Ferrari

Ferrari de Donald Trump decepciona en subasta

A pesar de apenas haber alcanzado un precio muy cercano al límite mínimo, los 270,000 dólares por los que fue finalmente vendido constituyen un precio récord para el modelo.

La subasta de automóviles clásicos llevada a cabo por Auctions America el pasado fin de semana en la ciudad de Fort Lauderdale en Florida tuvo un lote muy especial: el Ferrari F430 Berlineta F1 año 2007 que perteneció a Donald Trump.

Luego de haber entrado al escenario con gran pompa al ritmo de la marcha presidencial estadounidense ‘Hail to the Chief’ (Saludo al Jefe), el auto salió del podio sin haber alcanzado la oferta mínima de 250,000 dólares para considerarlo como vendido.

Sin embargo, el auto fue sujeto de una oferta posterior por 270,000 dólares, situándose en la parte más baja del rango establecido por Auctions America de entre 250,000 y 350,000 dólares. Aún así, 270,000 dólares es el precio más alto registrado por un Ferrari Ferrari F430 Berlineta F1 en subasta, producto sin duda del alto perfil de su primer propietario. Trump apenas utilizó el vehículo por 2,400 millas antes de venderlo en 2011. El auto salió a subasta con apenas 6,000 recorridas.

Donald Trump adquirió en auto nuevo y fue registrado en su nombre como se puede observar en el certificado original de propiedad que también formó parte de la venta, en el cual se puede apreciar la característica firma del actual presidente.

A pesar de su súbito y electoralmente conveniente amor por los productos hechos en Estados Unidos, el actual presidente de la nación siente una predilección especial por automóviles exóticos europeos. Deportivos y limusinas con nombres como Rolls-Royce, Mercedes-Benz, McLaren, Lamborghini y Ferrari, han adornado los puestos de estacionamiento de la familia Trump en Mar a lago y Trump Tower a través de los años.

El Auto Show de Paris fue el lugar elegido por Ferrari para mostrarle al mundo su nuevo F430, en septiembre de 2004. El F430, diseñado por Pininfarina con el rendimiento aerodinámico como máxima prioridad, llegaba para sustituir al Ferrari 360 como el súper auto deportivo ‘regular’ de motor medio de la gran marca italiana de autos deportivos. La gran novedad del F430 fue su V8 de 4.3 litros, un motor de diseño moderno y totalmente nuevo con el que Ferrari daba fin a la utilización de la familia de motores Dino que había visto la luz pública en los años 50. El F430 contaba con 483 caballos de fuerza y 343 lbs-pie de torque. El F430 fue sustituido en 2010 por el Ferrari F458 en 2010.


Lea también:

RELACIONADOS:Autos y FamososDonald Trump