null: nullpx
Jeep

Invencible tanto en la guerra como en la paz: Jeep cumple 75 años

A 75 años de la llegada del primer Jeep civil, la leyenda del vehículo que llevó a las fuerzas aliadas a su victoria continua más vigente que nunca.
18 Jul 2016 – 7:01 PM EDT

Aunque en Julio de 1940 aún faltaban 17 meses para que la fuerza aérea japonesa llevara a cabo el infame ataque a la base naval estadounidense de Pearl Harbor en Hawaii, para el gobierno de Estados Unidos su participación en la Segunda Guerra Mundial ya era inevitable.

Fue es ese momento cuando las fuerzas armadas estadounidenses hicieron un llamado a 135 fabricantes automotrices para que presentaran prototipos funcionales de un vehículo de reconocimiento rápido, liviano y con capacidad todoterreno para uso bélico. La respuesta fue desoladora, sólo dos compañías American Batam y Willys-Overland respondieron al llamado. Era obvio que el conflicto armado en Europa no era una de las preocupaciones primarias de los fabricantes automotrices norteamericanos en el verano de 1940.


El prototipo ganador fue el BRC presentado por American Bantam. Sin embargo el auto estaba lejos de ser perfecto y American Bantam, que era una compañía de recursos financieros muy limitados, no estaba en posición de encarar las mejoras requeridas por el ejercito ni mucho menos su producción. El diseño básico de American Bantam fue entregado a Willys-Overland y a Ford quienes presentaron sus versiones mejoradas el Quad y el GP ó Pygmy, respectivamente.

El modelo finalmente elegido fue el Quad de Willys, aunque el ejército mando a incluir muchas de las mejoras incluidas en el Ford Pygmy como los faros delanteros con bisagra inferior para proveer luz al compartimiento del motor, el tanque de gasolina bajo el asiento que hacia innecesarios accesos externos al mismo los cuales el ejército consideraba vulnerables y la parilla plana hecha de barras de acero soldadas que le dio al Jeep, su descendiente civil, el icónico aspecto frontal que aún muestra hoy 75 años más tarde.


La historia del Jeep, el recio soldado que pasó a ser ciudadano del mundo

Loading
Cargando galería

La construcción del GP como se conoció al auto de guerra estuvo en manos de Willys y Ford. El total de unidades construidas por ambos fabricantes se acercó a las 640,000 unidades. Todas ellas equipadas con el motor de 4 cilindros ‘Go-Devil’ de Willys con 2.1 litros de desplazamiento y 105 libras pie de torque y caja manual de 3 velocidades más reversa. Cerca de 30% de la producción fue exportada al ejército de Gran Bretaña y al ejército rojo de la Unión Soviética. El auto que pronto se conocería como el Jeep comenzaba su larga trayectoria jugando un papel histórico, el de ser una de las herramientas fundamentales para la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial.


En 1944 Willys comenzó a explorar el uso del diseño del GP como vehículo civil una vez que se reiniciara la producción de vehículos no militares, la cual había sido detenida en 1942 a fin de salvaguardar materia prima para el esfuerzo de guerra.

Ford, que enfrentaba una cantidad importante de problemas, nunca consideró la explotación civil del GP por lo que nunca existió disputa alguna en cuanto a la propiedad del diseño. Willys produjo prototipos que utilizaron la hoy legendaria nomenclatura CJ (por civilian Jeep, o Jeep civil) entre 1944 y el verano de 1945. Los vehículos de prueba conocidos como CJ-1 y los CJ-2 fueron probados extensamente tanto en la calles como en granjas. Para estas últimas se fabricaron unidades especiales del CJ-2 conocidas como AgriJeep. Los CJ-1 y el CJ-2 nunca fueron vendidos comercialmente.

Una vez reiniciada la producción de vehículos civiles en Julio de 1945, Willys comenzó a fabricar y a vender el primer GP de uso civil bajo el nombre de Jeep CJ-2A modelo 1946. Nadie sabe a ciencia cierta de donde provino el nombre Jeep, pero muchos piensan que la palabra nació de la pronunciación en inglés de GP, el nombre oficial del vehículo. El CJ-2A era un vehículo pensado para la agricultura, los ranchos y la industria cuya diferencia básicas con los vehículos militares aparte de la carencia de armamento y equipos bélicos eran la aparición de un portón trasero, la colocación de la llanta de repuesto en el lado derecho del vehículo, faros de iluminación frontal considerablemente más grandes y claro está combinaciones de colores más allá del verde militar. De hecho los CJ-2A utilizaban combinaciones de colores bastante llamativas para la época com azul brillante con ruedas amarillas.

El CJ-2A fue seguido por una larga lista de versiones cada vez mejores y más civilizadas del CJ. EL CJ-3A producido de 1949 a 1953 introdujo el parabrisas de una pieza y el CJ-3B producido desde 1953 hasta 1968 llegó con un capó más alto para alojar al nuevo motor de 4 cilindros ‘ Hurricaine’ de Willys y ofreció por primera vez como opción una transmisión manual de 4 velocidades. En 1953 Willys se fusionó con el fabricante Kaiser. La nueva compañía que funcionó con el nombre Kaiser-Jeep siguió utilizando el nombre Willys como marca para el Jeep civil, que para ese momento ya había permeado al campo de los vehículos de paseo y se había convertido en una de sus más importantes fuentes de ingreso.

1954 vio la llegada de del famoso Jeep Willys CJ-5, el cual se produjo ininterrumpidamente por 30 años, hasta 1984. El CJ-5 estaba supuesto a reemplazar al CJ-3A pero terminó siendo su compañero de establo a pesar de su aspecto más moderno. En 1965 el CJ-5 obtuvo el primer V6 en ocupar el área de motor de un Jeep así como la opción de dirección hidráulica. En 1971 Kaiser Jeep fue adquirida por la American Motors Corporation pasando a ser la subsidiaria Jeep Corporation. Jeep era definitivamente más duradera y resistente que ninguno de sus dueños.

La adquisición por American Motors llevó a Jeep a la modernidad. El viejo V6 y el añejo Hurricaine fueron sustituidos por motores modernos producidos por el nuevo dueño, incluyendo un poderoso 6 cilindros en línea y un V8. 1976 vio la llegada del CJ-7, 10 pulgadas más largo y por consiguiente significativamente más grande y utilitario. El CJ-7 subsistió hasta 1986 cuando la línea CJ fue suplantada por la más moderna línea Wrangler cuya tercera generación ha subsistido hasta nuestros días.

Mientras tanto American Motors fue adquirida por Chrysler en 1987, la cual a su vez se fusionó con Daimler-Benz en 1998 formando DaimlerChrysler. Daimler Chrysler separó a Chrysler en 2007, la cual fue adquirida por Fiat a través de un complicado proceso que se inició en 2011 y culminó en 2014 con la creación de Fiat Chrysler Automobiles (FCA). No es difícil ver como Jeep siempre fue un factor decisivo en las múltiples adquisiciones de las casas matrices que han mantenido la propiedad de la marca.

Los Jeeps CJ y Wrangler, descendientes directos de los GP de la Segunda Guerra Mundial, ganaron una cantidad importante de modelos hermanos a través de las décadas. Jeepster, Comanche, Forward Control, Wagoneer, Cherokee, Liberty, Patriot y Renegade por solo mencionar agunos y un grupo más destacado aún de imitadores como las Toyota FJ, Nissan Patrol y Range Rover Defender.

Pero hoy, 75 años después de la llegada del primer Jeep CJ-3A como auto civil, la leyenda del pequeño vehículo que transportó a las fuerzas aliadas a su victoria final el 2 de septiembre de 1945, continua más fuerte y vigente que nunca.


Lea también:


RELACIONADOS:JeepAutos HistóricosSUV

Más contenido de tu interés