null: nullpx
Juicios

"Probablemente andaba en algo": nuevo video muestra a Derek Chauvin defendiéndose tras someter a George Floyd

En imágenes inéditas de la cámara corporal del policía, Chauvin defiende su maniobra contra Floyd ante los reclamos de un testigo que presenció lo ocurrido y se echó a llorar en medio del juicio al rememorar los hechos.
1 Abr 2021 – 09:28 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

El tercer día del juicio contra Derek Chauvin, el policía que presionó con su rodilla el cuello de George Floyd, estuvo marcado por el testimonio de algunos testigos que presenciaron el incidente y por imágenes de la cámara corporal del propio Chauvin.

En las inéditas imágenes, en las que se puede ver el momento en que se llevan a Floyd en una ambulancia, ya que durante el arresto la cámara se cayó debajo de la patrulla, se escucha a Chauvin defender su maniobra contra el afroestadounidense.

El video muestra por primera vez a Chauvin inmediatamente después del hecho. Su cámara corporal se había desconectado y caído durante la detención de Floyd, pero luego se volvió a encender y el jurado pudo escuchar la conversación entre Chauvin y Charles McMillian, el testigo que confrontó al policía por su trato hacia la víctima.

El testigo y Chauvin

Mientras la ambulancia se alejaba, un testigo increpó al policía por lo que había hecho y el oficial se defendió diciendo que esa era simplemente su opinión.

En las imágenes se puede ver a McMillian, un hombre negro de 61 años que le había dicho a Floyd que cooperase en el arresto, diciéndole al policía que lo que había pasado estaba mal.

"Esa es una opinión personal", le respondió Chauvin, mientras regresaba a su asiento en la patrulla. "Tuvimos que controlar a este tipo porque es un tipo grande. Parece que probablemente andaba en algo", agregó el policía.

En otros videos del arresto se puede escuchar la voz de McMillian pidiendo al agente que dejara de presionarle el cuello a Floyd con su rodilla.

Aunque fueron publicadas el año pasado, las imágenes del arresto capturadas por las cámaras de otros policías causaron gran impacto entre los presentes en el juicio. El propio McMillian rompió a llorar en el estrado al verlas y tuvo que hacerse un receso para que se calmara.

En estas imágenes, el agente Thomas K. Lane pregunta si no deberían voltear a Floyd una vez que dejó de moverse, pero Chauvin dijo que no. Poco tiempo después, otro policía, J. Alexander Kueng, le dice que no puede detectar el pulso de Floyd y aunque sorprendido, Chauvin responde: "¿Eh?", pero continúa presionándole el cuello por otros dos minutos, informó The Washington Post.

Las declaraciones de los testigos

Ese día, un empleado de la tienda Cup Foods de Minneapolis había llamado la policía pues sospechaba que Floyd le había pagado con un billete de $20 falso.

En el juicio de este miércoles, Christopher Martin, el cajero de solo 19 años que le cobró a Floyd, contó que tras recibir aquel billete suyo por una caja de cigarros, él habló con el manager, pues creía que el billete era falsificado.

Su manager le pidió alcanzar a Floyd y pedirle que entrara para arreglar la situación, pero Floyd no lo hizo. Entonces el manager le pidió que llamara a la policía. Martin dijo que sentía "incredulidad y culpa" al saber que aquella llamada telefónica condujo a la muerte de Floyd.

"Si simplemente no hubiera aceptado el pago, esto podría haberse evitado", dijo Martin, quien dejó de trabajar en el establecimiento poco después del incidente, alegando que no se sentía seguro, según un reporte de CNN.

Cargando Video...
“Disculpándome por no haber hecho más”: desgarradores testimonios marcan el juicio al expolicía Derek Chauvin

Las declaraciones de testigos de este miércoles comenzaron con un interrogatorio a Genevieve Hansen, una socorrista de Minneapolis que estaba paseando en su día libre cuando se encontró con la escena del arresto mortal. Según Hansen, ella trató de ayudar a Floyd y le pidió repetidamente a la policía que chequeara su pulso, pero se negaron.

"Intenté razonar con calma, intenté ser asertiva, supliqué y me desesperé. Estaba desesperada por ayudar", declaró Hansen.

Otra joven testigo de los hechos, una estudiante de secundaria, también dijo sentir impotencia y culpa ante lo ocurrido. "Han sido noches en las que me he quedado despierta disculpándome con George Floyd por no hacer más y no interactuar físicamente y no salvarle la vida", expresó.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés