null: nullpx
Cambio Climático

La activista Greta Thunberg llega a Nueva York tras su travesía de dos semanas por el Atlántico

La activista sueca de 16 años partió de Plymouth, en Reino Unido, en un pequeño velero sin retrete ni ducha para crear conciencia del daño medioambiental que ocasionan los aviones. A través de sus redes sociales fue contando el día a día de la travesía.
28 Ago 2019 – 12:13 PM EDT

"¡Tierra!". Con un tuit la activista Greta Thunberg anunció que desde el oscuro océano ya veía a lo lejos las luces de Long Island y Nueva York.

Horas antes de su llegada, que inicialmente estaba prevista para el martes pero se retrasó un día debido al mal tiempo en Nueva Escocia, un grupo de simpatizantes se reunía en el puerto para darle la bienvenida.

Asimismo, también estaba previsto que una flotilla de 17 veleros con los nombres de 17 objetivos de desarrollo sostenibles escritos en las velas interceptase en el puerto de Nueva York al Malizia II, donde viaja Thunberg junto con sus acompañantes.


La activista cruzó el Atlántico a bordo del velero de 18 metros (60 pies) de eslora, impulsado por el viento y con electricidad generada por sus paneles solares y turbinas subacuáticas. Lo hizo acompañada por su padre, un documentalista, Boris Herrmann –el capitán del barco–, y Pierre Casiraghi, padrino de la embarcación. Herrmann y Casiraghi, hijo de Carolina de Mónaco, se turnaron en el timón.

Thunberg viaja a Estados Unidos para participar en la huelga global por el clima del 20 de septiembre, y hablar tres días después en la Asamblea General de la ONU, donde fue invitada personalmente por el secretario general, Antonio Guterres.


En lugar de volver a la escuela al año próximo, la joven sueca planea tomarse el año sabático para viajar en tren y en barco de Estados Unidos a Canadá y luego a México, Centroamérica y Chile a tiempo para participar en la conferencia del clima que comienza a principios de diciembre en Santiago de Chile.

Esta adolescente con Asperger se hizo famosa de la manera más humilde cuando comenzó a saltarse las clases los viernes para protestar a las puertas del Parlamento sueco para que su país cumpla los Acuerdo de París contra el cambio climático. La joven, que ha hecho apariciones estelares en la ONU y en Davos, prendió así la mecha del movimiento global #FridaysForFuture.

Sus hazañas le han valido una nominación al premio Nobel de la Paz. "Hemos nominado a Greta porque la amenaza del cambio climático puede ser una de las causas más importantes de guerra y conflicto", señaló uno de los tres parlamentarios noruegos que apostaron por su nominación.

En fotos: Greta Thunberg zarpa de Reino Unido a EEUU en velero para asistir a la cumbre del clima de septiembre

Loading
Cargando galería
Publicidad