null: nullpx

Todavía veremos tres tipos de desinformación en lo que queda de la campaña en EEUU

"Para intentar parar todas las teorías de conspiración, sean ellas sobre los candidatos, la pandemia o el proceso electoral, los verificadores de Estados Unidos preparan 'un fin de semana de guerra'. Ellos cuentan con tu ayuda. No compartas teorías de la conspiración".
Opinión
Directora adjunta de la International Fact-Checking Network y fundadora de la Agência Lupa.
2020-10-29T12:15:55-04:00
Comparte
En tiempos electorales se produce la tormenta perfecta para la desinformación. Crédito: ViewApart/Getty Images/iStockphoto

No te asustes si de hoy hasta el 3 de noviembre, día en el que los estadounidenses deciden quién ocupará la Casa Blanca por los próximos cuatro años, tus redes sociales y tus apps de mensajería se llenan de teorías de la conspiración. Para un grupo de cinco respetados fact-checkers de América Latina esto es más que esperado. Totalmente previsible.

"Todo indica que (las campañas de desinformación) insistirán en el tema de los correos de Hunter Biden y en las posibles relaciones de Joe Biden con las redes de pedofilia. Son las viejas teorías de desinformación de QAnon", dice Jeanfreddy Gutiérrez, fact-checker de Efecto Cocuyo, en Venezuela.

Juan Esteban Lewin, verificador de la organización colombiana La Silla Vacía se suma a esta alerta. Tiene por hecho que, en estos últimos días de campaña, los electores verán una explosión de lo que él considera "campañas negras".

"Van a decir que Donald Trump es una marioneta de Rusia y que Biden es socialista. Pero también veremos este tipo de cosas aterrizando en nuestros países (en América Latina). Las campañas intentarán vincular los candidatos de los Estados Unidos con las dinámicas locales de otras naciones, sobre todo pensando en los electores que tienen doble nacionalidad", dijo Lewin.

La mexicana Tania Morales, editora ejecutiva de Animal Político, anticipa para los próximos días una sobredosis de teorías de la conspiración involucrando temas de la pandemia con cuestiones electorales. Recuerda que Trump lleva algún tiempo diciendo que anunciará una vacuna para el nuevo coronavirus antes del fin de año. Sería fácil para un desinformador amplificar y/o distorsionar este tipo de información.

Laura Zommer, que es editora ejecutiva de Chequeado, en Argentina, y Daniel Bramatti, editor de Estadão Verifica, en Brasil, coinciden en subrayar que ataques al propio proceso electoral tienen enorme probabilidad de marcar la recta final de la campaña presidencial estadounidense e incluso dar mucho trabajo para los verificadores americanos.

"Veremos desinformaciones vinculadas al sistema de votación: problemas para votar, falta de papel y, claro, mucha desinformación sobre los resultados. Atención a resultados publicados antes del tiempo, a boca de urna...", dijo Laura.

"La desinformación va a atacar o poner en duda el resultado de las elecciones", afirma Bramatti. "Joe Biden es el favorito, y Donald Trump y sus aliados tienen como último recurso impulsar la idea de fraude. Es una manera de deslegitimar la victoria del adversario, o, en la peor hipótesis, de abrir espacio para cuestionarla directamente".

Para intentar parar todas las teorías de conspiración, sean ellas sobre los candidatos, la pandemia o el proceso electoral, los verificadores de Estados Unidos preparan "un fin de semana de guerra". Muchos estarán de guardia - durante todo el sábado y todo el domingo - para, no solo acompañar los últimos discursos de campaña de Trump y Biden, sino también para identificar falsedades antes de que ellas ganen relevancia y se viralicen en las redes sociales.

Ellos cuentan con tu ayuda. No compartas teorías de la conspiración.

Comparte

Más contenido de tu interés