publicidad
El gobernador de Texas se negó a recibir refugiados sirios en su estado tras los ataques de Partís de noviembre de 2015.

¿Pueden los estados detener la entrada de refugiados de Siria a EEUU?

¿Pueden los estados detener la entrada de refugiados de Siria a EEUU?

Un pasaporte sirio en París ha generado una rebelión que promete complicar los planes de la Casa Blanca de recibir desplazados de la guerra en Siria

El gobernador de Texas se negó a recibir refugiados sirios en su estado...
El gobernador de Texas se negó a recibir refugiados sirios en su estado tras los ataques de Partís de noviembre de 2015.

Rebeca Logan - Washington 

El pasaporte de uno de los atacantes de la masacre de París se ha convertido en una papa caliente en Washington que podría poner en jaque la entrada de refugiados sirios a Estados Unidos y avivar la retórica antinmigrante en el debate nacional. 


Las autoridades francesas hallaron un pasaporte sirio cerca de uno de los suicidas, que indicaba que un hombre identificado como Ahmad Al-Mohammad había ingresado a Europa en octubre a través de Grecia, entremezclado en la ola de refugiados que huyen de la guerra en Siria.   


La verdad es que es posible que el pasaporte sea falso –como aclaró la ministra de Justicia francesa  Christiane Taubira- y que varios de los atacantes identificados hasta ahora parecen tener nacionalidad francesa.


Pero esto no impide que del otro lado del Atlántico, candidatos presidenciales, gobernadores y congresistas lancen advertencias desaconsejando recibir desplazados sirios en territorio estadounidense.  


Vaivén político

Los candidatos republicanos a la presidencia no tardaron en levantar la voz alegando que entre los refugiados que eventualmente sean aceptados podría colarse un terrorista. 

Varios gobernadores, uno ellos demócratas, se unieron el lunes al clamor diciendo que sus estados no recibirían ni a uno de estos migrantes.


Adicionalmente, el senador republicano por Alabama, Jeff Sessions, amenazó con paralizar fondos destinados al programa de refugiados que son parte del presupuesto nacional pendiente en el Congreso.

publicidad


Al final de la Cumbre del Grupo de los 20, en Turquía un visiblemente irritado presidente Barack Obama salió a defender su plan de aceptar 10,000 sirios el próximo año.


La jurisprudencia juega a su favor. La Corte Suprema de Justicia de EEUU deja claro que el poder federal tiene supremacía en temas de política exterior, incluyendo las decisiones sobre inmigración.

Relacionado
Imagen del video de ISIS
ISIS amenaza a EEUU y a los países que bombardeen Siria en nuevo video
El grupo terrorista ISIS acaba de lanzar un nuevo video en el que amenaza directamente a Washington y a aquellos países que bombardeen Siria.

La Ley de Refugiados de 1980 otorga al presidente autoridad para aceptar en territorio estadounidense personas que huyan de “persecución o un bien fundamentado temor de persecución debido a raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social u opinión política".

Ya en su sentencia en el caso de Arizona contra el gobierno federal por la ley 1070 en 2012, la corte expresó que los “funcionarios de inmigración tienen amplia discreción” en la materia. 


Además, los refugiados son ubicados mediante una red de organizaciones sin fines de lucro, en un proceso que no depende las gobernaciones, según explicó a Univision una fuente del departamento de Estado. 


Obama advirtió que no se debía mezclar el tema de los refugiados con el terrorismo, ni olvidar que muchos de los que huyen de Siria son víctimas de la misma violencia que enlutó a París. 


Fronteras, terrorismo y seguridad


Según Matt Dallek, profesor de política de la Universidad de George Washington, no sorprende que un pasaporte encontrado en París sea tema de debate en la capital de Estados Unidos. 

Los ataques de París entran al debate de inmigración y seguridad nacional desencadenado tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en  Nueva York y Washington.  

En Washington existe desde hace rato el temor a que “fronteras porosas y políticas migratorias flexibles atenten contra la seguridad nacional al dejar pasar personas que nos quieren hacer daño”, explicó Dallek.  

Relacionado
Refugiados yazidíes en Siria
La rebelión de gobernadores que se oponen a aceptar refugiados sirios
Los gobernadores anunciaron que contravienen la iniciativa de la Casa Blanca, que mantiene su plan para aceptar 10,000 refugiados sirios


Este temor alimenta las posturas antiinmigrantes, y el miedo a un ataque terrorista aquí en Estados Unidos llega a distorsionar la realidad, según el analista. 

Las consecuencias de esta retórica pueden generar políticas basadas en miedos y no en hechos.

Por ejemplo, aunque los atacantes del 11-S habían entrado con visas a Estados Unidos, los políticos reaccionaron cerrando la frontera con México y con leyes que arremetieron contra los indocumentados. 

Incluso antes de los atentados de París, candidatos como Donald Trump ya estaban pregonando el “terrible peligro” que representan los inmigrantes mexicanos.

En la carrera por la nominación, algunos candidatos republicanos parecen competir para ver cuál puede deportar a más gente.  

publicidad

Rigurosa revisión

En el caso de los refugiados sirios, contrario a las aseveraciones de los críticos que las autoridades no tienen idea de quiénes son, estos pasan por un proceso mucho más riguroso que otros inmigrantes. 


Son procesados por la Comisión de Refugiados de las Naciones Unidas, luego el departamento de Estado revisa los casos con agencias especializadas. Adicionalmente deben pasar chequeos de salud y seguridad. 

Tras ese proceso, funcionarios del departamento de Seguridad Interior viajan a los campos de refugiados para entrevistar personalmente a los candidatos.

Cada caso es también revisado por el FBI y el Centro Nacional Anti-terrorista, en un proceso que puede durar de 18 a 24 meses.

Los estimados de Naciones Unidas indican que hay 4 millones de sirios desplazados de su país y de esos sólo 2,000 han llegado a EEUU, particularmente a California, Texas y Florida. 

Relacionado
Obama: "Aplicar un examen religioso a la compasión es vergonzoso"
Obama critica a a Bush y Cruz por pedir recibir solo refugiados cristianos sirios
El presidente fustigó a quienes quieren que la recepción de refugiados de la guerra en Siria esté supeditada a sus creencias religiosas

Pero cuando hay miedo, no importa el nivel de seguridad ya que, según Dallek, los políticos -republicanos y demócratas- están tratando de complacer a sus seguidores en vista de las elecciones primarias.

Así, lo que pasa en París, o Siria o México, llega a cumplir un papel en la política de Washington.

Incluso si el famoso pasaporte sirio resultara ser falso, la retórica sobre inmigración seguirá dando de qué hablar hasta que llegue el nuevo ocupante a la Casa Blanca. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad