null: nullpx
Liberaciones

Dejan en libertad en México al conductor de 12 años que tuvo un accidente en el que murieron cinco menores

La Procuraduría de Ciudad de México buscará que un juez especializado vincule al menor a un proceso penal y se determine la sanción correspondiente, que podría ir desde una amonestación hasta asesoramiento para la adaptación integral del adolescente. La ley en México no contempla prisión preventiva a menores de 14 años.
20 Feb 2018 – 07:28 PM EST
Comparte
Cargando Video...

CIUDAD DE MÉXICO.- Luis Eduardo, el adolescente de 12 años que manejó el pasado domingo el automóvil que sufrió un accidente en el que perdieron la vida cinco menores de edad y tres más resultaron heridos, fue puesto en libertad este martes, pues la ley en México no contempla prisión preventiva a menores de 14 años.

Sin embargo, la Procuraduría de Ciudad de México buscará que un juez especializado vincule al joven a un proceso penal y se determine la sanción correspondiente, aunque no será internado en un centro de atención para menores.

“Será el juez quien determine la sanción no privativa que le corresponde que puede ir desde una amonestación hasta asesoramiento para la adaptación integral del menor”, informó la procuraduría local por medio de un comunicado.

El accidente de carretera ocurrido en el oriente de Ciudad de México provocó la muerte de tres mujeres y dos hombres, todos menores de edad. Otros tres jóvenes, incluyendo el chofer, fueron trasladados al hospital.

Luis Eduardo presuntamente conducía el automóvil a exceso de velocidad y perdió el control al esquivar a un ciclista. Finalmente impactó con una estructura vial.

La fuerza del choque provocó que algunas de las víctimas salieran disparadas del vehículo. Sus cuerpos quedaron esparcidos en el acotamiento.

Las autoridades aún no han informado las razones por las que el adolescente estaba manejando el automóvil, pues en México la edad mínima para conducir es de 16 años, pero se requiere tramitar un permiso.

El periódico mexicano El Financiero agregó que el certificado médico establece que el Luis Eduardo presentaba “aliento alcohólico, pero se estableció que tenía menos de .40 grados de alcohol en la sangre.

Desde el pasado domingo, el adolescente fue canalizado ante la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes pero ahora podrá regresar con su familia.

Los cuerpos de los menores fallecidos ya fueron entregados a sus familiares y algunos de ellos fueron seputados este martes en un pateón de la colonia Santa Catarina, en el oriente de capital mexicana.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés