null: nullpx
Noticias

Kim Jong Un renunciaría a su arsenal nuclear, revela el presidente de Corea del Sur después de su encuentro

Aunque en la histórica reunión entre los presidentes de las dos Coreas, Kim Jong Un y Moon Jae-in, ya se había hablado de establecer una "paz permanente", este domingo se revelaron detalles sobre la disposición del gobierno del norte a desnuclearizar la isla.
29 Abr 2018 – 11:04 AM EDT
Comparte
Encuentro histórico entre los presidente de Corea del Norte, Kim Jon Un y Corea del Sur, Moon Jae-in Crédito: Getty Images

Según revelaciones que se hicieron este fin de semana de parte de voceros del gobierno de Corea del Sur, durante la reunión que sostuvieron el viernes los presidentes de las dos Coreas en la pequeña población de Panmunjom, en la frontera de los dos países, Kim Jong Un le aseguró al líder surcoreano Moon Jae-in que su país abandonará sus pretensiones nucleares bajo dos condiciones: que Estados Unidos prometa ponerle un final a la Guerra de Corea y que prometa no invadir su país.

“Si mantenemos reuniones frecuentes y creamos confianza con los Estados Unidos y recibimos promesas de un fin a la guerra y un tratado de no agresión, entonces ¿por qué tendríamos que vivir en dificultades manteniendo nuestras armas nucleares?”, citó el presidente Moon al mandatario de Corea del Norte.

Jong Un además se mostró dispuesto a invitar expertos y periodistas a que vereficaran este proceso de desnuclearizar la isla que consistiría entre otras en cerrar sus sitios de pruebas nucleares y que se llevaría a cabo en mayo de este año.

Aunque ya se sabía que durante la histórica cumbre ambos mandatarios habían llegado a un compromiso de cooperar para el establecimiento de una "paz permanente" en la península y a abrir conversaciones con Estados Unidos para firmar un tratado de paz definitivo, las nuevas revelaciones hablan puntualmente de la intensión de Kim de renunciar a su arsenal nuclear.


"Sé que los estadounidenses están naturalmente contra nosotros, pero cuando hablen con nosotros, verán que no soy el tipo de persona que dispararía armas nucleares hacia el sur, sobre el Pacífico o en los Estados Unidos", le dijo Kim al presidente Moon, según reportaron voceros surcoreanos. Una declaración que parece alejarse por completo del tono amenazante que Kim mantuvo durante todo el 2017, año en el que las tensiones nucleares entres los dos países escalaron a niveles históricos.

Este gesto puede estar alineado con la nueva política de apertura al diálogo y la negociación que en los recientes días han mostrado los gobiernos tanto de Corea del Norte como Estados Unidos.

De hecho, este sábado Donald Trump, anunció que se reunirá con el líder norcoreano "en tres o cuatro semanas", lo que supone un leve adelanto con respecto a las estimaciones de la Casa Blanca, que había fijado la cita para finales de mayo o principios de junio. "Creo que vamos a tener un encuentro en las próximas tres o cuatro semanas", afirmó Trump en un discurso en Michigan ante sus simpatizantes.

Las tensiones entre las dos Coreas vienen desde los años 50, cuando el norte y el sur de la Península se enfrentaron en un conflicto armado, que se generó a raíz de la división de facto que sufrió el territorio tras la Segunda Guerra Mundial y que quedó ratificada con el enfrentamiento que protagonizaron.

Vea también:


Loading
Cargando galería
Comparte
Publicidad