null: nullpx

¿Qué implican realmente las sanciones a Rafael Márquez y Julión Álvarez? No están encausados, pero sí señalados

El futbolista y el cantante fueron señalados este miércoles por el Departamento del Tesoro por tener relaciones con el narco, pero no se ha iniciado ningún caso criminal contra ellos.
9 Ago 2017 – 5:46 PM EDT

“Es como una muerte civil”. Esa es la consecuencia inmediata para el futbolista Rafael Márquez y el cantante Julión Alvárez después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos los sancionara este jueves por sus supuestos lazos con narcotráfico en México.

El actual capitán de la selección mexicana de fútbol y el artista de música regional mexicana se encuentran en una lista de 22 personas y 43 entidades por haber participado en una red del narcotraficante Raúl Flores Hernández. Sin embargo, el paso dado por Estados Unidos se da únicamente en el plano civil y no en el criminal.

“La lista FAC no es una acusación criminal, no es un encausamiento, es un señalamiento”, explicó el periodista especializado Gerardo Reyes, director de Univision Investiga.

Pese a que el señalamiento realizado por el Departamento del Tesoro no implica la incautación de sus bienes ni la presentación de cargos criminales, sí conlleva la congelación de cualquier propiedad de Márquez o Álvarez en Estados Unidos, imposibilidad de iniciar negocios y prohíbe a los estadounidenses poder realizar transacciones financieras con ellos. También se les cancela inmediatamente sus visas.

Es decir, son sanciones civiles ya que no se ha iniciado ningún caso criminal contra ellos, lo que implica que el Departamento del Tesoro no está buscando su detención o arresto.

En todo caso, sí existen fuertes consecuencias. “Es como una muerte civil porque lo borran de las cuentas bancarias, su crédito financiero queda destruido y se convierte en un paria en la sociedad”, añadió Gerardo.

Prestanombres del narco

Estados Unidos consideró probado que los dos mexicanos actuaron en nombre del narcotraficante.

Rafa Márquez, de 38 años, ha mantenido una relación “muy larga”, de “aproximadamente 20 años”, con el narcotraficante Flores Hernández. Durante todo este tiempo, el futbolista habría actuado como un “testaferro importante”, según explicó un funcionario, que solicitó no ser identificado, en una conversación con los periodistas.

Por su parte, Julión Álvarez, de 34 años, ha tenido una relación “también importante” con el narco durante “los últimos 10 años”. Dado que Álvarez es un cantante, tras el señalamiento no podrá recibir las ganancias que genere la venta de sus canciones en plataformas como iTunes o Spotify.

El Departamento del Tesoro sostiene que Flores Hernández tuvo vínculos con el cartel de Sinaloa, cuyo máximo líder era Joaquín 'El Chapo' Guzmán, encarcelado en Estados Unidos tras su extradición el pasado mes de enero.

“Flores Hernández mantenía alianzas estratégicas con los líderes de Sinaloa, así como del cartel de Jalisco Nueva Generación. Sus relaciones con los líderes de estos carteles permitieron a Flores (…) operar desde la década de 1980 en Guadalajara, Jalisco y Ciudad de México”, según el comunicado publicado por el Tesoro.

El paso dado por Estados Unidos se dio tras una “investigación de varios años” llevada a cabo por varias agencias del Estados Unidos en conjunto con el gobierno mexicano cuyo objetivo era Flores Hernández, un narcotraficante “de la misma talla que El Chapo”, según indicó la fuente.

John E. Smith, director de la Oficina de Control de Activos Extranjero del Departamento del Tesoro (OFAC), resaltó que “Raúl Flores Hernández operó desde hace décadas gracias a sus relaciones con otros carteles de la droga así como la utilización de testaferros para enmascarar sus inversiones en el tráfico de drogas”.

¿Pueden ser sacados de la lista?

La inclusión en la lista publicada este miércoles por el Departamento del Tesoro no es definitiva. Sin embargo, el nombre de Rafa Hernández y el de Julión Alvárez solo sería retirado si ellos lo solicitan e inician un proceso para demostrar que Estados Unidos está equivocado.

El funcionario estadounidense explicó que tienen derecho a apelar, pero para ello deben demostrar que no tienen vínculos con el narcotraficante Hernández, un proceso que puede ser complicado y llevar varios meses.

“Los abogados (de los señalados) tienen que hacer un proceso de apelaciones directamente al Departamento del Tesoro en EEUU y deben demostrar que el Departamento del Tesoro se equivocó al vincularlos con Raúl Flores Hernández”, señaló Janet Rodríguez, periodista de Univision Noticias que conversó con el funcionario.

No solo Julión Álvarez: estos son los artistas de regional mexicano que vincularon con el narcotráfico

Loading
Cargando galería


Publicidad