null: nullpx

Tras cinco años sin ser visto en público, difunden un video del supuesto líder de ISIS, Abu Bakr al Bagdadi

Su primera y última aparición pública fue hace cinco años, en Mosul. Desde entonces ha sido dado por muerto o gravemente herido en diversas ocasiones. En el video, el hombre que dice ser al Bagdadi asume la derrota de Baguz, promete venganza a Occidente y felicita a los terroristas de Sri Lanka.
30 Abr 2019 – 7:29 AM EDT

El grupo terrorista Estado Islámico ( ISIS, por sus siglas en inglés) difundió este lunes un nuevo video en el que se ve supuestamente a su líder, el clérigo suní Abu Bakr al Bagdadi, desaparecido públicamente desde 2014, cuando se mostró para proclamar el Califato de Irak y Siria.

En este nuevo video propagandístico, de 18 minutos de duración, se ve presuntamente a al-Baghdadi, más envejecido pero en buen estado de salud, sentado en el suelo con las piernas cruzadas junto a su inseparable Kaláshnikov.

Rodeado de al menos otros tres hombres, que aparecen con el rostro cubierto, el hombre en el video declaró la expansión de ISIS en todo el mundo, instó a sus partidarios a continuar la lucha a pesar de los reveses sufridos y felicitó a los perpetradores de los ataques suicidas en hoteles e iglesias de Sri Lanka, que dejaron más de 250 muertos.


El mensaje relacionado con los atentados de Sri Lanka se escucha en un segmento de audio al final del video, lo que parece indicar que fue añadido después. Sin embargo, en la cinta también aparecen referencias directas a hechos acontecidos en abril, como el triunfo electoral de Benjamin Netanyahu en Israel, el golpe de estado en Sudán o la renuncia del presidente argelino Abdelaziz Bouteflika, pruebas de que el video no solo es actual sino que se grabó este mismo mes.

Con respecto a Sri Lanka, además de elogiar a los atacantes, en el video el hombre aseguró que los atentados fueron en venganza por la caída de Baguz, último baluarte de ISIS en Siria, arrebatado por los kurdos y las fuerzas de la coalición liderada por Estados Unidos. Esto contradice a las autoridades de Sri Lanka, que aseguraban que los ataques fueron una represalia por la masacre en las mezquitas de Christchurch, Nueva Zelanda.


"En cuanto a vuestros hermanos en Sri Lanka, han sembrado la alegría en los corazones de los creyentes al emprender acciones que golpearon a los cruzados en sus viviendas justo cuando celebraban su Semana Santa", dijo al-Baghdadi en el audio, según la transcripción del grupo experto SITE Intelligence Group, citado por AP. En el mensaje, el líder del Estado Islámico hizo un llamado a los radicales de Sri Lanka a “convertirse en una espina al costado de los cruzados”.


Pero la mayor parte del video está dedicada a honrar a los mártires de ISIS caídos en Baguz y sobre todo, a dejar claro que a pesar de todo la organización no solo está viva sino que experimenta una constante expansión hacia otros territorios del mundo, entre los que menciona como de reciente adhesión a Mali, Burkina Faso, Sahara Occidental, Pakistán o la región iraní de Khorasán. Mientras examina las carpetas con información que le extiende un asistente, el líder habla también de las 'provincias del Estado Islámico' como África Occidental, Somalia, el Sinaí egipcio, Libia, África central, el Cáucaso y Turquía, demostrando su total control de la organización y sus posibles 'franquicias' en el mundo.

Aunque admite la derrota en Baguz, al Bagdadi promete venganza. “La batalla del Islam y su pueblo contra los cruzados y sus seguidores es una batalla larga”, declaró.

El más buscado

Hasta el momento se desconoce el paradero de Abu Bakr al Bagdadi, que durante cinco años ha estado desaparecido, mientras diferentes fuerzas se atribuían haberlo matado o herido seriamente.

Aunque esta es su primera aparición en video desde 2014, el grupo Estado Islámico ha divulgado otros dos supuestos audios del líder en estos años. El último de ellos se publicó el pasado agosto, tras ocho meses de que Irak anunciara la derrota de ISIS en su territorio.

Según el diario estadounidense The Washington Post, recientes reportes de la prensa local en Siria e Irak aludían a que el clérigo se esconde en la región desértica de Badia, al este de la provincia siria de Homs, mientras que oficiales iraquíes creen que de no estar allí podría encontrarse en la provincia iraquí de Anbar.

Informes de inteligencia aseguran que al-Baghdadi opera con estrictas medidas de seguridad, reuniéndose sólo en persona con un selecto grupo de asistentes de toda su confianza y nunca en presencia de un celular o cualquier otro dispositivo de comunicación.

Abu Bakr al Bagdadi, cuyo nombre secular es Ibrahim Awwad Ibrahim Ali al-Badri al-Samarrai, se autoproclamó califa de todos los musulmanes en 2014, en Mosul, cuando dio a conocer el califato. Su nuevo nombre de guerra lo escogió en homenaje a Abu Bakr al-Siddiq, primer califa del Islam y suegro del profeta Mahoma. Ese año la revista Time lo consideró el hombre más peligroso del mundo. Actualmente, los servicios de inteligencia estadounidenses ofrecen 25 millones de dólares por su cabeza.

Bajo las órdenes de al Bagdadi, en estos años el grupo yihadista ha ejercido el control sobre 11 millones de personas en un territorio del tamaño del Reino Unido, un verdadero reino del terror que protagonizó el genocidio yazidí y atrocidades de todo tipo, publicadas en sus redes, revistas y canales, con miles de seguidores en todo el mundo.


Los niños iraquíes que también huyen de la violencia del Estado Islámico

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MundoTerrorismoISISIrakSiria
Publicidad