publicidad
Richard Blanco en la apertura de la embajada estadounidense en La Habana.

Richard Blanco y su camino de papel y lápiz

Richard Blanco y su camino de papel y lápiz

El poeta que leyó en la inauguración del segundo mandato del presidente Obama habla de cuánto le debe a la educación y al idioma español

Richard Blanco en la apertura de la embajada estadounidense en La Habana.
Richard Blanco en la apertura de la embajada estadounidense en La Habana.

Por Carmen Graciela Díaz @carmen7graciela

En la infancia del escritor cubanoamericano Richard Blanco, los libros para imaginar tuvieron la misma importancia que los zapatos para andar. 

A veces uno olvida que a los grandes triunfos se les puede trazar una historia y en el caso de Blanco, el quinto poeta inaugural de Estados Unidos, para poder leer en la segunda toma de posesión del presidente Barack Obama, antes hubo libros y muchas palabras entre inglés y español que formaron sus inquietudes y aspiraciones.

“Me acuerdo que no podíamos poner el aire acondicionado hasta por la noche, pero eso sí, nunca me faltó ni un libro, ni un lápiz. Para mi familia, especialmente para mi mamá que se hizo maestra en Cuba, la tarea era la primera cosa. Desde niño, todo era la educación”, contó. 

Obama eligió a Blanco para que escribiera y recitara un poema aquel 21 de enero de 2013 y así, a través de la lectura de “One Today” se convirtió en el primer latino e inmigrante -y el más joven- en el papel que antes asumieron figuras como Robert Frost y Maya Angelou.


 

“Cuando recibí la noticia de la Casa Blanca, en una de las cosas que primero pensé fue en el sacrificio de mis padres y en su énfasis en la educación. Me di cuenta de que pude llegar hasta donde llegué por sus decisiones”, relató tras bromear que retornar a la casa de la escuela con una “B” o “B-” no era una opción.

Al repasar memorias, Blanco contó que nunca se le cuestionó que fuera a la universidad. “Y eso, vaya, es algo por lo que miro a mis padres y digo lo mucho que me influyó”, afirmó quien ha hilvanado la literatura con la ingeniería, la carrera que sus padres le inculcaron estudiar por un futuro más estable. Dos disciplinas unidas por la construcción. 

La educación, a su vez, ha estado presente en esas construcciones suyas. Fue nombrado, por ejemplo, embajador educativo de la Academia de Poetas Americanos y ha sido profesor universitario aparte de recibir doctorados honorarios de universidades como la de Rhode Island.

Blanco fue uno de los autores que participó de la reciente Feria del Libro de Miami y desde allí  conversó sobre su obra que incluye trabajos como el poemario “City of a Hundred Fires” (1998) y su libro de memorias “The Prince of Los Cocuyos: A Miami Childhood” (2014), donde recoge su relato como hijo de inmigrantes cubanos y la búsqueda de su lugar en EEUU. 

Un proceso de descifrar y llegar a términos con la identidad que, de muchos modos, definió la creación de “One Today” y del resto de su obra. Ya Blanco lo había dicho alguna vez: “We are always becoming”. 

“Hasta los 44 años, una pequeña parte de mi corazón todavía sentía que yo no era americano, que pese al cuento mío y de mis padres no tenía la autoridad emocional para poder escribir un poema a un país (al) que no sabía si pertenecía y si de verdad era un país que yo amaba”, nos explicó.

Pero el propio poema “One Day” le deparó a Blanco una revelación identitaria. 

“Toda mi poesía se trata de esos temas: ¿soy americano?, ¿soy cubano?, ¿cuál es el medio de eso? Y me di cuenta por el proceso de escribir y leer el poema de que lo que somos todos, esas diferentes razas e idiomas, ha sido la narrativa de Estados Unidos desde el principio”, sostuvo en referencia a sus inicios de tránsito, primero al nacer en Madrid adonde su familia llegó exilada de Cuba, luego al emigrar con 45 días de nacido a Nueva York hasta eventualmente llegar a Miami, donde creció y se formó.

Blanco forma parte de esa riqueza cultural que configura a Estados Unidos y los idiomas en los que hilvana su vida y su ficción escrita en inglés representan eso. 

“Yo fui educado en inglés, es el idioma mío intelectual en el que puedo hablar de literatura y cosas abstractas. El español siempre ha sido el idioma de la casa, de la comunidad, de mami”, subrayó. “El inglés es fenomenal en cuanto a estructura, pero yo siento en español”.


publicidad


 


Un idioma es una manera de ver el mundo y al analizar su voz literaria, Blanco explicó que en su obra hay “una emoción, unas texturas y unos sonidos” que informan su pensamiento en inglés. “Lo barroco del español es irónicamente por lo que mi obra en inglés se destaca”, mencionó de esa influencia que tiene la lengua de su origen en cómo escribe y le da voz a sus trabajos en ese otro idioma.

Quizás por eso se le hizo muy importante traducir al español “One Day” junto a los otros dos poemas que escribió a petición del comité para la inauguración presidencial. En el libro de memorias “For All of Us, One Today: An Inaugural Poet's Journey” (2013), entonces, comparte esos dos trabajos “What We Know of Country” y “Mother Country”, del que confesó enamorarse por la historia familiar que plasma en sus versos.

Para Blanco, ese poema recoge la historia del exilio de su madre y el sufrimiento que dejó la separación familiar pero también hace un comentario de la fe que ella -como tantos más- tuvo en el sueño americano.

“A veces pienso que gente como mi mamá, exiliados e inmigrantes, son la gente más patriota que hay en Estados Unidos porque no toman nada ‘for granted’. Ése es el tema del poema: ‘To love a country as if you’ve lost one’ ”, detalló.

El tema del espacio y las líneas geográficas -las visibles y las imperceptibles- sigue para Blanco de cara a un proyecto que trabaja junto al fotógrafo Jake Hessler en torno al tema de las fronteras. Se trata, dijo, de un libro de diez fotografías y poemas que ilustran hasta qué punto vivimos mediados no solo por fronteras físicas, sino como planteó, por fronteras imaginarias y personales.

Blanco busca derribar tales fronteras a través de su trabajo literario porque es de lo que piensa que el arte sirve, entre otras cosas, para acercarnos pese a las diferencias.

“En un pueblo de África hay un dicho de que por la mañana se saludan y se miran a los ojos y dicen ‘Te veo’ y la respuesta es ‘Te veo’. Creo que ése es el poder del arte y líderes como Martin Luther King que hacen que uno vea la humanidad de la persona: soy negro, soy hispano, soy gay, pero mira mi humanidad”. Eso es lo que procura Blanco; que sus palabras en inglés o español acerquen, ante todo.

publicidad
publicidad
El reconocido diseñador George Esquivel, que ha creado zapatos y accesorios para famosos como Emma Stone, Luis Miguel, LeBron James, Dwayne Johnson y Fergie, entre otros, se unió a la fundación Giving Children Hope. Esquivel diseña las bolsas que son vendidas con el fin de recolectar fondos para dar alimentos a los niños y sus familias.
El supervisor del Segundo Distrito de Los Ángeles, Mark Ridley-Thomas, explicó que el centro hospitalario - que cerró sus puertas en 2007 tras serias acusaciones de mala práctica médica – es ahora "un nuevo hospital" y no quiere repetir los errores del pasado. Ahora, será administrado por una compañía privada y tendrá auditorias anuales.
Las agencias del orden que están encargadas de proteger los pasajeros en las líneas del metro están en alerta y los usuarios tienen cautela luego de que este lunes cuatro personas resultaran heridas en el centro de Manhattan por un intento de ataque terrorista.
La decisión se tomó con el fin de garantizar la seguridad y tranquilidad al interior del sistema de transporte. En otras noticias, el Condado de Alameda busca presionar para que sean reactivadas las licencias de miles de personas en el estado y feligreses se preparan, con una variedad de actividades, para homenajear a la Virgen de Guadalupe.
publicidad