“Tengo la ira de la gente dentro de mí": excampeón de boxeo golpea a un policía y patea a otro

Christophe Dettinger, exboxeador profesional francés, aparece en videos golpeando a agentes de la policía en una protesta en París. Al entregarse este lunes admitió su culpabilidad pero alegó que él y su esposa habían sido rociados con gases lacrimógenos.
8 Ene 2019 – 3:21 AM EST

Hasta el pasado sábado, el excampeón de boxeo profesional Christophe Dettinger era conocido en Francia por sus marcas sobre el cuadrilátero: 23 combates, 18 ganados (siete de ellos por KO), según la página oficial de récords de la disciplina deportiva. Pero desde el fin de semana su imagen es muy distinta, tras circular por redes sociales videos en los que aparece golpeando a gendarmes durante una protesta de los 'chalecos amarillos' en París.

Dettinger, conocido en el cuadrilátero como "El gitano de Massy", una ciudad al sur de la capital francesa, fue detenido este lunes después de entregarse a la policía.

El expúgil de 37 años de edad se unió a los cerca de 50,000 'chalecos amarillos' que volvieron este sábado a desafiar al gobierno de Emmanuel Macron con protestas en todo el país, que terminaron en episodios de violencia callejera.

En el video que se filtró el sábado en las redes sociales, aparece involucrado en al menos dos enfrentamientos en el centro de París. En una grabación se le ve lanzando varios puñetazos a un policía que se protege con su escudo en un puente cercano a la Asamblea Nacional.

El gendarme retrocede ante la embestida brutal de Dettinger, que sube los brazos y se pone en guardia, avanza como si se tratara de un combate, y llega a alcanzarlo varias veces con golpes de la mano derecha.

En otro video, en el que se le ve con gorra y guantes negros, patea a un policía que yace en el suelo.

Los gendarmes agredidos han aparecido este lunes en una rueda de prensa en la que contaron cómo vivieron el violento episodio.

Pierre, de 27 años, el agente que intentaba protegerse de los golpes con su escudo, dijo: "sentía que era alguien que sabía lo que hacía. Siempre volvía en guardia, y los golpes estaban muy bien dirigidos hacia mi cara".

Cédric, también de 27, es el otro gendarme que fue agredido en el suelo. "Varios cientos de personas nos empujaron y, al final, uno de los manifestantes vino por detrás y me tiró al suelo. A partir de entonces, varias personas me golpearon, entre ellas, el famoso boxeador".

" Fue un golpe muy fuerte: la cabeza, la cara, la espalda... Sus compañeros me impedían levantarme. Me pudieron incluso matar. Es la hiperviolencia (...). Esto es violencia gratuita", dijo el policía citado en Le Monde.

Será llevado ante la justicia

El ministro del Interior de Francia, Christophe Castaner, señaló en Twitter que “el individuo que atacó el sábado a gendarmes (...) se presentó ante los investigadores de la seguridad territorial de París. Fue inmediatamente detenido para ser interrogado y tendrá que responder por sus actos ante la justicia".

Dettinger, que estuvo combatiendo desde 2004 en el cuadrilátero en la división de semipesados, y mide 6′ pies y 3 pulgadas y media de estatura (192 cm), ha admitido que incurrió en un delito en otro video publicado en YouTube antes de entregarse. Pero alega que solo trató de defenderse después de que él y su esposa fueron supuestamente reprimidos por la policía y rociados con gas lacrimógeno.

Tengo la ira de la gente dentro de mí. Veo a todos estos presidentes, ministros y al Estado llenándose, siendo incapaces de liderar con el ejemplo”, dice Dettinger en el video. “Siempre somos nosotros, los pequeños, los que pagamos. Franceses, estoy con ustedes de todo corazón. Tenemos que seguir luchando en paz”.

Su antiguo entrenador, Laurent Boucher, entrevistado en la radio France Inter, dijo: " Pienso que perdió el control. La gente puede ser impulsiva. Yo también”.

La federación francesa de boxeo condenó el “comportamiento vergonzoso e inaceptable” de Dettinger, y la ministra de Deportes, Roxana Maracineanu, subrayó no el hombre no es miembro de la federación de boxeo desde 2013.


La del sábado fue la primera movilización de 2019 de este colectivo antigobierno que surgió en protesta contra el alza del precio de los combustibles, pese a las concesiones del Ejecutivo, que anunció el mes pasado una serie de medidas para aumentar el poder adquisitivo y reducir la presión fiscal, valoradas en 10,000 millones de euros.

La violenta protesta en París hizo que el portavoz del gobierno, Benjamin Griveaux, tuviese que ser evacuado de sus oficinas después de que manifestantes destrozaran la puerta de entrada a su ministerio y entraran en el patio interior.

El movimiento de protesta de los 'chalecos amarillos' lleva mes y medio desafiando al Gobierno de Macron, si bien en las últimas semanas parecía haber perdido fuelle.

En fotos: Las protestas que han convertido París en un campo de batalla

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MundoFranciaProtestasViolencia
Publicidad