null: nullpx
Inmigración Infantil

El gobierno decide mantener abierto el albergue temporal en Tornillo tras nueva ola de niños no acompañados

A noviembre 15 había cerca de 1,800 menores, con edades entre los 13 y los 17 años, detenidos en el centro, 80% de los cuales eran hombres y 20% mujeres.
20 Nov 2018 – 7:18 AM EST

Ante la continua llegada de menores no acompañados a la frontera sur y las dificultades que está teniendo el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés) para ubicar a los menores que están ya bajo custodia del gobierno, las autoridades han decidido mantener abierto el centro de detención temporal que empezó a funcionar a mediados de este año en Tornillo, Texas.

“La necesidad de mantener abierta la operación temporal en Tornillo se basa en el número de menores no acompañados que cruzan la frontera sin un padre o un guardián y están bajo el cuidado de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR)”, asegura un comunicado emitido en días pasados por la Administración de Niños y Familias (ACF) del Departamento de Salud.

En el año fiscal 2018, que acaba de terminar, fueron aprehendidos un total de 50,040 menores no acompañados en la frontera México-EEUU, un 20% más que en el año fiscal 2017 y la tercera cifra más alta desde que estalló la llamada “crisis de los niños de la frontera” a mediados del año 2014.


En junio pasado, y en medio de la polémica por la aplicación de la política de 'tolerancia cero', que llevó a la separación de cientos de niños que habían sido detenidos con sus padres al llegar a la frontera, el gobierno habilitó como centro de detención de menores un enorme campamento situado muy cerca del puerto de entrada fronterizo en Tornillo, Texas.

Pese a que la propia empresa administradora, BCFS (una de las grandes beneficiarias de los grants otorgados por el HHS para el financimiento de los centros de acogida de los menores no acompañados) dijo que el centro solo funcionaría hasta mediados de julio, cuando vencía su contrato con el gobierno, la instalación continúa funcionando.


“La continuidad de la operación del albergue temporal de Tornillo es necesaria y prudente para asegurar que el HHS tiene la capacidad de proveer un cuidado apropiado para los menores mientras se encuentra a quien entregarlos y la Patrulla Fronteriza continúa con su tarea vital de mantener la seguridad nacional previniendo la migración ilegal y el tráfico de personas, y protegiendo las fronteras de Estados Unidos”, dice el comunicado de la ACF.

El campamento de Tornillo tiene 3,800 camas para menores –con 1,400 de ellas en reserva, según la ACF–. Hasta el 15 de noviembre, había cerca de 1,800 menores, con edades entre los 13 y los 17 años, detenidos en el centro, 80% de los cuales eran hombres y 20% mujeres (ninguno de ellos, según el gobierno, separado de sus padres como resultado de la política de 'tolarencia cero').

Además de la continua llegada de menores no acompañados a la frontera, otra razón para mantener abierto el campamento de Tornillo es la dificultad que está teniendo el gobierno para encontrar familiares a los cuales les pueda entregar los niños.


Un artículo reciente del San Francisco Chronicle cita una fuente oficial familiarizada con el tema, según la cual hay en este momento un total de 14,056 menores no acompañados en custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos, una de las cifras más altas desde que comenzó la crisis.

“La razón es que los menores no acompañados están pasando más tiempo en las instalaciones del gobierno antes de ser entregados a sus padres o a otros miembros de la familia”, dice el diario. “Un cambio que ha hecho más lento el proceso es un acuerdo firmado a comienzos de este año por el HHS para que ICE haga una verificación de antecedentes más estricta de los potenciales custodios”. Muchos padres no reclaman a los niños por temor de ser deportados.

En un solo año, según cifras oficiales del ORR, el tiempo que permanecen los menores en los centro de detención financiados por el gobierno pasó de 41 a 59 días (aunque el comunicado del ACF sobre el centro de Tornillo dice que el tiempo que permanecen allí los menores es de solo 25 días).

Las propias cifras de la ORR muestran que el número de menores liberados en el año fiscal 2018 fue mucho menor al del año anterior, pese a que la cantidad de menores detenidos en la frontera aumentó en un 20%. En el año fiscal 2017 fueron liberados 42,497 menores, mientras en 2018 la cifra solo llegó a 34,815.

De mantenerse la tendencia, el gobierno no solo tendrá que mantener abierto el campamento de Tornillo, sino que tendrá que habilitar las 1,400 camas que tiene en reserva, y quizás llegar a la capacidad total prevista originalmente para el centro, que es de 5,000 camas.

Las carpas de Tornillo, el nuevo centro de detención para niños inmigrantes (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés