Irónica consecuencia: cierre del Gobierno afecta a las cortes migratorias, la patrulla fronteriza y al sistema E-verify

Con el gobierno parcialmente cerrado porque Trump no consigue $5 mil millones para levantar un muro fronterizo, el sistema E-Verify, un 'muro electrónico' que permite detectar si alguien tiene o no autorización para trabajar en el país no está funcionando por falta de fondos.
3 Ene 2019 – 5:18 PM EST

El cierre del Gobierno parcial que ya lleva 13 días tiene su raíz en la demanda que el presidente Donald Trump hace al Congreso para que le de fondos para levantar el muro fronterizo entre EEUU y México para frenar la entrada de indocumentados y reforzar la seguridad en la frontera.

Pero, paradógicamente, el sistema de inmigración está siendo negativamente afectado por este cierre de Gobierno provocando, entre otras cosas, caos en cortes de inmigración y falta de pago a oficiales de la Patrulla Fronteriza entre otros desbarajustes.

Para construir ese muro, principal promesa de campaña de Trump, el presidente pretende que el Congreso apruebe en la ley de financiación $5 mil millones, cifra que incluso con mayorías republicanas en ambas cámaras del Congreso no se logró aprobar.

Pero una consecuencia curiosa -e irónica- de este cierre de Gobierno que forzó Trump para levantar su prometido muro es que por falta de fondos el sistema E-Verify, un programa federal que se supone que impide que los inmigrantes sin papeles puedan trabajar.

" Los servicios E-Verify no están disponibles actualmente debido a la interrupción en las asignaciones del Gobierno", indica la web del programa.

Esto quiere decir que si los empleadores desean verificar a las personas que quieren contratar y ver si cuentan con permiso de trabajo, no pueden hacerlo, debido a que la base de datos está cerrada.

Más ironías

Pero este cierre de E-Verify es apenas un aspecto de cómo este cierre de Gobierno propiciado por el cambio de opinión de Trump respecto a un acuerdo al que se había llegado con el Congreso está afectando al sistema de inmigración.

Mientras que el presidente asegura que este cierre es en pos de asegurar la protección fronteriza y evitar que a los indocumentados ingresen al país, la falta de fondos también ha paralizado los tribunales de inmigración de la nación.

Muchos tribunales están cerrados, indica el propio Departamento de Justicia, u operando con dificultad permitiendo que muchos casos de inmigrantes indocumentados no tengan resoluciones para sus casos, ya sean positivos u órdenes de deportación.

Fotos: El Año Nuevo en la frontera pasó en medio de gases lacrimógenos y caos

Loading
Cargando galería


Ashley Tabaddor, presidenta de la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración que representa a los cerca de 400 jueces del país, dijo a The Washington Post que el impacto es "inmenso".

Tabaddor indicó que muchos jueces no están trabajanodo pero otros han recibido instrucciones de presentarse, sin paga, para juzgar sobre casos de detenidos bajo custodia de autoridades de inmigración. Pero los casos de inmigración más numerosos son los que precisamente no están bajo detención.

La reprogramación de las citas en corte, señala Tabaddor, se están posponiendo por años ahora debido a la acumulación de casos. Muchas de las audiencias suspendidas tendrán que aguardar por años un nuevo espacio en agenda. La ironía de que "las cortes de inmigración están cerradas por (un tema de) inmigración", dijo Tabaddor.

Los casos se están acumulando prometiendo provocar un atasco masivo. Hasta ahora, en total, se calcula que el número de casos atascados son cerca de un millón, según un seguimiento de la Universidad de Syracuse.


La jueza de inmigración Dana Leigh Marks dijo en la misma línea a All Things Considered de NPR: "Nunca hemos estado en una situación tan grave con respecto a la acumulación de casos de inmigración en todo el país. esos casos se retrasan, a veces durante años, antes de que tengamos espacio en nuestros expedientes para poder reprogramarlos", dijo

Por otro lado, buena parte de los agentes de la Patrulla Fronteriza que están trabajando en la frontera, no están recibiendo paga y no la recibirán hasta que no se reabra el Gobierno, al igual que otros miles de empleados del área de inmigración en el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés).

Entre los empleados del gobierno que trabajan sin remuneración hay miles de empleados del FBI, la Administración de Control de Drogas, la Oficina de Prisiones, Aduanas y Protección de Fronteras, la Guardia Costera además de la Patrulla Fronteriza. En los Departamentos de Justicia y Seguridad Nacional, alrededor del 85% de los empleados todavía trabajan.

Museos cerrados y parques repletos de basura: las consecuencias del cierre parcial del gobierno en imágenes

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés