Negocios

La resurrección del cacao al rescate de Venezuela

Según tres expertos, una buena gestión de la ‘superfruta’ podría posicionar a Venezuela en un prestigioso lugar dentro del mercado internacional.
11 Ago 2016 – 11:56 AM EDT

Venezuela está pasando por una situación crítica. El alto índice de escasez de medicina y alimentos han provocado manifestaciones violentas en diferentes ciudades y muchos venezolanos han tenido que viajar a países vecinos a buscar comida.

La situación alimenticia en el país es tan grave que hasta algunos venezolanos no han visto mejor remedio que colarse en el zoo y comerse los animales.

Pero no todo está perdido. Según Wilmer Tezara, profesor e investigador en la Universidad Central de Venezuela en Caracas, el país sigue teniendo su cacao fino de aroma único, uno de los más exquisitos y apreciados del mundo.

Científicos como Tezara y otros emprendedores venezolanos están buscando soluciones duraderas para darle al cacao la oportunidad de florecer y reforzar la economía de su país.

El profesor propone un plan: recuperar el tesoro nacional mediante una siembra sostenible de cacao. “Tenemos que volver a nuestras raíces, y hay que hacerlo de manera inteligente”, declaró.

Wilmer lleva 21 años siendo profesor en la Facultad de Ciencias enseñando fisioecología y bioquímica de plantas (ciencias que también investiga). Su investigación le ha llevado a la conclusión de que los árboles de cacao pueden ser utilizados en una agricultura sostenible en sistemas agroforestales junto a árboles maderables o frutales.


El experto recalca que para que el cacao ayude a Venezuela debe de haber más medios en el campo.

“Hay que apoyar a los campesinos de manera real con asistencia y educación, no solo con promesas. Tiene que haber un acceso más fácil a las semillas y fertilizantes para que Venezuela se abra a la economía mundial”, protestó.

Según el científico se prevé que para el 2020 va a haber un déficit de cacao mundial. “En Venezuela se produce el 0.05% del cacao a nivel mundial y sería genial llevarlo al 5%, aunque en las condiciones actuales lo veo bien difícil; considero que sería un logro importante llevarlo al 1%. Es evidente que un aumento en la producción es deseado, sin embargo es importante aclarar que nuestro mercado es la calidad del cacao Venezolano, con sabores y aromas únicos a nivel mundial. Esto es posible porque en Venezuela tenemos diferentes condicionesagroecológicas, dentro de estas, el bosque húmedo tropical y además una gran cantidad de cultivares de cacao únicos, de gran calidad organoléptica que permitirían el aumento de estas nuevas plantaciones", manifestó.

Tezara también opinó que se necesita un manejo agronómico adecuado y un mejor control de plagas. "Hay que ir a los sitios, conocer a las personas que cultivan los árboles y también conocer a los árboles que se están cultivando. Todo esto requiere esfuerzo y por ahora hay falta de orientación e interés," agregó.

Poco financiamiento para investigar

El profesor también enfatiza que las universidades y la investigación de este producto pueden suponer un beneficio para el planeo de la siembra. Pero el sector científico en Venezuela se tambalea y ha sufrido una disminución de publicaciones por la falta de financiación del gobierno.


Según un estudio llevado a cabo por dos biólogos de su universidad que fue publicado en la revista Interciencia, desde 1960 hasta el presente, 1,783 científicos venezolanos (14% de la comunidad de publicadores venezolanos responsables de la producción del 31% de todas las publicaciones hechas en Venezuela) se han ido de Venezuela para estudiar en países de mayor desarrollo como EEUU, Canadá y Europa.

Aún así, muchos expertos no se dan por vencidos y siguen investigando el cacao en el país. Ese es el caso de María Fernanda Di Giacobbe.

Un mercado con potencial

Di Giacobbe tiene un laboratorio en Caracas donde, según su página web, se “prueban fórmulas, se innovan técnicas de bombonería y se profundizan los conocimientos para lograr el mejor chocolate”.

Su empresa, Kakao, es una chocolatería que se dedica a expresar sentimientos con chocolates. Di Giacobbe y su equipo usan chocolates elaborados con 100% cacaos de Venezuela y su venta es solo interna; en el país.

“El cacao es un elemento que puede posicionar a Venezuela en el mercado internacional con mucho prestigio”, aseguró la experta en cacao. “El chocolate se vende mucho y a mucha gente le gusta, y es lo que nos identifica a los venezolanos.”

Kakao tiene alianzas con escuelas, universidades, productores, campesinos, chocolateros y otras empresas para promover la educación y el conocimiento del cacao venezolano.


Una de estas afiliaciones es con Helen López, otra experta del chocolate venezolano que vive en Madrid.

Allí, López se dedica a dar a conocer el cacao venezolano por todo el mundo, y lo hace con mucha pasión. Hasta le han llamado ‘Helen Chocolate’, la embajadora del chocolate.

“El cacao es una buena vía de recuperación económica. En los libros de historia, el cacao es parte de Venezuela, y hasta chocolateros de hoy en día usan nombres venezolanos,” comentó Helen.

Según ella, el chocolate es algo muy rentable ya que en países como Alemania, Irlanda y EEUU la cantidad por cápita es de más de 10 kg por año. “El cacao es la única fruta que crea felicidad y además es saludable, si no se le echa mucha azúcar”, agregó.

Helen viaja por escuelas de cocina europeas y enseña técnicas chocolateras. Uno de sus proyectos es empezar a volver a generar industrias pequeñas en España y revivir las fábricas de chocolate que se han perdido. “Quiero volver a establecer el vínculo entre España y Venezuela que tenían antes con el cacao”, manifestó.

Otro embajador del cacao venezolano en EEUU es Ricardo Trillos, el creador de la empresa Cao Chocolates en Miami, Florida.

Ricardo llegó a Miami en 2004 y abrió su negocio 2009. El chocolatero opina que en EEUU la calidad de chocolate es muy baja y lo vió como una oportunidad para traer cacao de Venezuela y procesarlo en Miami para el público floridense.


“Como venezolano estoy muy orgulloso del chocolate de mi país porque es un chocolate de calidad, pero tarda mucho en llegar. Por ejemplo, un cacao comprado en México puede tardar de 3 a 4 semanas mientras uno de Venezuela puede tardar de 3 a 9 meses.”

La amargura de la política

Todos los expertos consultados por Univision Noticias advierten que para que el cacao consiga todo su potencial ha de haber un cambio político.

“Hay mucho drama en estos momentos para hacer que una mayor producción de cacao salga a flote. El gobierno tiene que cambiar el cambio de moneda tan dura”, explicó Wilmer.

"El gobierno decide por cuanto vende el bolívar y como se tarda tanto tiempo en comprar el precio de la fruta se puede devaluar mucho”, aseguró Ricardo.

“El gobierno tiene que flexibilizar la producción de los productores, pero usa el cacao con fin político. El cacao venezolano siempre sale ganando por su sabor y calidad pero no puede combatir a nivel mundial por la mala gestión. Lo que más daña al negocio chocolatero es el cambio de dólar a bolívares, el cual no es estable y debilita la posibilidad de exportar el producto”, concluyó Helen 'Chocolate'.

· Un breve resumen de la historia del cacao en Venezuela

Antes de la llegada de los españoles, los árboles de ya estaban extendidos por varias regiones del país; los nativos de Venezuela tomaban el cacao con fines medicinales y usaban la semilla de este como moneda, según el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España.

José Rafael Lovera, historiador, y fundador del Centro de Estudios Gastronómicos (CEGA) afirma en su libro El cacao en Venezuela, una historia que el cacao se encontró por primera vez en los valles altos de Mérida y Trujillo (Venezuela Occidental), y en la costa del litoral Caribeño en el siglo XVII.

En 1830, Venezuela era el primer país productor de cacao, del cual los españoles importaban el 50%. Estos eran fan del cacao criollo venezolano, de calidad insuperable, pero según el profesor Tezara, ya no quedan muchos árboles en el país.

El marchitamiento de la industria cacaotera, mayoritariamente debido al descubrimiento del petróleo y la introducción del café al país, hizo que los cacaoteros abandonaran sus plantaciones.

Chefs e historiadores han reconocido la calidad del cacao venezolano a lo largo de la historia:

“El mejor cacao del mundo viene de Venezuela”
Maricel Presilla.

“El venezolano tiene un gran producto de indemnización económica y tiene que exportar esta idea”
Paco Gil.

“El cacao venezolano es de una gran elegancia, es uno de los diamantes de Venezuela.”
Frederic Bau.


Publicidad