Masacre en Orlando

La reacción más fuerte de Obama ante el discurso antimusulmán de Trump

Aunque no lo nombró explícitamente, el presidente dijo que el virtual candidato republicano usa una retórica que no representa al país "que queremos".
14 Jun 2016 – 1:10 PM EDT

El presidente Barack Obama reaccionó duramente contra el virtual candidato republicano Donald Trump y su propuesta de prohibir la entrada de musulmanes al país al afirmar que viola los principios de la democracia de EEUU.

Obama también aseguró que no tiene importancia cómo él califique el ataque al club gay Pulse, en Orlando, donde 49 personas perdieron la vida y otro medio centenar resultaron heridas en la masacre ya considerada el tiroteo más mortífero en la historia de Estados Unidos.

Algunos republicanos han indicado que el ataque en Orlando debería ser calificado de "radicalismo islamista". "¿Exactamente qué logramos usando estas categorizaciones? ¿Qué va a cambiar? ¿Hará que ISIL (Estado Islámico) mate menos estadounidenses? ¿Traerá más aliados?", se preguntó Obama.

El mandatario dijo que la retórica contra los musulmanes – una referencia indirecta a Donald Trump– "no es el EEUU que queremos".

"Es una distracción política", aseguró Obama al afirmar que le parece inaudito que algunos afirmen que el gobierno no sepa quiénes son los enemigos del país.

"Complots"

También señaló que las agencias de inteligencia han desarmado en numerosas ocasiones complots para atacar a EEUU.

"Esto no tiene que ver con ser políticamente correcto", dijo Obama, sino –agregó– con ser efectivos para combatir el terrorismo.

Obama afirmó que hay millones de musulmanes que rechazan la violencia y que desean que entendamos eso, por lo que señaló que rechazar a una religión completa es hacerle un favor a los terroristas.

"Los asesinos de Orlando y de San Bernardino eran ciudadanos estadounidenses", dijo Obama, quien además se preguntó si el país va a establecer ahora nuevos procedimientos de vigilancia contra los estadounidenses solo por su perfil religioso o étnico.

Aseguró que está cada vez más claro que el atacante de Orlando, Omar Mateen, no fue parte de un complot y que se radicalizó al consumir información extremista y propaganda en internet.

También señaló que hay que actuar con sentido común para poner fin al acceso fácil a las armas de fuego.

"Aquellos a los que no se les permite abordar un avión, no pueden tener un arma", afirmó.

El presidente recalcó que tratar a los estadounidenses musulmanes diferente hace al país menos seguro al alimentar la noción de los seguidores de Estado islámico que aseguran que Occidente odia a los musulmanes.

Lea también:


Más contenido de tu interés