null: nullpx

Hackers norcoreanos robaron planes de EEUU y Corea del Sur para asesinar a Kim Jong Un

El robo de información ocurrió el año pasado, pero este martes un congresista surcoreano dio detalles de los datos militares hackeados que tienen que ver con las operaciones conjuntas de Washington y Seúl en tiempos de guerra.
10 Oct 2017 – 11:27 AM EDT

Hackers de Corea del Norte robaron datos militares entre los que destaca información clasificada relacionada con planes de guerra y para asesinar a Kim Jong Un elaborados por Corea del Sur y Estados Unidos. Los datos estaban almacenados en la red informática de las fuerzas armadas surcoreanas.

El robo de información se produjo el año pasado y fue revelado por el congresista Rhee Cheol-hee, miembro del oficialista Partido Democrático que trabaja en el comité de defensa de la Asamblea Nacional.

El plan para asesinar al líder norcoreano bajo el código 'decapitación' daría inicio al conflicto en la Península de Corea, que en estos momentos se encuentra en una de sus peores crisis desde el fin de la guerra entre las dos Coreas, con una creciente retórica bélica entre los gobiernos de Washington y Pyongyang.

Se desconoce si entre el material robado hay información 'altamente clasificada o top secret', aunque Rhee indicó que cerca de 300 documentos confidenciales fueron robados. Sin embargo, las fuerzas armadas de Corea del Sur aún no han podido establecer cuál es el grado de confidencialidad de cerca del 80% de los documentos hackeados.

Cuando el hackeo ocurrió el año pasado, el gobierno surcoreano hizo la denuncia y reconoció que "alguna información clasificada" fue robada.

Estados Unidos y Corea del Sur realizan regularmente ejercicios militares conjuntos ante la eventualidad de que se desate un conflicto con el vecino del norte. Se desconoce qué contenía la información robada por los hackers norcoreanos, aunque altos oficiales militares surcoreanos aseguran que cualquier daño que pudiera haber causado el hackeo ha sido solventado.

En el marco de los tratados de defensa se establece que Estados Unidos asume el control operacional de las tropas surcoreanas en caso de guerra, estrategia que se ajusta cada año durante los ejercicios militares conjuntos.

Con respecto al plan "decapitación' también es ampliamente conocido que fue actualizado en 2015 para reflejar la creciente amenaza nuclear del régimen norcoreano, que no ha dejado de llevar a cabo pruebas con misiles balísticos y con bombas nucleares subterráneas, la más reciente con una de hidrógeno, la más potente hasta el momento.

En efecto, tras el sexto ensayo nuclear el mes pasado, el ministro de Defensa de Corea del Sur, Song Young-moo, dijo a la Asamblea Nacional que una fuerza especial sería creada a finales de este año con el objetivo de sacar del poder a Kim Jong Un.

Otro de los cambios significativos de las fuerzas armadas de Estados Unidos en la zona ha sido el sobrevuelo por primera vez de bombarderos y aviones de combate a lo largo de la costa este de Corea del Norte, algo que no ocurría desde el fin de la guerra en la península en 1953.

En fotos: Ejercicios militares de aviones de combate de EEUU en Corea a mediados de septiembre

Loading
Cargando galería
Publicidad