null: nullpx
Jalopnik

El todoterreno ruso que remolcaba los restos de Fidel Castro se averió en plena procesión

El todoterreno, cuyo diseño básico data de 1971, no soportó los rigores del recorrido de 3 días que trasladó el remolque fúnebre desde la Plaza de la Revolución en La Habana durante más de 500 millas hasta Santiago de Cuba.
Patrocina:
7 Dic 2016 – 08:21 PM EST
Reacciona
Comparte
Soldados empujan el todoterreno Ruso UAZ 3151 y el remoque con las cenizas de Fidel Castro el pasado sábado 3 de noviembre cerca del Cuartel Moncada. Crédito: AP

La urna que alberga las cenizas mortales del dictador cubano Fidel Castro fue llevada a su lugar de descanso eterno a bordo de una extraña y parca plataforma rodante verde militar, muy cónsona con los uniformes que al finado líder le gustaba usar hasta que su avanzada edad lo obligó a cambiarlos por trajes deportivos.

Nuestra publicación hermana Jalopnik reporta que el todoterreno militar ruso UAZ 3151 que remolcaba los restos de Fidel se averió en plena procesión fúnebre por lo que un grupo de soldados de la guardia de honor tuvo que empujar el vehículo. El hecho de que hubiesen 4 soldados a bordo del UAZ 3151 nos hace sospechar que el acontecimiento no fue totalmente inesperado.

El pobre todoterreno, cuyo diseño básico data de 1971 y que cuenta con un crudo 4 cilindros de muy bajo caballaje, no soportó los rigores del recorrido de 3 días que trasladó el remolque fúnebre desde la Plaza de la Revolución en La Habana durante más de 500 millas hasta Santiago de Cuba donde Fidel reposará hasta nuevo aviso.

Este fue el trayecto inverso al de la famosa ‘Caravana de la Libertad’ de enero de 1959 cuando los guerrilleros del ejercito rebelde encabezados por Castro, recorrieron las isla desde Santiago de Cuba hasta La Habana para celebrar el triunfo de la insurrección encabezaba por el recién fallecido dictador.

Jalopnik nos recuerda que, a pesar de la legendaria pésima calidad de los vehículos rusos, Cuba cuenta con unos de los mejores mecánicos del mundo como lo recuerda el contingente de miles de vehículos estadounidenses de los años 50 que aún recorre sus vías a pesar su avanzada edad y de la falta de repuestos originales, por lo que no hay excusas para que algo como esto haya ocurrido.

Loading
Cargando galería

Lea también.

Reacciona
Comparte