null: nullpx
Kobe Bryant

Miles honran a la familia Altobelli, fallecida en el accidente de helicóptero en el que viajaba Kobe Bryant

Entre aplausos, recuerdos y bromas, amigos, familiares y desconocidos dieron el último adiós a John, Keri y Alyssa Altobelli en el Angel Stadium de Anaheim, California.
11 Feb 2020 – 10:36 PM EST

ANAHEIM, California. - Al menos unas 3,000 personas se congregaron en el Angel Stadium de esta ciudad del condado de Orange para rendir tributo y homenajear a John, Keri y Alyssa, los tres miembros de la familia Altobelli que murieron trágicamente el pasado 26 de febrero cuando se desplomó el helicóptero donde viajaban junto con la estrella del basquetbol, Kobe Bryant, su hija Gianna y otras cuatro personas.

El memorial público para los Altobelli comenzó con la lectura del nombre de las nueve víctimas, incluidos Kobe y Gigi Bryant.

“Estoy demasiado triste y devastado”, dijo entre lágrimas el hijo de Altobelli, el querido exentrenador de basquetbol del Orange Coast College de Costa Mesa, California.

En la entrada principal del estadio fue colocada una fotografía de la familia Altobelli, rodeada de muñecos de peluche y un globo en forma de pelota de baloncesto.

Adentro del estadio de béisbol, el deporte predilecto de John Altobelli, se colocaron ramos de rosas y claves, rodeados con fotografías de la familia Altobelli, además de camisetas deportivas de los equipos predilectos de ‘Alto’, como era conocido John Altobelli, de 56 años.

El pastor Erik Rees dijo que conoció a John Altobelli por primera vez hace ocho años cuando Rees lamentaba la pérdida de cáncer de su hija de 12 años. Altobelli, quien le dedicó un partido, se encontró con Rees en tercera base y se fundieron en un abrazo.

“Esa es una de las muchas cosas que voy a extrañar, es un abrazo de ‘Alto’, dijo Rees a la multitud.

FOTOS: Así fue el homenaje público en honor a la familia Altobelli que murió en el mismo accidente de helicóptero que Kobe Bryant

Loading
Cargando galería


Altobelli ganó más de 700 juegos en Orange Coast College durante sus más de dos décadas como entrenador de esa escuela. El año pasado, la Asociación Americana de Entrenadores de Béisbol lo nombró su entrenador del año después de que encaminó a los Piratas a su cuarto título estatal.

El entrenador también manejó a los Whitecaps de Brewster durante tres temporadas en la Liga de Verano de Cape Cod. Entre los jugadores que entrenó estaban el toletero Aaron Judge, de los Yankees de Nueva York y el jugador de cuadro de los Mets de Nueva York, Jeff McNeil.

Altobelli, sin embargo, fue recordado como un hombre que impactó la vida de todos los que se cruzaban en su camino: jugadores, entrenadores o amigos,

“El hizo que todos nos sintiéramos importantes”, dijo Kai Huber, estudiante de Orange Coast College. “Era la persona mas dulce con la que se podía conversar”.

En la pantalla gigante del Angel Stadium se mostraron videos donde apareció Alyssa, compañera de equipo de Gianna Bryant, quien también murió en el accidente.

En uno, Alyssa sonreía con su pelota de baloncesto, y en un collage de fotografías, JJ Altobelli, hijo de la familia Altobelli hizo una presentación de los momentos más felices que vivió la familia, en eventos deportivos, paseando en bote y juntos en torno a una chimenea durante las fiestas navideñas.

Alyssa fue descrita por su mejor amiga, Sammy Forbath, como una niña que, si la conociera alguien, lo primero que destacaba en ella era su sonrisa.

“Era la que ponía la chispa en el salón”, dijo

Alyssa Altobelli asistía a la Escuela Intermedia Ensign en Newport Beach, que retiró su camiseta de baloncesto. Tenía planeado asistir a la Universidad de Oregón, como su jugadora de baloncesto favorita, Sabrina Ionescu. A Altobelli le sobreviven un hijo, J.J., que es scout de los Medias Rojas de Boston, y una hija de 16 años, Lexi.

Lori Lever, la mejor amiga de Keri Altobelli, destacó que para ella “la familia lo era todo; su esposo y sus hijos siempre fueron lo primero”.

Al final de la celebración de vida, David Pearce, compañero de dormitorio en la universidad de John Altobelli pidió a los miles de asistentes que encendieran las luces de sus celulares para despedir con luz a su amigo y a su familia.

En el accidente del 26 de febrero también murieron las amigas de Bryant, Christina Mauser, que ayudó a entrenar al equipo de las niñas, Sarah Chester y su hija Payton, y al piloto del helicóptero, Ara Zobayan,

Un multitudinario adios público para la ex superestrella de los Lakers, su hija y otras víctimas del accidente está programado para el 24 de febrero en el Staples Center.


Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.