null: nullpx

El cultivo de coca en Colombia alcanzó un aumento récord en 2016, según EEUU

Los cultivos aumentaron un 18% hasta las 188,000 hectáreas y la producción de cocaína superó las 700 toneladas métricas, un 37% más que el año anterior, según la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca (ONDCP), que señaló que ambas son cifras récord.
15 Mar 2017 – 4:26 AM EDT

Pese a los esfuerzos durante más de dos décadas por acabar con el narcotráfico en Colombia, el principal productor de cocaína del mundo, el cultivo de coca en el país se disparó en 2016 a niveles sin precedentes, según un informe de la Casa Blanca.

La Oficina Nacional de Políticas para el Control de las Drogas (ONDCP por sus siglas en inglés) publicó este martes los datos del informe que realiza mediante imágenes satelitales y que muestran que Colombia cerró 2016 con 188,000 hectáreas de cultivos ilícitos, 18% más que el año anterior. Las plantaciones van en aumento desde 2012, cuando había 78,000 hectáreas.

Cuando Estados Unidos puso en marcha el Plan Colombia a finales de los años 90 había 123,000 hectáreas de cultuvo, desde entonces -excepto por un pico en 2001- se había mantenido la tendencia a la baja en la plantación desde 2007 hasta 2012 cuando de nuevo fue aumentando progresivamente.


Este incremento en las plantaciones se traduce en una producción potencial de 710 toneladas métricas de cocaína, un 37% más que el año anterior, de las 520 toneladas métricas registraas en 2015.

El consumo de cocaína en Estados Unidos, principal destino de la droga colombiana, permanece prácticamente estable en los últimos años, según el informe, con unos 1,7 millones de consumidores.

El ministro colombiano de Defensa, Luis Carlos Villegas, señaló que "esto no es una sorpresa, pero sí es una noticia que significa
un gran reto y un compromiso inmenso en la lucha contra los narcóticos", según dijo en declaraciones recogidas por Efe.

El objetivo del Gobierno de Colombia es erradicar 100,000 hectáreas en 2017. De momento, en lo que va de año se han erradicado 6,100 hectáreas y han llegado a convenios para la sustitución de cultivos en unas 40,000 hectáreas.


El gobierno colombiano calcula que 82,000 familias en todo el país viven de esta planta y la ONU estima que cada campesino, primer eslabón de la gran cadena del narcotráfico, gana unos 1,180 dólares al año por su labor.

La canciller María Ángela Holguín, que participó el lunes en la reunión en Viena de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas señaló que el acuerdo de paz firmado en noviembre con los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para acabar con más de medio siglo de conflicto, promovió un aumento de los cultivos de coca.

El acuerdo incluye un punto sobre los cultivos y las compensaciones por la erradicación o sustitución.

"Campesinos y cultivadores de coca, viendo los beneficios que por la sustitución de cultivos en la etapa del posconflicto tendrían, aumentaron la siembra e involucraron más área con el fin de acceder a los recursos que el Estado se comprometió a otorgar, a partir de la firma del acuerdo", señaló Holguín en declaraciones recogidas por la AFP.

En fotos: 20 momentos de las FARC que marcaron a Colombia

Loading
Cargando galería
Publicidad