null: nullpx

Líder iraní tras despliegue de bombarderos de EEUU en el golfo: "solo están librando una guerra psicológica"

El presidente de la comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento, aseguró que el Jefe de la Guardia Revolucionaria considera que el despliegue estadounidense es parte "de las sanciones y las presiones económicas". En respuesta a supuestas amenazas de Irán, un escuadrón de aviones militares de EEUU llegó al Medio Oriente.
12 May 2019 – 9:34 AM EDT

El comandante en jefe de los Guardianes de la Revolución de Irán, Hosein Salamí declaró al parlamento persa este domingo que a pesar del despliegue militar de Estados Unidos en el golfo, los análisis estratégicos indican que "no se avecina una guerra" con la nación norteamericana, informó EFE.

Según puntualizó a la agencia IRNA Heshmatolah Flahatpisheh, presidente de la comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento, para el Jefe de la Guardia Revolucionaria los estadounidenses "solo están librando una guerra psicológica y están tratando de combinarla con las sanciones y las presiones económicas".

Falahatpisheh aseguró también que desde Irán no se pondrá en contacto con el gobierno del presidente Donald Trump para iniciar conversaciones y que más bien son los estadounidenses los que deben proponer una negociación más seria con ellos.

De acuerdo con EFE, Salamí recalcó a los diputados que si Estados Unidos iniciara una guerra contra Irán sus propios intereses estarían en peligro, por lo que los estadounidenses "no podría terminar esa confrontación".

Estas declaraciones de Salamí tuvieron lugar en una sesión cerrada en el Parlamento para valorar los últimos acontecimientos de seguridad en la región, específicamente el envío por parte de Estados Unidos del buque de asalto anfibio USS Arlington, el portaviones USS Abraham Lincoln y bombarderos B-52 al Medio Oriente.

El gobierno del presidente Trump no ha detallado cuáles son las amenazas de Irán que llevaron a este despliegue militar, señaló la agencia AP.

En un encuentro con reporteros esta semana, Trump aseveró que le gustaría que los líderes iraníes "lo llamaran".

Al enviar las unidades militares, el Pentágono señaló que "EEUU no busca un conflicto con Irán, pero estamos preparados y listos para defender a las fuerzas e intereses estadounidenses en la región".

Los bombarderos B-52 llegaron a una base estadounidense en Qatar el viernes.


El despliegue militar de Estados Unidos en la zona ocurre en un momento de creciente tensión entre ambos países, que ya habían experimentado una escalada cuando el mes pasado EEUU anunció no renovar las exenciones de ocho países para comprar petróleo iraní y declaró a la Guardia Revolucionaria como "grupo terrorista".

Ante estas medias, el Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán respondió declarando grupo terrorista a las tropas que se encuentran en Oriente Medio bajo el Mando Central de los Estados Unidos (Centcom, por sus siglas en inglés).

A ello se sumó el anuncio esta semana del presidente iraní Hasan Rohaní de suspender la aplicación de algunos de sus compromisos nucleares y dar un ultimátum de 60 días para resolver el tema de las transacciones bancarias de Irán y sus exportaciones de petróleo.

De acuerdo a EFE, Rohaní declaró que incluso durante la guerra con Irak (1980-88) "no tuvimos problemas con el sistema bancario, con la venta de petróleo o con las importaciones y exportaciones".

Washington abandonó el acuerdo nuclear con Irán a pesar de que en 14 ocasiones el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) certificó que la república teocrática cumplía con sus compromisos.

Irán culpa a EEUU y sus aliados de un sangriento atentado y promete una "venganza mortal" (fotos)

Loading
Cargando galería


Publicidad