null: nullpx

Canciller ruso, como Trump, califica de "caza de brujas" el escándalo de los contactos con Moscú

"No puedo no repetir la cita que difundieron hoy medios informativos: todo esto se parece mucho a una caza de brujas", dijo el el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.
3 Mar 2017 – 7:43 AM EST

Desde Rusia también ven el escándalo suscitado en Estados Unidos por los contactos de miembros de la campaña -que actualmente ocupan posiciones relevantes en el Gobierno- de Donald Trump con su embajador en Washington como una “caza de brujas”, según dijo este viernes desde Moscú el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

El canciller hizo estas declaraciones, después de que saliera a la luz que el secretario de Justicia, Jeff Sessions, se reunió dos veces con embajador ruso en Washington, Serguéi Kislyak, cuando actuaba como asesor de la campaña de Trump, algo que ocultó al Senado en sus audiencias de confirmación y por lo que algunos líderes demócratas piden ya su dimisión.


"No puedo no repetir la cita que difundieron hoy medios informativos: todo esto se parece mucho a una caza de brujas. O a los tiempos del macartismo, que creíamos que en Estados Unidos, como país civilizado, era asunto del pasado", dijo Lavrov en una rueda de prensa.

Sessions, como máximo representante de la justicia estadounidense, anunció el jueves que se retiraba de cualquier investigación relacionada con el supuesto intento de Rusia de influenciar la elección presidencial que investiga su departamento, tras el escándalo generado por su reunión con el diplomático ruso.


El canciller ruso recalcó que los embajadores son designados para mantener las relaciones entre los Estados, y añadió que " las relaciones se mantienen mediante reuniones, conversaciones con representantes del Ejecutivo, parlamentarios, personalidades y organizaciones no gubernamentales", dijo en declaraciones recogidas por la Agencia Efe.

Lavrov enfatizó que es así como funciona la diplomacia y "nunca nadie la ha cuestionado".

"¿De qué acusan al embajador Kislyak y a su interlocutores? De que nuestro embajador mantenía contactos con políticos estadounidenses que estaban en la oposición a la Administración de (Barack) Obama", dijo Lavrov.


En los mismos términos que Lavrov se refirió el presidente Trump el jueves cuando el Washington Post reveló los contactos de Sessions con el representante ruso ante la Casa Blanca.

Trump defendió que "Jeff Sessions es un hombre honesto" al tiempo que acusó a los demócratas de haber "perdido el sentido de la realidad" y consideró que la insistencia por la renuncia de Sessions son fruto de "una caza de brujas".

Si bien reconoció que su fiscal general "podria haber dado una respuesta más precisa", el mandatario aseguró que "no dijo nada incorrecto". En cualquier caso "claramente no fue intencional", zanjó en una serie de mensajes en Twitter.

Más contenido de tu interés