null: nullpx

Beto O'Rourke: En la lucha contra la violencia armada, escuchen a los jóvenes

El candidato demócrata advierte que: "Se ha hecho muy poco al respeto. Más de un año después de Parkland, siete años después de Sandy Hook, y 20 años después de Columbine, no hemos avanzado en la lucha contra la violencia a mano armada".
Opinión
Beto O'Rourke
Aspirante a la candidatura presidencial por el Partido Demócrata y representante de El Paso, Texas.
2019-10-02T18:16:46-04:00

Después de la masacre en Parkland, los estudiantes de la escuela Marjory Stoneman Douglas organizaron la ‘ Marcha Por Nuestras Vidas’ lo cual inspiró a más de un millón de estadounidenses para marchar con ellos a lo largo del país, incluyéndome a mí y a mi familia.

Con mi hijo Henry en hombros, me uní a los cientos de paseños luchando para acabar con la epidemia de violencia armada que le quitó la vida a casi 40,000 estadounidenses en 2017.

Cuando terminamos la marcha, nos enfrentamos a contra-manifestantes luciendo sus AR-15. Y cuando Henry las vio, me preguntó por qué estaban ahí, porque en su opinión, las armas de asalto no pertenecen a una 'Marcha Por Nuestras Vidas'. Le dije que no tenía por qué preocuparse. “Solo ignóralas”, le dije.

Pero cuando un supuesto supremacista blanco mató a 22 personas en mi ciudad natal de El Paso con un arma similar, me dí cuenta de que yo estaba equivocado y Henry tenía razón.

Uno no debe poder llevar un arma de guerra a una manifestación pacífica. Armas de asalto como AR-15 o AK-47, diseñadas para matar a personas de una manera eficiente y efectiva, no tiene lugar en nuestras comunidades. Y si no queremos que sigan apareciendo en nuestros salones escolares, salas de cine, iglesias y sinagogas, necesitamos eliminarlas de nuestras calles.

Esto es lo que creo después de escuchar a personas por todo el país. Personas como Cathryn, una estudiante que conocí en Derry, New Hampshire, quien me dijo que sabe precisamente cuál biblioteca tiene que derribar cuando hay un tirador en su escuela.

Personas como Jessica García, dueña de un AK-47 que fue herida por un arma del mismo tipo en el tiroteo de El Paso — y que me dijo que con gusto la regresaría. Personas como el dueño de un arma de asalto que conocí en una exposición de armas en Conway, Arkansas, que desafió mis expectativas cuando dijo que cortaría su arma en pedazos si eso ayudaría a acabar esta epidemia.

Por eso he propuesto el plan más ambicioso de esta campaña para acabar con la violencia a mano armada en nuestro país, proponiendo no solo revisiones de antecedentes universales, Órdenes de Protección Contra Riesgos Extremos (conocidas también como Leyes de Bandera Roja), un sistema nacional de licencias para las armas de fuego, y la prohibición de la venta de armas de asalto, pero también la recompra obligatoria de esas armas de guerra.

Es por eso que he pedido a las empresas de tarjetas de crédito y a los bancos que dejen de facilitar la venta de estas armas. Es por eso que soy el único candidato en esta elección que apoya el Plan para la Paz de la Marcha por Nuestras Vidas, con fin de recortar el número de muertes y heridas causadas por armas de fuego a la mitad en la próxima década.

Por eso estoy pidiendo que cada de los otros candidatos en esta elección - y cada miembro de nuestro partido en el Congreso - que firme el Plan para la Paz de la Marcha por Nuestras Vidas.

Por demasiado tiempo, nuestro partido ha decidido tomar precaución. Analizando nuestras respuestas en temor a la Asociación Nacional del Rifle. ¿Y qué podemos mostrar? Se ha hecho muy poco al respeto. Más de un año después de Parkland, siete años después de Sandy Hook, y 20 años después de Columbine, no hemos avanzado en la lucha contra la violencia armada.

Así que nos queda una decisión que tomar. Podemos seguir haciendo lo que hemos hecho hasta ahora, precavidos, suplicándole a Mitch McConnell que tome acción en el congreso.

O podemos seguir el ejemplo y liderazgo de los estudiantes marchando por sus vidas, por las vidas de todos, quienes exigen que hagamos más para protegerlos. Eso significa estudiantes como los sobrevivientes de Parkland, estudiantes como Cathryn y mi hijo, Henry. Yo estoy con los jóvenes. Pero tengo una pregunta para los otros demócratas en esta elección y el Congreso: ¿Y ustedes?

Nota : La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. Fue publicada en inglés en Teen Vogue y enviada para su evaluación por la campaña de Beto O' Rourke. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.


Publicidad