null: nullpx
Política de Educación

Más de medio millón de estudiantes de institutos educativos en EEUU están a punto de perder la ayuda económica para estudiar

ACICS, una entidad que acredita a institutos educativos con fines de lucro, ya no tendrá el reconocimiento del Departamento de Educación y miles de estudiantes, docentes y empleados podrían quedar en la calle.
23 Sep 2016 – 11:45 AM EDT

Cientos de miles de estudiantes en institutos educativos con fines de lucro aprobados por el Consejo Acreditador de Colegios y Escuelas Independientes (ACICS) están a punto de perder el acceso a la ayuda financiera del gobierno federal para estudiar si el gobierno reafirma su decisión de retirarle el reconocimiento a la entidad, pero el Departamento de Educación hizo un llamado a la calma.

La razón: Si ACICS desapareciera los más de 900 institutos educativos acreditados por la organización tendrán año y medio para buscar otro ente acreditador antes de que se le retiren los fondos federales para ayuda estudiantil, su principal fuente de ingresos.


Si no apareciera un ente acreditador que certifique a los institutos en ese plazo los alumnos que quieran seguir estudiando deberán pagarse la carrera con su propio dinero y probablemente algunos institutos desaparecerían.

¿Qué es ACICS y cuál es el problema con el Gobierno?

ACICS es una organización acreditadora que evalúa el funcionamiento de los institutos educativos con fines de lucro y decide si pueden recibir fondos federales para operar.

Una institución educativa con fines de lucro es operada por una empresa privada y ofrece carreras cortas o técnicas a sus estudiantes. El sector, sin embargo, goza de una mala reputación por el alto precio de las colegiaturas, sus agresivas técnicas de reclutamiento y por el pobre desempeño de sus egresados.

Según datos del Departamento de Educación de 2013, los últimos disponibles, 1.4 millones de hispanos estudian en institutos privados con fines de lucro en el país.

Las universidades y colegios comunitarios de EEUU operan tradicionalmente sin fines de lucro.

La integridad de ACICS ha sido cuestionada por varios fiscales generales del país que la han acusado de ignorar irregularidades en algunos institutos para adultos que le han costado caro a sus estudiantes y los han dejado sin títulos profesionales o con títulos sin valor alguno.



Por lo menos 17 institutos certificados por ACICS han sido investigados por las autoridades estatales o federales, según un análisis del Center for American Progress, un centro de investigación de política pública. Durante los últimos tres años esos institutos recibieron un total de $5,700 millones de dólares en fondos federales, agregó el centro.

Entre los institutos acreditados por ACICS estaba ITT Technical Institute, cuyo cierre y bancarrota este mes por irregularidades en el manejo de fondos federales dejó sin clases a unos 35,000 estudiantes en todo el país y sin empleo a 8,000 personas.

También Corinthian Colleges, que cerró en 2015 por acusaciones de fraude y dejó sin clases a unos 70 mil estudiantes en más de 100 institutos. ACICS incluso destacó a dos institutos de Corinthian en su "lista de honor" de 2014.

Ante tal panorama el Departamento de Educación decidió retirarle el reconocimiento a ACICS como ente acreditador.


¿Qué pasa ahora?

ACICS ya notificó que apelará la decisión al secretario de Educación, John B. King Jr., quien tendrá la última palabra sobre el ente, y tiene 30 días para presentar la apelación.

Si King mantiene la decisión, los institutos acreditados por ACICS tendrán 18 meses para buscarse una agencia acreditadora distinta que certifique que pueden recibir fondos federales de ayuda económica estudiantil.

Los institutos que no obtengan acreditación no podrán recibir fondos federales y sus estudiantes deberán pagar sus carreras con dinero de su bolsillo.

Como los fondos federales estudiantiles son la principal fuente de ingreso de estos institutos, la decisión del Gobierno podría tener serias consecuencias en la industria educativa con fines de lucro.

"La decisión tendrá horribles repercusiones para cientos de miles de estudiantes, miles de docentes y personal dedicado, y cientos de comunidades y patronos que dependen de las instituciones acreditadas por ACICS", dijo Steve Gunderson, presidente de Career Education Colleges and Universities, una organización que integran miembros del sector educativo con fines de lucro.


¿Qué deben hacer los estudiantes?

"Primero, no se asusten", escribe Matt Lehrich, director de Comunicaciones del Departamento de Educación, en el blog de la dependencia.

Por el momento los alumnos de los institutos acreditados por ACICS no deben hacer nada, si no continuar con sus estudios.

Deben recordar que hasta que la decisión del Departamento no sea final ACICS sigue siendo el ente acreditador reconocido para sus institutos.

"Por supuesto, las circunstancias individuales varían mucho. Si te preguntas cómo los cambios en el estatus de la acreditación de tu escuela podrían afectar tus planes específicos, debes ponerte en contacto con tu escuela para asesoría personalizada", explica el funcionario.

Por ejemplo, hay licencias profesionales que requieren que el programa de estudios esté acreditado por una agencia reconocida por el Departamento de Educación. Si un estudiante tiene esta preocupación se le aconseja llamar a la junta que otorga las licencias en su estado y preguntar si la pérdida de acreditación de ACICS le afecta.

Si ACICS es finalmente desconocida por el Departamento de Educación y al cabo de 18 meses el instituto a donde asiste un estudiante tampoco halla otro acreditador, el alumno deberá:

- Pagar su colegiatura con dinero propio.

- Transferirse a una institución acreditada para seguir utilizando la ayuda federal estudiantil para pagar la carrera.

Llegado ese momento todos los institutos deben tener un plan para informarles a los estudiantes sobre sus opciones y ayudarlos en la transición.


Para decidir a dónde transferirse a los estudiantes se les pide utilizar College Scorecard, la herramienta del gobierno federal con información oficial sobre las instituciones de educación superior del país, su costo, índice de graduación, perspectivas de empleo de sus graduados y deuda promedio asumida por sus egresados.

A los estudiantes que recién ingresaron a un instituto acreditado por ACICS se les pide preguntar en la institución por cualquier plan de contigencia que tengan en caso de perder la acreditación.

Los títulos de los estudiantes ya graduados de institutos acreditados por ACICS son completamente válidos.

Para más información y detalles sobre este caso se les pide a los estudiantes entrar a la página de Preguntas y Respuestas del Departamento de Educación sobre ACICS.

Publicidad