null: nullpx
Política

Elizabeth Warren revela cómo financiará su polémico plan de salud: más impuestos para los ricos y las empresas

La aspirante a la candidatura presidencial del Partido Demócrata asegura que "Medicare for All" proporcionará cobertura médica gratuita a todos los estadounidenses, pero sin aumentar impuestos a la clase media. Sus contrincantes la señalan de estar engañando a los votantes.
1 Nov 2019 – 4:39 PM EDT

Sus contrincantes de cara a las elecciones presidenciales de 2020 la tenían contra las cuerdas para que respondiera exactamente cómo ejecutaría su ambicioso plan de salud "Medicare for All", sin que tuviera un fuerte impacto en los impuestos de la clase media estadounidense.

Este viernes, la senadora demócrata por Massachusetts Elizabeth Warren finalmente respondió cómo planea llevar a la práctica la que es una de sus principales promesas de campaña.

“No necesitamos aumentar ni un centavo los impuestos a la clase media para financiar ‘Medicare for All’”, aseguró en un artículo publicado hoy en el sitio Medium y firmado por la propia aspirante a la presidencia.


En el texto —que lleva por título “Poniendo fin al collar de fuerza de los costos de cuidados de salud para la familia estadounidense”— Warren ofrece detalles de su plan, que se estima tendría un costo de US$20,5 billones en la próxima década y beneficiaría a millones de estadounidenses que enfrentan dificultades para costear los altos precios de los cuidados de salud en EEUU.

Si es electa en 2020, aseguró, serían lo más ricos —las grandes corporaciones y los multimillonarios— quienes verían un aumento en los impuestos con el fin de pagar por el plan.

El artículo de Warren apareció solo horas antes de que la senadora hable del tema en un foro electoral que se realizará en Iowa, estado donde empezarán las elecciones primarias el 3 de febrero.

"Doctores y el tratamientos para quienes los necesiten"

El polémico plan de la senadora llega luego de una larga narrativa de acusaciones de sus principales rivales demócratas (e incluso de muchos republicanos), quienes la señalan de engañar a los votantes al plantear un plan que para ellos resulta demasiado costososo y poco implementable.

Economistas y expertos en políticas de salud de la campaña de Warren han estimado que el costo del programa sería de unos US$20,5 billones.

Este plan supondría reducciones significativas en el gasto de atención médica, incluidos costos administrativos y precios de medicamentos recetados más bajos.

Con "Medicare for All", dijo Warren en su artículo, todos los estadounidenses "tienen los doctores y el tratamiento que necesitan cuando lo necesitan. No más redes restrictivas de proveedores, ni aseguradoras negando cobertura a tratamientos prescritos, y no más quiebras por cuentas médicas”.


En una serie de tuits sobre el tema, la senadora aseguró que "Medicare for All" será "el único plan en brindar cobertura total a todos en Estados Unidos, con la libertad de ver a cualquier médico, sin primas, copagos ni deducibles".

"Los costos de atención médica están aumentando y abrumando a las familias. Y un diagnóstico grave puede arruinar financieramente a una familia de clase media, incluso si tienen seguro. Dejamos que las compañías privadas de seguros y farmacéuticas se beneficien de ese dolor. Suficiente. Necesitamos un sistema que refleje nuestros valores", tuiteó.


Expertos han dicho anteriormente que el gasto de este plan podría aumentar en billones, porque se cubrirían más personas y beneficios.

El plan de salud defendido por la aspirante a la presidencia no es de su autoría, sino que es una transición del programa planteado por el senador demócrata de Vermont, Bernie Sanders, quien dice que espera llevar a cabo las mejoras, pero financiándolas a partir de la recaudación de nuevos impuestos sobre la clase media.

En su lugar la senadora dijo que se enfocaría en poner la carga extra sobre los estados, los empleadores, las grandes empresas, Wall Street y los ricos, haciendo a los multimillonarios pagar impuestos adicionales sobre su patrimonio neto.

"Mi plan de transición tomará en serio y abordará de manera sustancial las preocupaciones de los sindicatos, las personas con seguro privado, los hospitales, las personas que trabajan para aseguradoras de salud privadas y los profesionales médicos que se preocupan por lo que un nuevo sistema significará para ellos", escribió la senadora.

Los puntos más importantes

En su propuesta conocida este viernes, la senadora esbozó una serie de puntos que según su juicio serán claves para la puesta en práctica de "Medicare for All".


  • Contribuciones del empleador: en lugar de pagar primas a las aseguradoras, las compañías enviarían un estimado de US$8,8 billones durante 10 años al gobierno federal como una "Contribución del empleador a Medicare".
  • Impuestos a los ricos: los multimillonarios estarían sujetos a un nuevo impuesto de tres centavos por dólar sobre un patrimonio neto superior a US$1mil millones. Esto se suma al impuesto sobre el patrimonio del que Warren habló a principios de este año, que también impondría un gravamen de 3 puntos porcentuales a los multimillonarios. Junto a otros impuestos, la senadora calcula que recaudaría unos US$3 billones.
  • Reducción de la evasión fiscal: Warren argumenta que puede recaudar US$2,3 billones al empoderar al Servicio de Rentas Internas (ISR, por sus siglas en inglés) para tomar medidas enérgicas contra la evasión fiscal y el fraude, redirigiendo el enfoque de la agencia a quienes tienen ingresos altos.
  • Gravámenes sobre el sector financiero y las grandes corporaciones: Warren impondría un impuesto a las transacciones financieras del 0,01% sobre la venta de acciones, bonos y derivados. También haría varios cambios significativos a la ley de impuestos corporativos. En total, esto generaría US$3,8 billones.
  • Impuestos sobre el pago adicional: dado que los empleados ya no tendrían que pagar su parte de las primas de atención médica, el pago que los trabajadores recibirán aumentaría. Esto recaudaría US$1,4 billones.

Warren dijo que el dinero restante, unos US$1,2 billones, los buscaría a través de una reforma migratoria integral que ampliaría la base de población sujeta a pago de impuestos y generaría ingresos fiscales adicionales

También proponer eliminar el fondo de Operaciones de Contingencia en el Extranjero del Pentágono, que algunos consideran como una caja chica con poca supervisión que se usa como dinero extra para operaciones militares, y dirigir ese dinero a su programa de salud.

Esta es la polémica propuesta de cobertura médica para jóvenes inmigrantes indocumentados de California

Loading
Cargando galería
Publicidad