones sensibles.

El secretario de estado de EEUU, Rex Tillerson, iniciará el próximo día 18 su primera visita oficial a China desde que asumió el cargo, dentro de una gira más amplia por Corea del Sur y Japón.


Vea también:


Ocho aplicaciones para sobrevivir en la era Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.