Nutrición

Por qué no debes hacer una dieta milagro, como la que sigue ahora Alejandro Sanz

El cantante anunció en Twitter que sigue una dieta 'detox'. Te explicamos por qué es mejor huir de estos regímenes y cuáles son los riesgos que tienen.
1 Oct 2018 – 11:55 AM EDT

Alejandro Sanz está muerto de hambre. Lo dijo él mismo en su cuenta de Twitter, donde hablaba a sus cerca de 20 millones de seguidores de la dieta 'detox' de 21 días que está siguiendo. Comenzar ha comenzado, lo que no está claro es que vaya a ser capaz de continuar.


"Quizá tengas el corazón partío, pero el hígado y los riñones no". Con esta frase resumen su opinión al respecto dietistas como el reputado nutricionista español Julio Basulto, que advierten de que, además de no tener respaldo científico para lograr los objetivos que nos proponen, las dietas 'detox' también pueden hacernos perder la salud.

Son propuestas que se alejan de un patrón de dieta saludable ya que, al limitar de forma severa la ingesta de macronutrientes como proteínas, pueden dar lugar a fatiga o deficiencias de vitaminas y minerales.

Parece que, al final, el mensaje sí le llegó al cantante:


Dejémoslo claro: las dietas milagro no existen. La célebre fábula de Esopo que habla de la constancia de la tortuga frente al sprint de la impaciente liebre también se aplica a la alimentación y las dietas. De nada sirve perder seis libras en una semana si dentro de un mes hemos recuperado ese peso. Y con propina.

Lo recuerdan estudios como el publicado en el diario científico Obesity, que mostró que a los participantes que se embarcaron en dietas rápidas les fue mucho peor que a aquellos que fueron pasito a pasito. Desarrollar comportamientos estables y repetitivos en relación a la alimentación y la pérdida de peso es realmente importante para mantener cambios a largo plazo, señalaba este estudio.

La explicación, básicamente, reside en la resistencia del cuerpo a cambiar. Nos referimos a la teoría del valor de referencia metabólico, que explica cómo el cuerpo tiende a mantener un peso determinado por el hipotálamo, el “centro de control” del sistema endocrino en el cerebro.

Cuando hay alguna variación en el peso -si, por ejemplo, sigues aquella dieta 'detox' que te recomendó tu vecina-, el hipotálamo hace bajar tu metabolismo para que el cuerpo gaste menos. Así que cuando vuelves a la normalidad, recuperas el peso. Lo bueno es que esos puntos de referencia pueden modificarse.

Es muy importante tener esto en cuenta si decides embarcarte en una de las dietas de moda que reseñamos a continuación.



Los 10 consejos de oro para prevenir el cáncer

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Nutrición
Publicidad