null: nullpx
Logo image
Frontera EEUU México

“Han visto crecer a sus nietos a través del muro”: cierre de parque fronterizo separa a familias migrantes

Desde febrero de 2020 ha estado clausurado el único lugar en el que los inmigrantes podían ver en persona a sus familiares en México. Allí se reunían los fines de semana, bajo la supervisión de la Patrulla Fronteriza.
7 Oct 2021 – 05:35 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

La reunión familiar sucedió en abril de 2019 en el llamado Parque de la Amistad ( Frienship Park). Los separaba la valla metálica entre México y California. Los abuelos estaban en Tijuana, y sus cuatro hijos y nueve nietos en San Diego. Aún así platicaron, bromearon, comieron y tocaron sus dedos entre las rendijas . Era la única manera que ellos se veían en persona y eso les bastaba.

“Podemos hacer videollamadas, pero no es lo mismo a verlos en persona”, explica Azucena López, una inmigrante mexicana que vive en San Diego, sobre los emotivos encuentros que desde 2015 hacían con sus padres, quienes desde hace una década volvieron a su natal Jalisco.

“Nosotros no podemos salir a México porque tenemos el programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y ellos, por cuestiones legales, no pueden entrar”, dijo a Univision Noticias.

Sus padres Juan López y María Villa, quienes un tiempo vivieron en San Diego, viajaban hasta Tijuana dos veces por año y se quedaban varios días solo para reunirse con sus seres queridos cada fin de semana, cuando la Patrulla Fronteriza habría el Parque de la Amistad.

“A veces los veíamos desde que abrían y hasta que cerraban, unas tres o cuatro horas”, cuenta López. “Platicábamos, bromeaban con los niños. Era la única forma de verlos. Ellos han visto crecer a sus nietos a través del muro”, agrega.


Han pasado más de dos años desde que los López se vieron allí por última vez y no hay esperanzas de que esos convivios se repitan algún día. La Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) cerró el Friendship Park a principios de 2020 señalando que debía cumplir con las normas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus y más tarde indicó que extendería la medida por un incremento en los cruces sin autorización por esa zona, de acuerdo con activistas.

“Es un mensaje no muy acertado. A mi ver están respondiendo a cuestiones políticas por parte de la Patrulla Fronteriza. Quieren presentar una frontera en desorden, fuera de control y seguir con su narrativa de que necesitan más recursos”, dijo a este medio Pedro Ríos, director del American Friends Service Commite, que aboga por la reapertura del parque fronterizo.

“Es un lugar muy único, no hay en otros similares en la frontera”, explicó el activista. “El impacto es real para muchas familias que no tienen otro lugar para reunirse”, agregó.


Del lado estadounidense venían a ese parque inmigrantes de estados tan lejanos como Illinois y Nueva York; mientras que en el otro lado se reunían personas de Colombia, Honduras y distintas partes de México, según Ríos. Desde que lo cerraron, reciben al menos una llamada diaria preguntando cuándo lo abrirán.

“Vienen desde muy lejos porque han escuchado sobre este parque. Pero cuando llegan se enteran de que no está permitido el acceso”, lamentó Ríos.

En una conferencia de prensa que se realizó este jueves frente a la oficina de la Patrulla Fronteriza en Chula Vista, el activista Juan Vargas dijo que la pandemia ha sido solo una excusa para impedir la entrada al parque. “Se debe abrir ya para que la gente pueda comunicarse, al menos se puedan despedir, porque si llegan a fallecer no pueden cruzar la frontera”, señaló.

“Es absolutamente necesario. Se ha convertido en un lugar espiritual donde mucha gente se reúne con su familia”, enfatizó Vargas.

En un comunicado enviado a esta redacción, Tekae Michael, supervisor de la Patrulla Fronteriza en San Diego, explicó que el parque cerró en marzo de 2020 durante el comienzo de la pandemia y que debido al uso de recursos en otros sectores de la frontera no han podido reabrirlo.

“Con varios sectores de la Patrulla Fronteriza experimentando aumentos recientes en los encuentros con migrantes, el sector de San Diego ha recibido la tarea de apoyar los esfuerzos para ayudar a otros sectores en el procesamiento y la colocación de migrantes en un proceso de inmigración adecuado”, dijo el funcionario.

“La necesidad operativa de esta asistencia sectorial se evalúa diariamente en función de la capacidad de procesamiento y la capacidad de las instalaciones de cada sector”, agregó.

“Sería algo feo para nosotros”

La construcción del Parque de la Amistad comenzó a principios de la década de 1970, cuando en la zona solo había alambres de púas que separaban ambos países. La primera dama Pat Nixon pudo saludar de mano a los mexicanos que, desde Tijuana, la vieron plantando un árbol. En la ceremonia hubo mariachi y muchas sonrisas, según se observa en las fotografías del evento.

El aspecto del sitio fue cambiando con el paso del tiempo y ahora hay una reja alta que divide ambos países, desde el mar. Más adelante se erigen dos bardas metálicas. En enero de 2020 excavadoras destruyeron un jardín que lo embellecía, de acuerdo con reporteros del diario San Diego Union Tribune.


Para llegar al Friendship Park las familias migrantes tenían que caminar durante varios minutos a través del parque estatal Border Field y el tiempo para convivir con los suyos era limitado. Los encuentros familiares ocurrían bajo la mirada de los agentes fronterizos. A pesar de todo, en ese lugar se han hecho fiestas infantiles, misas, clases de yoga y conciertos musicales.

“Sería algo feo para nosotros”, dice López sobre la posibilidad de que las autoridades estadounidenses decidan mantener el cierre del parque de manera indefinida. “Ver a mis padres tan solo 15 o 30 minutos es algo inexplicable. Es una sensación muy diferente tenerlos en persona”.

Víctor Reyes, un mexicano que es esposo de una indocumentada, contó en una carta, que fue leída frente a la estación de la Patrulla Fronteriza en Chula Vista, cómo ella tuvo que despedir desde Nuevo México a su madre y a un sobrino que recientemente fallecieron en Ciudad Juárez.

“Hay muchas historias como la de mi esposa”, escribió Reyes, pidiendo a las autoridades que reconsideren la medida. “La reapertura del parque puede ser el único conducto de por lo menos ver a sus familiares. Mirarse a los ojos y decirse ‘te amo’ antes de que la muerte toque a su puerta”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés