null: nullpx
Salud

El gobierno de Trump no puede prohibir el aborto a las menores indocumentadas, decide una corte de apelaciones

El panel de jueces de la Corte de Apelaciones de DC decidió que la posición del gobierno de negarles el acceso al servicio contraviene a la Constitución, que ofrece protecciones básicas para que la mujer pueda elegir si ponerle fin o llevar a término un embarazo.
14 Jun 2019 – 3:04 PM EDT

El gobierno de Donald Trump ya no podrá negarle el acceso a un aborto a las menores indocumentadas que estén en su custodia. Esto tras la decisión de este viernes anunciada por la Corte Federal de Apelaciones del Circuito de DC.

En un fallo 2-1, el tribunal concluyó que estaban "rechazando la posición del gobierno de impedir el acceso al aborto que puede ampararse con el precedente de la Corte Suprema". Argumentan que el máximo tribunal "ha determinado y redeterminado que la Constitución ofrece protecciones básicas al derecho a elegir de la mujer".

"No tenemos libertad para reducir un derecho constitucional reconocido por el precedente de la Corte Suprema —un derecho que el gobierno asume que tienen los menores no acompañados— para que otros puedan ser disuadidos de buscar una vida mejor en este país", agregan los jueces en su decisión de 81 páginas.

En una opinión conjunta los jueces que estuvieron a favor de la decisión, Sri Srinivasan y Robert L. Wilkins, critican al exdirector de la Oficina de Reacomodo de Refugiados (ORR, que supervisa los albergues a los que son llevados los indocumentados menores de edad bajo custodia), E. Scott Lloyd, un acérrimo opositor del aborto. Le cuestionan haber negado el procedimiento aún en los casos en los que las mujeres recibían fondos privados y tenían transporte disponible para su traslado al centro médico.

"No es una negativa para financiar un aborto; es un rechazo a permitirlo", dicen los jueces.


Estados Unidos despenalizó el aborto en 1973 con el caso Roe Vs. Wade, que ratificó el derecho de la mujer a tomar decisiones médicas sobre su cuerpo y solicitar la interrupción de su embarazo si así lo decide. A pesar de ello, en 2017 el gobierno de Trump instauró una política que prohibía abortar a las menores no acompañadas que estuvieran en custodia federal.

Según documentos de corte citados por BuzzFeed News, en 2017 unas 18 adolescentes embarazadas solicitaron un aborto a la ORR.

La pelea con el gobierno de Trump comenzó en octubre de ese año, cuando una menor indocumentada recluida en un albergue en Brownsville, Texas, entabló una batalla legal para poder poner fin a su embarazo. Al final, en un fallo de 6-3, una corte federal avaló el proceso a favor de la menor, que fue llamada Jane Doe y que en ese momento tenía 16 semanas de embarazo. El procedimiento se realizó rápidamente, antes de que el Departamento de Justicia pudiera apelar.


Luego en diciembre, una jueza de distrito falló a favor de otras dos jóvenes en custodia federal a quienes se les prohibía la interrupción de su embarazo. Argumentó que el gobierno no podía impedirles ejercer su derecho.

En la opinión de este viernes, los jueces critican que la restricción al aborto para las menores se aplique aún cuando la adolescente cumpla con las condiciones que establecen las leyes estatales para realizar el procedimiento o cuando el embarazo haya sido producto de una violación. Por eso explican que el argumento del gobierno es "equivocado".

"No podemos aceptar la idea de que las menores en custodia de ORR deben ser obligadas a llevar a término embarazos no deseados, aún en casos de violaciones", agregan.

La decisión fue celebrada por la Unión Americana de Libertades Civiles, que aseguró en su cuenta de Twitter que seguirá luchando para garantizar que el gobierno de Trump no pueda volver a poner objeciones a las menores para que "tengan acceso a una atención crucial en salud y al derecho constitucional del aborto".

La decisión fue tomada por los jueces en un momento en que en Estados Unidos arrecia la batalla legal de algunos estados para prohibir el aborto. Aunque sigue siendo legal en los 50 estados de Estados Unidos, ya nueve (Alabama, Georgia, Missouri, Mississippi, Utah, Arkansas, Kentucky, Ohio y Lousiana) han aprobado legislaciones que buscan limitar el acceso a un procedimiento seguro.

El aborto es legal en EEUU, pero cada vez hay más obstáculos que restringen el acceso (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés