Nutrición

Un estudio italiano dice que la pasta no engorda (y media humanidad lo celebra)

La pasta no engorda si se consume con moderación, dice la investigación que asocia el consumo del alimento a la reducción del índice de masa corporal y de la obesidad. Pero, ¿qué tan precisa es esta información?
6 Jul 2016 – 5:55 PM EDT

Esta semana comenzó a circular una noticia que está causando furor en las redes sociales: la pasta no engorda. Lo dicen quienes más saben del asunto, los italianos. Una investigación llevada a cabo en el país europeo y publicada en Nutrition and Diabetes echaría por tierra la creencia arraigada de que este alimento es causa de obesidad.

El estudio, desarrollado el Instituto Neurológico Mediterráneo Neuromed, en Italia, va incluso más allá: el consumo de pasta también reduciría el riesgo de padecer obesidad general y abdominal.

“Hemos visto que el consumo de pasta, a diferencia de lo que muchos piensan, no se asocia con un aumento en el peso corporal, más bien es lo contrario. Nuestros datos muestran que disfrutar de la pasta, de acuerdo a las necesidades individuales, contribuye a un índice de masa corporal saludable, menor circunferencia de la cintura y una mejor relación cintura-cadera", explica el autor principal del estudio, George Pounis,

Los resultados derivan de la evaluación de hábitos alimenticios de 23,000 individuos inscritos en dos grandes estudios epidemiológicos italianos: el proyecto Moli-sani y la Encuesta de Nutrición y Salud, llevada a cabo también por el Neuromed.

“La pasta a menudo se considera no adecuada cuando se desea bajar de peso y algunas personas la prohíben por completo en sus comidas. A la luz de esta investigación podemos decir que esta no es una actitud correcta”, afirma Licia Iacoviello, jefe del laboratorio de Biología Molecular y Epidemiología Nutricional en el Instituto Neuromed. Según la experta, el mensaje que se desprende de este estudio es que la dieta mediterránea, si se consume con moderación y se respeta la variedad de todos sus componentes, es buena para su salud.

Pero esta evidencia podría no ser determinante: los propios investigadores reconocen que hay limitaciones en su trabajo. Los dos estudios epidemiológicos en los que se basan son muy amplios, los cuestionarios sobre la frecuencia de consumo son un método poco preciso para valorar la ingesta de pasta y la información dietética solo se recogió una única vez.

Además, las entrevistas fueron hechas por teléfono, hecho que puede generar información errónea, y el peso corporal y la altura de los individuos fue reportado por ellos mismos. Finalmente, INHES, uno de los estudios epidemiológicos en los que se basa la investigación, fue financiado por la marca de pasta Barilla, aunque todos los autores se declaran independientes de los intereses de los patrocinantes.

Desde hace décadas la certeza de que los carbohidratos engordan forma parte de la creencia popular, siendo la pasta uno de los más temidos. En los años 70 la teoría de evitar los carbohidratos cobró fuerza con la aparición de la Dieta Atkins y luego, en la década de los 90 cuando el libro fue reeditado, volvería a la palestra. Incluso hoy famosas como Rihanna y Kim Kardashian dicen seguir esa tendencia para mantenerse delgadas.

Varias investigaciones también han sugerido que la ingesta de carbohidratos tiene relación con el sobrepeso. Uno de los estudios más recientes, publicado en 2014 y financiado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por su sigla en inglés), indicaba que las personas que comen menos hidratos de carbono y más grasa adelgazan más rápido y con menos riesgos cardiovasculares.

En el mundo se producen anualmente cerca de 14.3 de toneladas de pasta, siendo Italia el primer país productor, con 3,408,499 toneladas, seguido de Estados Unidos, con 2,000,000 de toneladas aproximadamente. Según la International Pasta Organisation, Estados Unidos es el sexto consumidor de pasta en el planeta: 19.4 libras per capita.


RELACIONADOS:NutriciónObesidadPastaAlimentosItalia
Publicidad