null: nullpx
Nuevo México

Este joven hispano se encontró $135,000, decidió entregarlos a la policía y se convirtió en un héroe local

José Núñez, de 19 años de edad, dice que a pesar de que su familia está sin trabajo, él se siente orgulloso de su decisión y del ejemplo que sus padres le han dado.
8 May 2020 – 01:24 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

José Núñez Romaniz, un joven de ascendencia mexicana de 19 años de edad que vive con su familia en Albuquerque, Nuevo México, ahora se ha convertido en el héroe local por haber regresado 135,000 dólares que encontró en la calle.

"Yo fui a un cajero automático a depositar un dinero para comprarle a mi abuelito unas medias en internet, cuando de pronto vi una bolsa plástica sellada en el suelo llena de billetes", dijo a Univision Noticias el joven, agregando que una etiqueta en la bolsa decía que eran 60,000 dólares.

Núñez argumentó que, como era domingo, el banco estaba cerrado y no pudo entrar a devolver el dinero, así que llamó a la policía y les dijo que había hallado el dinero.

"Ellos no podían creer que yo estuviera regresando la bolsa con el dinero", dijo Núñez entre risas. Una vez los uniformados llegaron, recibieron la bolsa y tomaron los datos del joven.

Las autoridades indicaron que los 135,000 dólares habían sido olvidados en aquel sitio por el encargado de los cajeros automáticos del banco.

"Ese dinero podría haber hecho una gran diferencia en la vida de cualquier persona, pero José decidió seguir el camino de la integridad y la honestidad", indicó el oficial Simón Drobik de la Policía de Albuquerque. Núñez comenta que desde que era un niño sus padres le han inculcado respeto por los demás y valores que lo han formado como el hombre que es hoy en día.

"Yo regresé a casa y les conté a mis padres lo sucedido. Ellos siempre me dijeron que era la decisión más acertada", añadiendo que algunos tíos y amigos lo han cuestionado por su decisión.

"Mi madre siempre me ha dicho, hay dos maneras de salir en las noticias, una es siendo honesto y haciendo las cosas bien. La segunda es con tu foto y un letrero que dice 'Se Busca'. Yo prefiero siempre la primera", señaló.

Una familia sin trabajo

Los padres del joven llegaron de México en la década de 1990 y pasaron mucho tiempo como indocumentados trabajando en campos de cebolla o en restaurantes lavando platos. Ahora su madre ya tiene la residencia y su padre está en camino a obtener sus documentos, pero en este momento están sin trabajo por efectos de la pandemia del coronavirus.

" Nosotros vendemos colchones en las calles, pero la alcaldía nos dijo que no podíamos salir a trabajar ahora. Así que estamos a expensas de que alguien nos llame para comprarnos un colchón", indicó el joven, que dijo además que él no recibió ayuda financiera del gobierno federal durante esta crisis de salud.

Días después de entregar el dinero, José recibió una llamada del Departamento de Policía de Albuquerque, para decirle que le harían una ceremonia de reconocimiento por sus actos honestos. En presencia del alcalde y de varios uniformados, José Núñez fue aclamado en la ciudad como un héroe, además recibió algunos regalos de empresas de la ciudad.

"Me dieron 1,000 dólares en efectivo, una tarjeta para comer en un restaurante, una pelota de fútbol americano y unos guantes firmados por profesionales, además la compañía de electricidad de Nuevo México donó 500 dólares para mi educación", indicó.



Sus anhelos profesionales

Precisamente, José Núñez quiere estudiar para convertirse en oficial del orden, ya sea en el área penitenciaria o en una similar. Actualmente cursa su primer año en un colegio comunitario de su ciudad y dice que anhela pronto poder tener un título universitario.

Entre las muchas personas que han aplaudido la decisión de Núñez a través de su página personal de Facebook, se encuentra Paula Matlins, una residente del estado de Maine que aunque no lo conoce, se ofreció a mandarle dinero para que pueda concluir sus estudios.

"Lo hago porque lo que hizo José me motiva a creer en un mundo mejor. Necesitamos en nuestra fuerza pública a personas honestas y con sentido común. Yo recibí la ayuda financiera del gobierono y estoy dispuesta a compartirla con él", señaló la mujer a Univision Noticias, indicando además que las buenas acciones se deben realizar sin esperar nada a cambio, un argumento que el propio Núñez valida.

" No me arrepiento de haber regresado ese dinero, tampoco llamé nunca a pedir una recompensa porque así puedo dormir tranquilo y mantener mi consciencia en paz", finalizó.

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés