null: nullpx

El fenómeno de El Niño puede extenderse hasta el verano

La permanencia de El Niño podría significar más lluvias y tormentas que tendrían un impacto en las condiciones del Sur de Estados Unidos.
18 Mar 2016 – 3:39 PM EDT

Hace un mes nos decían que el fenómeno climatológico de El Niño parecía haber llegado a su máxima intensidad y que ya iba de salida con sus bajas temperaturas y sus tormentas. Muchos respiramos aliviados.

Sin embargo, esta semana el Climate Prediction Center (CPC) y la Administración Oceanográfica y Atmosférica Nacional (NOAA por sus iniciales en inglés) han rectificado. Ahora asegura que El Niño parece que no se quiere ir y extenderá su impacto por al menos tres meses más.

"De acuerdo con el Climate Prediction Center (CPC), es probable que ocurra una transición a condiciones neutras en el Pacífico hasta finales de la primavera o a principios del verano 2016. Y hay cerca de un 50% de probabilidad de que condiciones de La Niña se desarrollen en el otoño", detalla Ahira Sanchez-Lugo, climatóloga de la Administración Oceanográfica y Atmosférica de EEUU (NOAA).

¿Y eso qué significa? ¿Cuál será su impacto en el calendario climático del año?

El fenómeno El Niño se caracteriza por generar una corriente de agua cálida en el océano Pacífico, que provoca un incremento de la temperatura del mar en la costa, generando lluvias torrenciales en las zonas cercanas al litoral.


Según la climatóloga, se sabe que los impactos de El Niño son típicamente más grande en los Estados Unidos durante los meses fríos que son de octubre a mayo.

"Los impactos del El Niño pueden variar de evento a evento, pero tendemos a ver algunas tendencias", reconoce la científica y explica: durante un evento de El Niño, la corriente que se conoce como chorro subtropical tiende a ser más fuerte. Este chorro consiste en un cinturón de fuertes vientos en altura que están situados cerca de la latitud 30 ° N. Por influencia del fenómeno climatológico, este tiende a ser más fuerte y además, se extienden a través del sur de los Estados Unidos y por el Golfo de México.

"Las tormentas tienden a seguir el chorro subtropical, dejando más precipitaciones de lo normal en el sur de los Estados Unidos. Estas mismas tormentas, a su vez, también tienden a favorecer temperaturas más bajas de lo normal", detalla la especialista.

En fácil, la permanencia de El Niño podría significar más lluvias y tormentas que tendrían un impacto en las condiciones del Sur de Estados Unidos.


La científica detalla que hay que tomar en cuenta que esto fue un episodio fuerte y se tardará en regresar a la "normalidad". "Cuando hierves agua, luego tienes que esperar que vuelva a temperatura ambiente y eso se demora. El agua del océano tiende a calentarse y enfriarse mas lento que la superficie terrestre", dice.

Ahira Sánchez se apura a aclarar que no es tan atípico que un episodio de El Niño se extienda hasta el verano, pues ha ocurrido en otras ocasiones, pero reconoce que si bien este fenómeno no es causado por el cambio climático, sí se ha comprobado que se ha exacerbado a causa del calentamiento global.

"Aún no sabemos como el cambio climático afectará a los episodios de El Niño y la Niña ya que eso es una área activa de investigación. Ahora, sí sabemos que los episodios de El Niño se asocian típicamente con mayores temperaturas globales tanto en la superficie como a través de la atmósfera. La combinación del cambio climático y un fuerte episodio de El Niño es lo que está causando temperaturas récord globalmente", concluyó.

‘El Niño’ está presente desde febrero del 2015, por lo que ya lleva más de un año afectando el clima de los países con costas en el océano Pacífico.


Publicidad