null: nullpx
Genética

Científicos editan genes en embriones, un avance que busca proteger a bebés de enfermedades

Por primera vez se logró reparar mutaciones genéticas en embriones, un hallazgo que permitiría 'borrar' enfermedades en el ADN. El descubrimiento acelera la necesidad de adelantar la discusión ética sobre sus implicaciones.
2 Ago 2017 – 2:37 PM EDT

Por primera vez, científicos han logrado editar con éxito genes en todas las células de embriones humanos para reparar una mutación que causa enfermedades.

La investigación, publicada este miércoles en la revista Nature, marca un hito y presenta la posibilidad real de que en un futuro los genes puedan ser “editados” para evitar que los bebés nazcan con condiciones hereditarias. Algo que se creyó imposible en un pasado y que levanta un debate ético en torno a hasta qué punto modificar los genes.

Los científicos aún están muy lejos de poder aplicar clínicamente este hallazgo, pero el camino está abierto. Tal y como indica The New York Times, uno de los primeros medios en dar la noticia, hace apenas meses, un comité científico redactó nuevos lineamientos menos estrictos para la modificación de embriones, aunque aclararon que exclusivamente con propósitos médicos.


“En el pasado dijimos que la edición genética no debía realizarse porque, sobre todo, no podía hacerse de forma segura y, aunque sigue siendo cierto, ahora parece que pronto se podrá hacer de forma segura”, declaró a ese medio Richard Hynes, co-director del comité.

Explicó que aunque las trabas técnicas sean resueltas, aún tendrá que haber un debate en torno a su aplicación en la sociedad. “Ahora es el momento”, insistió.

‘Borrar’ lo malo

El estudio realizado por científicos de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon, en conjunto con investigadores de California, China y Corea del Sur, indica que, mediante una técnica llamada CRISPR-Cas9, lograron reparar decenas de embriones que venían con una mutación genética que causa un problema cardiaco que puede llevar a la muerte.

Esta técnica funciona como si un par de tijeras recortara los genes mutados de una célula y proveyera una plantilla de los genes sin daños para reparar el hueco, dejando el ADN intacto y con el gen sano.

De haber permitido que los embriones se desarrollaran en bebés, hubieran estado libres de la enfermedad y no la transmitirían a su descendencia.

Todavía se necesita investigar más antes de probar el método en ensayos clínicos, algo prohibido por la ley, por ahora.


El mismo método podría aplicarse a más de 10,000 condiciones que son generadas por mutaciones genéticas como el cáncer de ovario, la enfermedad de Huntington y la fibrosis quística .

También se descubrió que los embriones son capaces de repararse a sí mismos. A diferencia de otras células del cuerpo en las que el proceso de edición se realiza por genes que copian un modelo de ADN que crean los científicos, en estos embriones las células del esperma ignoraron ese esquema y copiaron el ADN sano directamente de la célula del óvulo. “Es algo muy nuevo e inusual”, dijo a The New York Times, Shoukhrat Mitalipov, director del Center for Embryonic Cell and Gene Therapy de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon.

Ya en investigaciones realizadas en 2015 y 2016 se había podido introducir el gen saludable en algunos embriones, pero con baja tasa de éxito (4% y 10% respectivamente). A diferencia del experimento actual, en esa oportunidad no se usaron embriones viables, ni se logró editar de forma correcta todas las células en los embriones modificados.


Publicidad