null: nullpx

Peces muertos, gusanos y mal olor: el desastre ecológico que amenaza a tres países en América Central

Las aguas del río Lempa, que cruza Guatemala, Honduras y El Salvador y que es vital para estos países, están siendo contaminadas presuntamente por la industria del café. En peligro está la subsistencia de algunas especies y la vida de comunidades rurales.
22 Ene 2018 – 03:45 PM EST
Reacciona
Comparte
1/11
Comparte
Las aguas del río Lempa ya no corren limpias como en otros tiempos. Ahora, por su cauce bajan peces muertos, el olor a putrefacción es fuerte y los aldeanos que viven cerca tienen miedo incluso de dar de beber a sus animales. Crédito: Marvin Recinos/AFP/Getty Images
2/11
Comparte
El Lempa nace en Guatemala, discurre por Honduras y acaba desembocando en el Pacífico en El Salvador tras recorrer 262 millas (422 km). Su presencia en estos países es esencial para el riego de cultivos y la producción de energía hidroeléctrica. Además, es una de las principales fuentes de abastecimiento de agua de El Salvador. En la imagen, Edwin Padilla, de 29 años, es un pequeño agricultor en Piñuelas, una pequeña aldea. Ante esta situación, este salvadoreño indicó que los vecinos están "nuevamente tristes y a la vez nos sentimos impotentes" y pidió a las autoridades "no miren como poco lo que está sucediendo en el río Lempa, porque de él nos mantenemos muchas familias". Crédito: Marvin Recinos/AFP/Getty Images
3/11
Comparte
Ecologistas en la región señalan directamente de esta situación a la industria del café establecida en la ciudad guatemalteca de Esquipulas. El agua utilizada para despulpar y lavar el café es lanzada al río y, por su composición química y espesura elimina el oxígeno del río, por lo que los peces mueren por asfixia. Crédito: Marvin Recinos/AFP/Getty Images
4/11
Comparte
Estudios de la Universidad San Carlos, en Guatemala, han puesto de manifiesto que el Lempa está contaminado en forma permanente. Sin embargo, la situación empeora durante la cosecha de café. Crédito: Marvin Recinos/AFP/Getty Images
5/11
Comparte
La situación ha empeorado en las últimas semanas. "Aquí nos vino la pura desgracia, nos quedamos sin peces", afirmó José Alfonso Polanco, habitante de Piñuelas al ver la cantidad de cadáveres en las aguas. Y es que desde lo alto de un puente de madera de esta aldea se ve cómo los peces son arrastrados corriente abajo, con un fuerte olor pestilente que atrae a las aves carroñeras. Crédito: Marvin Recinos/AFP/Getty Images
6/11
Comparte
El olor a muerte atrae a los zopilotes y otras aves rapaces que sobrevuelan para luego descender a las orillas y dejar entre la arena los esqueletos de los animales. Los buitres "al menos ayudan a evitar la pestilencia de esta mortandad", dijo Padilla. Esta situación ha hecho que algunos ganaderos decidieran ya no dar agua a sus animales ante el miedo de que se enfermen. Crédito: Marvin Recinos/AFP/Getty Images
7/11
Comparte
"Últimamente la contaminación ha sido grande. Ya a mediados de abril son gusanos lo que hay en el agua", advierte Otto Murcia, un pequeño caficultor, a la orilla del fronterizo y pestilente río guatemalteco Los Espinos, que desemboca en el Lempa. Crédito: Marvin Recinos/AFP/Getty Images
8/11
Comparte
Con el fin de detener la contaminación, en diciembre pasado la Mancomunidad se reunió infructuosamente con los cafetaleros guatemaltecos de Esquipulas. En la imagen, un hombre junto a las aguas contaminadas del río. Crédito: Marvin Recinos/AFP/Getty Images
9/11
Comparte
"La solución pasa por que los Estados apliquen la legislación y por que se apoye al sector privado de esta región para reconvertir la industria cafetalera mediante inversiones que le permitan seguir generando empleo y desarrollo sin contaminar", sostiene Héctor Aguirre, director de la Mancomunidad Trinacional del Río Lempa, citado por la agencia AFP. Crédito: Marvin Recinos/AFP/Getty Images
10/11
Comparte
Ahora, además, los pescadores están teniendo problemas para poder conseguir alimento. "Antes, en menos de media hora teníamos pescado para comer con mi esposa y mis ocho hijos, hoy todo el día se puede perder y no se agarra nada porque los peces están muertos", dijo un aldeano. Crédito: Marvin Recinos/AFP/Getty Images
11/11
Comparte
Cada día, la situación sigue empeorando. "Hago un urgente llamado a los ministros de Medio Ambiente de los tres países para que detengan este ecocidio", exigió Héctor Aguirre, director de la Mancomunidad Trinacional del río. Crédito: Marvin Recinos/AFP/Getty Images
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés