null: nullpx

Merecemos reformas que mejoren, no que empeoren la situación

"En cambio, esta propuesta hará que el proceso de solicitud sea más subjetivo, permitiéndole a los burócratas negar admisión al adivinar que el solicitante "probablemente” haga uso de beneficios públicos algún día".
Opinión
Presidente de La Iniciativa Libre
2019-09-03T17:10:57-04:00

Como negarlo, los Estados Unidos es un lugar excepcional. Único entre otros países, nuestra nación le ha dado la bienvenida a personas de todas razas, credos y orígenes de todas partes del mundo. La gran mayoría de ellos han logrado el éxito a base de su trabajo duro y disciplina, y con el beneficio del estado de derecho y los derechos individuales, que ayudan premiar el trabajo duro.

Ellos han contribuido inmensamente, y todavía lo continúan haciendo. Es significativo destacar que casi la mitad de todas las compañías Fortune 500 fueron fundadas por inmigrantes o hijos de inmigrantes.

Generación tras generación, los inmigrantes y sus descendientes han aportado a la cultura estadounidense, lado a lado al resto de la ciudadania, resultando en innovaciones en el deporte, las artes, ciencias y en aspectos culinarios de la vida cotidiana.

Irónicamente, si te hubieras parado en frente de Ellis Island hace un siglo o más - pleno de inmigrantes pobres, la mayoría de los cuales hablaban poco o nada de inglés y apenas tenían un centavo a su nombre - hubieras quizás anticipado que muchos de ellos fracasarían. Pero la historia nos muestra que la gran mayoría logró el éxito. Sobre todo, ellos vinieron en busca de las oportunidades para trabajar duro y ganarse el éxito.

Y así sigue siendo hoy. Los inmigrantes generalmente no son elegibles para los beneficios de los contribuyentes. De hecho, la ley prohíbe que todos los inmigrantes temporales y aquellos que han obtenido la tarjeta de residencia por menos de 5 años se beneficien de los programas de asistencia federal (means tested).

Han logrado superar su calidad de vida activando una combinación de habilidades y aptitudes, siendo flexibles y asumiendo riesgos, avanzando a base de sus propios talentos. Las evidencias señalan que los inmigrantes consumen aproximadamente un 39 por ciento menos en beneficios sociales que los ciudadanos nativos y contribuyen más en impuestos de lo que reciben en beneficios a lo largo de sus vidas.

A mi juicio, nadie debería depender únicamente del gobierno, y en esto no estoy solo. En efecto, las personas están mejor, y sus familias están mejor, cuando pueden alcanzar su máximo potencial sin tener que depender del gobierno e inspirar una vida que permita que sus hijos tengan éxito. Eso no es menos cierto para los inmigrantes, que están tratando de construir una vida en un nuevo país.

Durante mucho tiempo ha sido parte de la ley de los Estados Unidos que los que solicitan inmigrar a los Estados Unidos serían rechazados si todo indica que se convertirán en "carga pública". En los últimos años, se ha interpretado que incluir a cualquier persona es hacerla “principalmente dependiente” a la asistencia de gobierno.

Por lo tanto, si el público se molesta al ver a los inmigrantes tomar asistencia social, la nueva regla de "carga pública" emitida por la Casa Blanca no hace nada a los programas de asistencia social subyacentes que busca prohibir que los inmigrantes usen.

En cambio, esta propuesta hará que el proceso de solicitud sea más subjetivo, permitiéndole a los burócratas negar admisión al adivinar que el solicitante "probablemente” haga uso de beneficios públicos algún día.

Bajo la nueva regla, los solicitantes serán evaluados sobre una serie de factores, recibiendo marcaciones positivas o negativas con cada factor. Pero la regla carece de una fórmula objetiva o umbral que deba cumplirse, por lo que los jueces determinarán individualmente si aprobar o rechazar una solicitud de inmigración en función de las interpretaciones personales y las predicciones de si un solicitante es "probable" que se convierta en una carga pública en el futuro .

Un estudio de receptores recientes de Residencia Permanente encontró que casi el 70 por ciento tenía al menos uno de los factores de riesgo que podrían resultar en la denegación de una solicitud bajo la nueva regla.

Si se aplica a los residentes permanentes admitidos en los EEUU, en 2017 más del 40 por ciento habría tenido al menos dos de los factores de riesgo, lo que podría haber hecho que se les negara. Pero la historia ha demostrado que estos inmigrantes probablemente serán contribuyentes netos - que han aportado más de lo que han recibido - a nuestra nación.

Es difícil saber cómo funcionaría este nuevo sistema porque no existe una fórmula clara u objetiva. Agregaría cargas a un sistema de inmigración legal ya complicado, lo cual es una preocupación real. Si bien la regla no hace nada para cambiar las calificaciones subyacentes de los programas de asistencia social, crea una nueva incertidumbre en torno a nuestro proceso de inmigración legal y hace que sea más difícil para Estados Unidos dar la bienvenida a los inmigrantes.

Eso no solo puede significar menos contribuciones a Estados Unidos, sino que también puede aumentar la población indocumentada.

Si así es como se implementa esta regla, encontrar excusas para negar la admisión a posibles inmigrantes productivos, sería un grave error. Los estadounidenses apoyan más la inmigración que nunca porque saben lo beneficioso que es para nuestro país.

Sería imprudente restringir aún más los canales legales de inmigración, para aquellos que buscan contribuir, simplemente basándose en las sospechas de un burócrata y criterios subjetivos para adivinar quién es "probable" que use los beneficios públicos en el futuro.

Nadie duda de la necesidad de reformar nuestro anticuado sistema de inmigración, y puede haber buenas ideas para mejorar la aplicación de la regla de carga pública. Pero sería un error hacer que el sistema sea más subjetivo e injusto, y al mismo tiempo negarle la admisión a los inmigrantes que son un beneficio neto para el país. Necesitamos que el Congreso debata y proponga soluciones legislativas que puedan ser firmadas.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.


RELACIONADOS:InmigraciónOpinion
Publicidad