Masacre en Orlando

Dentro de la casa de Omar Mateen: un hombre peleado con el mundo pero rodeado de postales familiares

Univision Noticias tuvo acceso este lunes al apartamento en Fort Pierce, Florida, del autor de la masacre en un club gay de Orlando.
13 Jun 2016 – 12:52 PM EDT

FORT PIERCE, Florida.- Fotos de familia y dibujos de su hijo de tres años decoran las paredes del apartamento de Omar Mateen, el autor en Orlando de la mayor matanza a tiros de la historia de Estados Unidos.

En una pizarra en la cocina, un mensaje recordaba que Mateen y su esposa Noor tenían una cita en la escuela del hijo de ambos el 13 de julio. En otra pizarra estaba escrita la frase árabe Al Hamdullillah (Alabado sea Dios).

Univision Noticias tuvo acceso este lunes a la casa de Mateen en Fort Pierce, Florida, la mañana después de que el FBI la registrara para buscar evidencias. El apartamento no había sido protegido por cintas de seguridad.

Sobre la mesa del salón, un documento enumeraba los objetos que habían sido requisados: cartuchos de pistola calibre .9 milímetros, un iPad Mini de Apple, un teléfono Samsung, una computadora Dell, un CD con una etiqueta y el nombre Omar Mateen...

El atacante vivía en la primera planta de un edificio de apartamentos de clase obrera en Fort Pierce, Florida, unas 120 millas al sur de Orlando, donde Mateen mató a 49 personas en la madrugada del domingo en un club gay. Su casa tenía dos habitaciones, dos baños, cocina y salón.

Mateen tenía un Corán y varios libros islámicos en su casa. Sobre la cama matrimonial se encontraba el libro "Being Palestinian Makes Me Smile" (Ser palestino me hace sonreír), firmado por el autor Amer Zahr.

En el salón, Mateen tenía pesas y una silla de abdominales. El autor de la masacre tomaba sustancias para aumentar la musculatura, según sus conocidos.

Todos los vecinos habían recibido una orden de evacuación este domingo ante la eventualidad de que Mateen hubiera colocado bombas en su apartamento. Aún este lunes ninguno parecía haber vuelto tras la retirada de las autoridades.


Un hombre cambiado

Mateen se había criado en esta ciudad de unos 40,000 habitantes donde asistía regularmente a la mezquita local con sus padres y tres hermanas.

Había obtenido un diploma de tecnología en justicia criminal en 2006 y un año más tarde fue contratado por una de las empresas de seguridad más importantes del mundo, GS4.

Su primera esposa, una inmigrante de Uzbequistán, se divorció de él en 2011 tras dos años de matrimonio en los que fue maltratada. Mateen daba signos de tener problemas mentales, según le dijo ella este domingo a la prensa.

El FBI comenzó a investigarle en 2014 después de que compañeros de trabajo alertaran de sus posibles vínculos con terroristas. Los agentes abandonaron el seguimiento en dos ocasiones sin encontrar pruebas.

Quienes lo conocían lo describen como una persona poco afable, pero en las fotos de su apartamento Mateen aparece sonriente con su hijo. El cuarto del pequeño tenía numerosos muñecos de Disney y de superhéroes de Marvel.


En la mezquita a la que acudía, el Islamic Center de Fort Pierce, culpan a internet de su radicalización. El imán y los decenas de asistentes regulares aseguran que se predica un islam moderado que condena a ISIS y no emite mensajes de odio contra los homosexuales.

El segundo imán, Adel Mefzi, dice que Mateen siempre llegaba de la mano de su hijo al centro. "Era un padre cariñoso. Siempre abrazaba y besaba a su niño. Me sorprende que haya hecho esto y no haya pensado en su hijo", dijo Mefzi.

Un amigo de la familia, Bedar Bakht, le dijo a Univision Noticias que Mateen había cambiado recientemente. Bakht vivió durante cinco años en Maryland y se reencontró con Mateen hace dos meses en la mezquita. Cuando lo vio de nuevo se sorprendió de lo distante que se mostraba.

"De pequeño era un niño revoltoso, muy hablador y curioso, siempre hacía preguntas", dice Bakht.

El amigo dice que cuando vio al hijo de Mateen le recordó a su propio hijo, ahora en la universidad. "Le dije, '¡cómo ha crecido!', él se rio y me dio un abrazo, pero no quiso hablar más".


Lea también:

RELACIONADOS:Masacre en Orlando

Más contenido de tu interés