null: nullpx
Medicina y Farmacia

Una sonda que expulsa la comida del estómago y otras aprobaciones recientes de la FDA

El AspireAssist, un dispositivo que acusan de ser una "máquina de bulimia", es tan solo uno de los controversiales tratamientos aprobados en los últimos días.
13 Jul 2016 – 11:31 PM EDT

Durante las últimas semanas la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés), encargada de autorizar productos y drogas para su comercialización en Estados Unidos, ha dado a conocer aprobaciones que buscan optimizar los tratamientos de diversas patologías y que no han estado excentas de polémica. Aquí explicamos de qué se tratan.

"Vaciar" el estómago y reducir la obesidad

Cuesta imaginarlo pero es real: como tratamiento contra la obesidad la FDA aprobó el uso de AspireAssist , un dispositivo que conecta el interior del estómago a una válvula situada en el exterior del abdomen, que se abre o cierra para controlar el flujo del contenido. El paciente vacía parte de lo que come en el inodoro a través de una sonda o tubo. Muchos consideran que es una manera de formalizar la bulimia.

Para una pérdida de peso óptima, el paciente debe aspirarse al menos tres veces al día. La compañía responsable de su fabricación —Aspire Bariatrics— asegura que los pacientes pueden deshacerse hasta del 30% de las calorías consumidas, lo que significa que al cuerpo le restaría lo suficiente para funcionar.

Los pacientes que adopten el tramiento deben estar bajo supervisión y siguiendo un programa de asesoramiento para desarrollar hábitos alimentarios saludables.

Con este dispositivo pueden perder peso los pacientes obesos, mayores de 22 años y con un índice de masa corporal entre 35 y 55 (a partir de 30 se considera obesidad).

La comunidad médica, sin embargo, ha mostrado preocupación por la aprobación del dispositivo, que ha sido llamado " máquina de bulimia " un " repugnante reductor de estómago" y una " creación de la imaginación de David Cronenberg", el afamado director de cine de horror.

" Estoy muy preocupado por el daño que esto podría hacer tanto médica como psicológicamente”, comentó a Psychiatry advisor Stephanie Zerwas, PhD, profesor de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. De hecho, existe evidencia de que los pacientes a los que les han realizado procedimientos similares como la cirugía bariátrica, tienen más riesgo de desarrollar desórdenes alimenticios.

Otros, son más cautelosos en su juicio. “¿Es el Aspire Assist brillante o brutal? Dado que nació recientemente se va a necesitar una década antes de que incluso se tengan datos sólidos tomar una decisión informada”, escribió el doctor Yoni Freedhoff, profesor de la uniersidad de Ottawa y autor de The Diet Fix.

El uso del AspireAssist puede generar efectos secundarios como indigestión ocasional, nauseas, vómitos, estreñimiento, diarrea y, alrededor del orificio abdominal donde se instala la válvula, molestias, irritación o inflamación de la piel de la zona.

Está contraindicado en personas con hipertensión y desórdenes alimenticios.

Ultrasonido para tratar los temblores

ExAblate Neuro es el primer dispositivo de ultrasonido focalizado que sirve para tratar el temblor esencial (movimientos no intencionales en una o más partes del cuerpo) en personas que no han respondido a la medicación. Al aplicarse de forma similar a una resonancia, los pacientes pueden estar despiertos durante todo el procedimiento, ya que no genera mayores complicaciones.

El temblor esencial afecta a millones de estadounidenses, generalmente, mayores de 40 años de edad, según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares. La enfermedad se puede tratar con anticonvulsivos, pero si estos no logran controlar los síntomas, es posible que deba realizarse una cirugía cerebral.


Con el ExAblate Neuro, con imágenes de resonancia magnética como guía, se enfocan múltiples haces de energía para calentar y destruir las células en el tálamo de la paciente que eran el objetivo de la operación.

A partir de esta decisión de la Agencia se podrían evitar los procedimientos quirúrgicos invasivos y los pacientes disfrutarían de una mejor calidad de vida. El tratamiento no puede aplicarse a pacientes que tengan algún dispositivo metálico implantado, como un marcapasos cardíaco, ni a personas con enfermedad renal avanzada, hipertensión severa, con antecedentes de sangrado anormal. También está contraindicado en mujeres embarazadas.

Tratar el acné sin prescripciones

El Differin al 0.1% es el primer retinoide aprobado para el tratamiento del acné a la venta sin necesidad de contar con una receta médica.


Las personas mayores de 12 años de edad deben usar este gel tópico una vez al día aplicando una capa fina sobre las zonas de la piel afectadas. Es únicamente para uso externo.

El acné es una enfermedad de la piel que afecta a cerca de 50 millones de personas en Estados Unidos. Según cinco estudios clínicos en los que se basó la FDA para aprobarlo, este gel representa una opción novedosa, segura y eficaz para ellos, sin embargo, hay antecedentes que indican que podría no ser tan seguro.

El Differin se vende con prescripción en otros países. Al comenzar a usar el producto muchas personas han presentado irritación de la piel, sequedad, enrojecimiento, ardor y picazón, síntomas que pueden prolongarse durante días y, si no dismunuyen, deben ser tratados opr un médico.

Además, aunque aseguran que incluso las mujeres embarazadas pueden usarlo, se sabe de otros fármacos retinoides que han causado defectos congénitos.

Otra prueba para detectar el VPH


Los test de detección del virus del papiloma humano (VPH) finalmente se podrán hacer con un líquido de recolección que normalmente se utiliza en las citologías, a través de la prueba cobas de Roche.

Antes algunos laboratorios utilizaban muestras de células cervicales recolectadas en el Líquido Conservante SurePath para llevar a cabo pruebas de detección del VPH y algunos resultados arrojaban falsos negativos. Los pacientes que recibían estos datos incorrectos podían no tener la atención adecuada para el VPH y, en consecuencia, desarrollar cáncer cervical.

Ahora los prestadores de servicios de salud tienen acceso a un método que ofrece información necesaria para garantizar resultados más precisos. La prueba cobas ofrece instrucciones específicas para que los laboratorios procesen las muestras cervicales recolectadas en el Líquido Conservante SurePath, a fin de reducir al mínimo el riesgo de que los resultados arrojen falsos negativos.

La cobas no está aprobada como una prueba primordial para la detección primaria del VPH. Y para interpretar los resultados, profesionales de la salud deben tener información adicional, como el historial de exámenes de detección y los factores de riesgo del paciente.

La droga que desaparece infecciones por hepatitis


Hace poco también se aprobó un nuevo medicamento para tratar a los pacientes adultos con infecciones crónicas por el virus de la hepatitis C (VHC), con o sin cirrosis. Se trata de Epclusa, un comprimido que combina sofosbuvir —un medicamento aprobado en 2013— y velpatasvir —una nueva droga— y es el primero diseñado para tratar los seis tipos principales del VHC.

En los estudios realizados los resultados demostraron que entre el 95% y el 99% de los pacientes no tenían un nivel detectable del virus en la sangre tras finalizar el tratamiento con el comprimido, lo que sugiere que las infecciones se habían curado. Estos pacientes no tenían cirrosis o la presentaban de forma leve.

Esta aprobación significaría una opción de control y tratamiento para un número mayor de personas con hepatitis C crónica, pero se debe tener en cuenta que Epclusa tiene una advertencia dirigida a pacientes y proveedores de salud: se han reportado casos de reducciones graves de la frecuencia cardíaca y en los que ha sido necesaria la implantación de marcapasos, cuando se ha usado la amiodarona con el sofosbuvir en combinación con otro fármaco antivírico de acción directa contra el VHC.


Publicidad