El fenómeno 'Despacito': lo que el triunfo de una canción en español dice del Estados Unidos de hoy

La canción del puertorriqueño Luis Fonsi, catapultada por un remix de Justin Bieber, lleva cuatro semanas en el número 1 de la lista Billboard, marca muy poco común para un tema en español. Algunos interpretan su éxito como una victoria para los latinos; otros no son tan optimistas.
5 Jun 2017 – 4:07 PM EDT

El debate sobre la canción 'Despacito' de Luis Fonsi ya trasciende las opiniones musicales o las apuestas sobre si su pegadizo estribillo logrará o no convertirse en canción del verano. En un Estados Unidos en el que la retórica antiinmigrante, las deportaciones y los incidentes racistas contra hispanos marcan la actualidad, algunos han interpretado el ascenso de la canción en la lista Billboard como una victoria de los latinos. Para otros, sin embargo, se trata solo de un fenómeno comercial del que el cantante canadiense Justin Bieber ha intentando sacar provecho.

Despacito ha roto una barrera cultural y lingüística

El remix de 'Despacito', interpretado por Luis Fonsi y Daddy Yankee con Justin Bieber, lleva ya cuatro semanas coronando la lista Billboard de las canciones más populares del país. Antes de llegar a esta marca, la canción ya era todo un fenómeno popularizado sobre todo en países hispanohablantes. En España, por ejemplo, la versión original de la canción se mantuvo 17 semanas consecutivas en el número 1.

Sin embargo, es la remezcla que incluye a Bieber el que ha catapultado la canción a otro nivel. El propio Fonsi, un artista que nunca había logrado un éxito de alcance similar, ha interpretado el ascenso fulgurante de su hit en términos positivos para los latinos y su integración en Estados Unidos.

"La gente se está dando cuenta de cuán importante la música latina es para el mundo: esta canción ha roto la barrera lingüística", dijo a Bloomberg Fonsi, que ha celebrado que, al contrario de lo que ha sucedido con otros temas interpretados por artistas latinos como Shakira o Enrique Iglesias, no haya sido necesario hacer una versión en inglés y una versión en español. "Creo que se trata de unirse, el lenguaje ya no es un factor, estamos celebrando y respetando la cultura de cada uno", aseguró también a NBC Latino.

O quizás no tanto

Fonsi no es el único que ve un vaso medio lleno en 'Despacito'. Algunos han interpretado el ascenso de este hit como una bocanada de esperanza para los hispanos en la era Trump y su muro. Pero no todos hacen una lectura celebratoria del fenómeno. "La representación en la música nunca invalidará el racismo, pero momentos de la cultura pop como este se tratan como si fuera así", advirtió la editora del medio musical Remezcla en una conversación en la que analizaba el fenómeno.

Frances Negrón-Muntaner, profesora del Centro de Estudios de Etnia y Raza de la Universidad de Columbia, explica que la cultura y la política no siempre han estado acompasadas Estados Unidos. "Por que haya un clima político hostil a un grupo no significa que su cultura popular sea rechazada", dice a Univision Noticias recordando los años 50 y 60, momentos en que el racismo convivió con el consumo de masas de géneros musicales típicamente afroamericanos como el blues o el soul.

Una cosa es segura: no es frecuente que una canción en español triunfe así

Aunque existen precedentes, lo cierto es que el éxito de 'Despacito' no es en absoluto común. Desde el remix del hit de Los del Río 'Macarena', que obtuvo el codiciado número 1 en la lista de éxitos en 1996, ninguna otra canción había logrado llegar a lo más alto de la lista, según un análisis de The Washington Post. Es más: en los últimos 35 años, solo 15 canciones en otros idiomas que no sean el inglés han logrado auparse a la cima de esta lista. Entre ellas se cuentan el viral de alcance global 'Gangman Style', en coreano, y La Bamba de Los Lobos, también en español.

Y ha logrado que Justin Bieber se acerque al español

Según la historia que se ha divulgado a los medios, fue Justin Bieber quien descubrió la versión original de 'Despacito' en un bar de Colombia mientras estaba de gira en el país. Enseguida movió los hilos con su manager para llevar a cabo el remix. Para Negrón-Muntaner, esto es un cambio de paradigma respecto a otros momentos en que la cultura anglosajona se ha cruzado con la latina:

"Esta canción nos abre una ventana para considerar cómo han cambiado algo las relaciones de poder en términos culturales", dice la profesora. "Justin Bieber se suma a los latinos sin borrarlos y cantando en su idioma", añade. "Si pensamos en Madonna, por ejemplo, ella expropió lo latino en canciones y videos como 'Vogue' sin ninguna consecuencia. Al mundo entero se le vendió la idea de que el voguing se lo inventó ella y no un grupo de homosexuales latinos y negros en los guetos de Nueva York", añade.

Sin embargo, a pesar del gesto inicial de Bieber y su más o menos digno nivel español, el cantante ha demostrado no ser tan cuidadoso con nuestro idioma en interpretaciones posteriores del tema, que han recogidas en video mostrando cómo el cantante sustituía las palabras del estribillo en español por un incomprensible 'bla bla bla'. Para algunos fue la prueba de que el interés de Bieber en la lengua española era más bien pasajero y comercial

Es resultado de un terremoto demográfico

Otras teorías sobre el éxito de 'Despacito' hacen referencia a la relevancia que el español ha ido ganando en Estados Unidos pasito a pasito (pun intended) en las últimas décadas: mientras que en 1970 solo había 11 millones de personas que hablaban español, hoy Estados Unidos ya supera a España en número de hispanohablantes (si se incluye a la población indocumentada que no aparece en el censo) y para 2050 podría convertirse en el primer país del mundo.

Millones de hablantes de español en EEUU (proyección hasta 2020)
FUENTE: Census | UNIVISION

Este terremoto demográfico pone a la música y a los ritmos latinos en un lugar del mapa muy distinto a donde estaban hace unas décadas. "Algunos pueden ver a 'Despacito' como la afirmacion de que Estados Unidos es una nacion transcultural cuya poblacion latina es parte integral de la experiencia del país", dice la profesora. "Otros lo pueden rechazar como una forma de invasion extranjera que ya amenaza los valores culturales nacionales. La ironía es que aun muchos que resienten a los latinos, no pueden evitar contagiarse con el ritmo, despacito. Como una vez dijo Gloria Estefan: the rhythm is gonna get you".

Publicidad