null: nullpx
Abuso Policíaco

Un policía dispara 10 veces a un hombre al confundir su teléfono con un arma

Isaiah Brown, un afroestadounidense de 32 años, se encuentra en terapia intensiva después de que un agente, sin identificar, atendió una llamada por una disputa doméstica en su domicilio. Le disparó al pensar que estaba apuntando una pistola cuando en realidad sostenía su celular y no estaba armado.
25 Abr 2021 – 05:48 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Isaiah Brown, un afroestadounidense de 32 años, permanece en terapia intensiva desde el miércoles tras recibir 10 disparos en Spotsylvania, Virginia, después de que un policía confundió el teléfono celular que sostenía con un arma de fuego.

Las autoridades confirmaron también que el agente que disparó al hombre le había llevado a su casa una hora antes del tiroteo porque su automóvil tuvo un fallo mecánico, se quedó en una gasolinera cercana y llamó para pedir ayuda.

De acuerdo con la policía del estado de Virginia, el mismo agente acudió después al domicilio de Brown para atender una llamada por un incidente doméstico.

El viernes, las autoridades difundieron un video de los hechos grabado con una cámara corporal y el audio de la llamada de 911 que atendieron antes de ir a la casa de Brown.

El video muestra al agente llegando a la escena y gritando a Brown que muestre las manos. El oficial grita: “ Drop the gun” (suelte la pistola) en múltiples ocasiones y parece decir por el radio “se está apuntando a la cabeza”. Después comienza a exclamar: “Deje de acercarse a mí, deje de acercarse a mí” y “pare, pare” antes de disparar al menos siete veces.

El audio de la llamada del 911 demuestra que Brown no tenía un arma y, por el contrario, estaba hablando por teléfono con el servicio de emergencias cuando llegó el agente.

El abogado de Brown, David Haynes, difundió un comunicado el viernes tras conocerse el contenido de las grabaciones. “Es evidente que este trágico tiroteo se pudo haber evitado”.

“El agente en cuestión cometió varios errores básicos y violó los protocolos establecidos. Estaba a 50 pies [15 metros] de Isaiah, nunca fue amenazado y no debería haber disparado su arma”, añadió.

El alguacil Roger L. Harris informó que se ha nombrado a un fiscal especial para el caso, quien revisará el contenido de las grabaciones. Harris comentó que el agente, que no ha sido aún identificado, se encuentra de baja administrativa y que la investigación se encuentra en manos de la policía estatal de Virginia.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés