null: nullpx
Discriminación

Descalifican a adolescente nadadora porque su bañador no le cubría el trasero pero tras las quejas revocan la decisión

Breckynn Willis, de 17 años, llevaba puesto el traje de baño reglamentario cuando ganó una competencia escolar en Alaska el viernes, pero un juez anuló su triunfo alegando que podía ver "una nalga tocándose con la otra". Este martes, el distrito escolar revocó la decisión "pesada e inútil" y ha pedido que se le suspenda la licencia al árbitro.
12 Sep 2019 – 7:00 AM EDT

Cuando sonó el timbre que marcaba la partida, Breckynn Willis saltó al agua y al cabo de pocos minutos se alzaba con el triunfo en una carrera eliminatoria de una competencia colegial de natación en Alaska. Pero su alegría tardó poco: un árbitro le arrebató la victoria y la descalificó al alegar que estaba mostrando mucho su trasero, aunque llevaba puesto el traje reglamentario distribuido a su equipo.

La chica de 17 años de edad, miembro del equipo de natación de la Escuela Secundaria Dimond en Anchorage, Alaska, ya había competido en cuatro eventos sin que objeteran su traje de baño. Pero según el árbitro la malla no la cubría lo suficiente y podía ver "una nalga tocándose con la otra". Según el juez, su vestimenta violaba las normas deportivas.

Este martes, tras una queja formal y una lluvia de críticas, la Asociación de Actividades Escolares de Anchorage (ASAA, por sus siglas en inglés) no solo validó el triunfo de Willis sino que también le repuso la totalidad de los puntos que ya habían acumulado tanto ella como su equipo, al considerar que la sanción fue del todo incorrecta.

"La ASAA ha determinado que la descalificación fue el resultado de la aplicación incorrecta de la regla y como resultado está siendo revocada", escribió la asociación en una declaración citada en el sitio local KTUU.

El distrito escolar no nombró al funcionario que descalificó a Willis, pero dijo que se está moviendo para retirar su certificación por una decisión que tildaron de "pesada e inútil". También está tratando de suspender la regla que se invocó para descalificarla de la competencia al considerarla "ambigua".

Para mayor sorpresa, fue Lauren Langford, entrenadora de un equipo rival la que criticó públicamente la decisión, acusando al árbitro de atacar a la chica que es mestiza, debido a su origen étnico y morfología.

"Estas jóvenes nadadoras no son sancionadas porque usan sus trajes de una manera escandalosa o provocativa, sino por sus anchas caderas, su pecho desarrollado y su complexión oscura que las distingue de sus esbeltos y esbeltas compañeros de equipo, mayormente pálidos", escribió Langford en una declaración recogida por AFP.

El Distrito Escolar de Anchorage dijo que "nuestra nadadora fue atacada basándose únicamente en cómo un uniforme estándar, emitido por la escuela, se ajustaba a la forma de su cuerpo".

La madre de Breckynn, Meagan Kowatch, dijo a CNN que su hija llevaba el mismo traje de baño que todos los demás miembros del equipo usan para competir. "Es acoso sexual", dijo Kowatch. "No debería tener lugar en el área de la piscina".

Es la primera vez que en Alaska ocurre este tipo de descalificación en una competencia deportiva intercolegial, dijeron funcionarios.

Mira también:


17 hispanos que dejaron huella en 2017 (y la mayoría son mujeres)

Loading
Cargando galería
Publicidad