null: nullpx
Precio de la Gasolina

Llenar el tanque del auto con $180: por qué el precio de la gasolina está por las nubes en California

Una gasolinería del sur del estado ya vende el galón del combustible en 6.24 dólares, 270% más en comparación con el precio promedio en Texas. En Los Ángeles no se veía un precio tan alto desde 2015. Por varias razones los automovilistas californianos ahora están desembolsando más dinero.
10 Oct 2019 – 1:59 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- La camioneta Chevrolet Suburban de Óscar Padilla tiene “ocho gargantas” que beben de un tanque con capacidad para 31 galones de gasolina. Este mexicano que se dedica a las ventas desembolsó 180 dólares porque llegó a una de las gasolinerías más caras de la ciudad.

En esa sucursal de Chevron en el centro de Los Ángeles el galón de gasolina “supreme” se vende a 5.89 dólares, más del doble comparado con el precio promedio en establecimientos de Texas (2.31 dólares).

“No me fijé cuánto costaba y traía el tanque vacío, solo le puse la manguera”, lamenta Padilla, quien ahora se pregunta por qué no compró un auto compacto, más barato. “Esta camioneta es cara por la gasolina que consume, pero lo que estoy gastando por este aumento es demasiado, demasiado”.

Los bolsillos de los californianos suelen verse afectados cada cierto tiempo por los volátiles precios del combustible en la Costa Oeste. Pero en estos días han visto los niveles más altos desde 2015, cuando la refinería de Torrance cerró debido al daño masivo que le dejó una explosión.


Según cifras de la Asociación Americana de Automovilistas (AAA), el valor promedio de cada galón de combustible en esta metrópoli es de 4.24 dólares, esto es 57 centavos más que hace un mes.

Es en una localidad del sur de California, Essex, en San Bernardino, donde se registra quizás el precio más elevado en todo el país: 6.24 dólares por galón. El dato lo tuiteó Patrick DeHaan, jefe de análisis de petróleo en GasBuddy.com. El experto, sin embargo, cree que los precios de la gasolina comenzarán a disminuir.


“Un alivio significativo llegará muy pronto para los automovilistas de California y continuará durante las próximas semanas, si no en más tiempo. Para el Día de Acción de Gracias, los precios promedio probablemente estarán cerca de 50 centavos por galón más barato”, anticipó en su cuenta de Twitter.

Aunque en días recientes las refinerías reanudaron su producción reduciendo el costo de la gasolina ligeramente, la AAA duda que haya cambios favorables en el futuro cercano.

“No es probable que los conductores vean mucho alivio en la bomba de combustible rápidamente, ya que los precios al menudeo se han elevado en más de 50 centavos de dólar y, por lo general, disminuyen mucho más lentamente después de un fuerte aumento”, explicó Jeffrey Spring, portavoz de AAA en el sur de California, a través de un comunicado.


Impuestos, desabasto y estándares estrictos

Los automovilistas californianos comenzaron a pagar más desde septiembre debido a los ataques a dos refinerías de Arabia Saudita. Además, los aumentos se agudizaron porque tres refinerías del área de Los Ángeles frenaron o detuvieron su producción ante problemas de mantenimiento. Por si fuera poco, no había gasolina importada disponible para compensar ese déficit.

“Las refinerías locales ya habían reducido la producción de mezcla de gasolina para el verano en anticipación de cambiar a vender la mezcla de invierno a partir del 1 de noviembre, creando aún más escasez”, explicó la AAA.

La Administración de Información de Energía (EIA) señaló que para la última semana de septiembre las existencias totales de gasolina en la costa oeste disminuyeron ligeramente de 27.1 millones a 27 millones de barriles. Este nivel es unos 900,000 barriles en la misma época del año pasado.

Pero incluso en otros estados de la región -Arizona, Hawaii, Washington, Oregon, Alaska y Nevada- los automovilistas no pagan tanto como en California. En estos seis estados el costo fluctúa entre 2.91 y 3.67 dólares. A nivel nacional, por su parte, el precio promedio de gasolina continuaba estable esta semana en 2.65 dólares, esto es 26 centavos más barata que hace un año.

¿Entonces qué pasa en California? Los expertos señalan que la volatilidad también se debe a que el estado tiene estándares de emisiones más estrictos, lo que hace que su combustible sea más caro de producir.

Además, la costa oeste no está conectada por tubería a la mayor parte de las refinerías estadounidenses a lo largo de la costa del Golfo. Esto provoca que cuando las refinerías locales no pueden producir suficiente para la demanda local, los proveedores deben pagar precios mucho más altos para transportar cargas desde el extranjero o desde otras zonas del país.

Otro factor es que California cobra un impuesto de 57.8 centavos por galón, el más alto del país. Le siguen los gravámenes de Pennsylvania (57.6 centavos) y Washington (49.4 centavos).

El último aumento de 5.6 centavos entró en vigor el pasado 1 de julio. Es el segundo como parte de una ola de incrementos aprobados por legisladores estatales desde hace dos años para recaudar una fortuna para la reparación de carreteras, puentes y los sistemas del transporte público.

Los líderes californianos esperan recaudar unos 52,000 millones de dólares durante los primeros diez años del impuesto, aunque se estima que se requiere una inversión de al menos $130,000 millones para rehabilitar las dañadas autopistas y calles. Los Ángeles es uno de los lugares más afectados.

Se estableció que ese impuesto siga creciendo con el costo de vida en las próximas décadas.


Trump vs Newsom por la gasolina

Por el alto costo de la gasolina ya se pelearon en Twitter (otra vez) el presidente Donald Trump y el gobernador Gavin Newsom. Hace tres semanas, el mandatario había anunciado planes para eliminar el derecho de California a establecer sus propios estándares de emisiones de automóviles y además se burló de la decisión del estado de usar vehículos eléctricos.

“Los precios de la gasolina en el estado de California son MUCHO MÁS ALTOS que en cualquier otro lugar de la nación ($2.50 frente a $4.50). ¡Supongo que esos autos muy caros e inseguros que están exigiendo simplemente no están haciendo el truco! No te preocupes California, el alivio está en camino. ¡El Estado no lo entiende!”, expresó Trump en su cuenta de Twitter el martes.


Newsom, por su parte, le respondió que no es la persona idónea para hablar sobre asuntos ambientales. “No tienes credibilidad en este tema. Estás intentando destripar nuestras leyes de emisiones. Negando el cambio climático. Y destruyendo nuestro medio ambiente quemando las fuentes de energía más sucias posibles”, criticó el gobernador en un tuit.

“Pero sí, ¡esos vehículos eléctricos que estamos alentando a las compañías automotrices a fabricar son consumidores de gasolina!”, agregó el funcionario estatal con ironía.

Ajeno a impuestos, desabastos y las disputas entre políticos, Ricardo Morales, quien desde hace tres años trabaja como chofer de Uber, dice que su bolsillo no aguantaría más si la gasolina sigue subiendo. Cada día llena el tanque de su auto compacto y el año pasado manejó unas 70,000 millas.

“Yo le echo de la más barata”, dice el originario de la Ciudad de México, quien cada día realiza al menos 30 viajes para clientes de la empresa de transporte. Su técnica para ahorrar combustible es conducir a una misma velocidad cuando maneja en carretera, usando el piloto automático.

Morales pasó por la gasolinería de Los Ángeles que vende el galón a 5.89 dólares. Cuando se le pregunta qué hará cuando ese precio sea el promedio, él responde: “seguiré manejando, no hay de otra”.

Consigue la gasolina más barata donde quiera que viajes con estas aplicaciones

Loading
Cargando galería
Publicidad