null: nullpx
Inmigración Infantil

Deben darle jabón y cepillos de dientes: Tribunal rechaza apelación del gobierno que quería negarles artículos de higiene a niños detenidos en la frontera

La Corte del 9no Distrito de Apelaciones dictó que el gobierno sí tiene el deber de proveer estos artículos a los niños inmigrantes que detenga y garantizarles condiciones "sanas y sanitarias".
15 Ago 2019 – 4:39 PM EDT

La Corte del 9no Distrito de Apelaciones descartó este jueves una apelación del gobierno de Estados Unidos que sostenía que los niños inmigrantes detenidos no necesitan jabón o cepillos de dientes mientras están bajo custodia de las autoridades migratorias.

Un panel de tres jueces en San Francisco desestimó el desafío del gobierno a una decisión de un tribunal inferior de que las autoridades no habían proveído condiciones sanitarias y seguras para los niños, según lo que dicta el Acuerdo Flores de 1997.

El gobierno de Donald Trump había argumentado que las autoridades no estaban obligadas a proporcionar asistencia específica con artículos como jabón, bajo el requisito del acuerdo de que las instalaciones sean "seguras y sanitarias" y le pidió al panel que interviniera. Los jueces de apelación no estuvieron de acuerdo y rechazaron el argumento del gobierno.


"Asegurar que los niños coman suficientes alimentos comestibles, beban agua limpia, se alojen en instalaciones higiénicas con baños sanitarios, que tengan jabón y pasta de dientes, y que no se les quite el sueño son sin duda esenciales para la seguridad de los niños", escribió el panel.

El fallo ocurrió luego de una audiencia en junio en la que una abogada del gobierno dijo que el Acuerdo Flores era muy vago y no requería necesariamente que se le diera un cepillo de dientes y jabón a los niños durante detenciones breves. La indignación de expertos en salud, derechos de los niños y de gran parte del público fue amplia.

El Acuerdo Flores, hecho entre los defensores de los niños inmigrantes y el gobierno de EEUU hace más de 20 años, dice que los niños deben ser retenidos en instalaciones que cumplan con ciertos estándares y liberados tan pronto como sea razonablemente posible, lo que se considera unos 20 días.

Leecia Welch, directora sénior de defensa legal y bienestar infantil en el Centro Nacional de Derecho Juvenil, le dijo a la agencia Associated Press que la decisión del panel no la sorprende.

"Debería sorprender la conciencia de todos los estadounidenses saber que nuestro gobierno argumentó que los niños no necesitan estos elementos esenciales", dijo.


La jueza de la Corte Distrital, Dolly Gee, en Los Ángeles, dictaminó en 2017 que las autoridades habían incumplido el Acuerdo Flores, después de que varios niños inmigrantes que fueron detenidos en la frontera dijeran que tuvieron que dormir en celdas frías y atestadas, y que les daban comida y agua sucia.

Gee designó un monitor independiente para evaluar las condiciones. Esto problemas en las instalaciones continúan y vienen de años atrás. Sin embargo cada vez llaman más la atención a medida que sigue creciendo el número de niños y familias, sobre todo de Centroamérica, que llegan a la frontera sur.


En fotos: un recorrido por el segundo sector de la frontera por donde cruzan más centroamericanos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés