null: nullpx
Patrulla Fronteriza

ACLU cuestiona las "cacerías" de inmigrantes que hace la Patrulla Fronteriza en autobuses y trenes

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles llama la atención sobre el incremento de estas prácticas basadas en perfiles raciales en medios de transporte, advirtiendo que pueden ser inconstitucionales. La autoridad migratoria afirma que los operativos se hacen con el fin de luchar contra el crimen organizado.
6 Jun 2019 – 6:09 AM EDT

Mercedes Phelan recuerda cuando funcionarios de la Patrulla Fronteriza abordaron el autobús de Greyhound en el que viajaba por Pensilvania en abril pasado y le preguntaron si era ciudadana. Diez meses después, iba en un tren de Amtrak por Syracuse, Nueva York, y otros oficiales le volvieron a preguntar lo mismo.

"Estaba súper enojada porque obviamente estaban buscando perfiles (raciales)", dijo la mujer, que es de raza negra, puertorriqueña y ciudadana estadounidense. "Literalmente ignoraron a todos los blancos", afirma Phelan, citada por la cadena NBC News.

Según su relato, los agentes avanzaron por los pasillos, parándose solo cuando vieron a personas de color para preguntarles si eran estadounidenses o si tenían documentación legal.

La práctica no es nada novedosa. Se ha venido incrementando durante la Administración Trump tras revocarse una decisión de la era Obama que restringía esas operaciones en medios de transporte.

"Feliz cacería, vayan con cuidado y diviértanse"

De acuerdo con registros de correos electrónicos obtenidos por la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), en noviembre de 2017 un oficial de la Patrulla Fronteriza deseó “¡Feliz cacería, vayan con cuidado y diviértanse!” a los funcionarios que estaban listos para comenzar a abordar los autobuses.

Abogados y organizaciones de derechos humanos han llamado la atención sobre esta especie de represión silenciosa que ocurre a pocas millas de las fronteras del país, advirtiendo que por lo general esas operaciones son inconstitucionales. La Cuarta Enmienda estipula que los pasajeros de medios de transporte no pueden ser detenidos e interrogados por la Patrulla Fronteriza sin una sospecha razonable de que son deportables, explica la ACLU. La sospecha, en cualquier caso, no puede basarse en el color de la piel de alguien o de su habilidad para hablar inglés.

"Los pasajeros están expuestos, especialmente las personas de color, a la aplicación discriminatoria de la ley cuando se suben a los autobuses", asevera Chris Rickerd, asesor principal de políticas de la ACLU.

Bajo la ley de inmigración, los agentes tienen la autoridad para registrar vehículos sin orden judicial dentro de una distancia razonable de cualquier frontera externa de Estados Unidos, que el CBP interpreta dentro de 100 millas de cualquier límite territorial terrestre o acuático, al norte o al sur.

No contestar y solicitar un abogado

“Sí, nosotros realizamos operativos en estaciones de trenes y autobuses”, confirma en español Jeffrey Quiñones, portavoz de la Patrulla fronteriza, a Univision Noticias.

“Este tipo de operativos se hacen basados en que sabemos que las organizaciones transnacionales criminales que operan en nuestro hemisferio mueven contrabandos, mueven narcóticos y mueven personas ilegalmente en el país mediante el sistema de transportación”, agrega Quiñones.

Eileen Blessinger, abogada especializada en inmigración, afirma a Univision Noticias que detener a una persona basándose en el perfil racial "es ilegal" y por ello recomienda a quienes son interpelados por agentes de la Patrulla Fronteriza no contestar las preguntas y solicitar un abogado.

Según los activistas consultados por NBC News las búsquedas de inmigrantes indocumentados pueden realizarse hasta tres veces al día en algunas estaciones de autobuses del norte, incluso en aquellas que no tienen rutas directas a la frontera.

Tanto la empresa de transporte más grande del país, Greyhound, como ex funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional han criticado la práctica, aunque aducen que no pueden impedir que oficiales de inmigración aborden los autobuses. Estos operativos han causado demoras en los itinerarios y la pérdida de conexiones, aparte de incontables detenciones de inmigrantes.

En fotos: Así recomiendan actuar a los inmigrantes en caso de ser detenidos por ICE o la policía

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés