null: nullpx
Erupción Volcánica

El drama de las familias guatemaltecas para recuperar los cadáveres de las víctimas del volcán de Fuego

Las autoridades guatemaltecas confirmaron este jueves que la cifra de fallecidos por la erupción del volcán ya supera los cien. Muchos familiares de las víctimas siguen esperando que les entreguen los cuerpos de sus seres queridos para poder velarlos. “¿Por qué se tardan tanto, si yo estuve cuando los sacaron en lugar donde murieron yo los identifiqué?”, se pregunta Antonio Archila.
7 Jun 2018 – 7:54 PM EDT

ESCUINTLA, Guatemala. - Un grupo de unas 100 personas espera afuera de Escuela Normal Intercultural de Escuintla. Sus rostros denotan angustia y están ansiosos por contar su historia a quien la quiera escuchar: “Mi hijo está aquí, pero nadie me da una explicación de cuando me lo darán”, dice una. “Quiero llevarme a mi padre para enterrarlo”, añade otra. “Me quede solo. Toda mi familia murió”, lamenta un tercero.

El drama es enorme. En la morgue improvisada en ese centro educativo hay más de 70 cadáveres llevados luego de la erupción del volcán de Fuego el pasado domingo en Guatemala. Las aulas son utilizadas como bodegas para tener almacenados los ataúdes. En las paredes hay rótulos que dicen: 'Clases suspendidas hasta nueva orden'.

La Cruz Roja Internacional ha levantado un campamento en el área verde del lugar y los trabajadores entran y salen a cada instante. Los familiares de los muertos también les piden a ellos información.

Al fondo del edificio, más de 20 trabajadores del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) realizan autopsias e identifican cadáveres. Llevan trabajando a marchas forzadas desde el pasado domingo cuando el volcán entró en erupción.


Mientras, las familias de los difuntos piden explicaciones: quieren enterrar a sus seres queridos y necesitan saber si están en el lugar. Pero no siempre tienen respuesta. Hasta el momento, las autoridades confirmaron que más de cien personas han fallecido y los cuerpos de rescate siguen laborando en las áreas más afectadas luego del desastre natural, que enlutó a miles de personas en Guatemala.

"Tengan paciencia"

Un vehículo de Inacif ingresa a la escuela y un grupo de personas le toca el vidrio al conductor que resulta ser un médico de esa institución: “Les pedimos paciencia, estamos haciendo todos nuestros esfuerzos para darles información, solo tengan paciencia”, les dice.


“Me informaron que van a tardar ocho días en darme el cadáver de mis padres, pero por qué se tardan tanto, si yo estuve cuando los sacaron en lugar donde murieron yo los identifiqué”, le dijo a Univision Noticias Antonio Archila de 41 años.

Allí también está Manuel Antonio Hernández que busca a su esposa Emilsa Anabella, de 23 años, y a su hija, Belén Hernández García, de 7. Ambas están desaparecidas desde el 3 junio luego de la erupción del volcán. La familia vivía en San Miguel Los Lotes, uno de los poblados más afectados por la tragedia y en donde fallecieron familias completas.


El jefe de medicina forense de Inacif, Carlos Rodas, también pide paciencia a todas las familias. Asegura que su equipo está trabajando muy duro para entregar a los fallecidos en unos ocho días.

Según Rodas, la mayoría de las víctimas murieron por asfixia, inhalación de monóxido de carbono, exposición a altas temperaturas y politraumatismo.

A quienes han identificado lo han hecho gracias al cotejo de las huellas con los datos personales. Pero en muchos casos esa tarea es complicada porque muchos cadáveres tienen quemaduras en todo el cuerpo.

Por eso, los forenses han pedido a las familias que informen de características individuales de cada víctima como tatuajes, cicatrices o lunares.

Según Rodas, su equipo también está pidiendo muestras de sangre a las familias para hacer pruebas de ADN a las víctimas, algo que es más tardado porque deben hacerlo pulverizando los huesos para sacar material genético.

A cuatro días de la tragedia, los cuerpos de socorro siguen trabajando en las comunidades ubicadas en faldas del Volcán Agua ubicado entre los departamentos de Chimaltenango, Sacatepéquez y Amatitlán a unos 50 kilómetros de la capital guatemalteca.

El Ministerio Público (MP), dijo que va investigar de oficio si se emitieron alertas para que la población fuera desalojada, pues autoridades del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), aseguran que dieron aviso a la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), pero esos últimas lo han negado.

En fotos: El encuentro con familiares calcinados por la devastación que dejó el volcán de Fuego de Guatemala

Loading
Cargando galería
Publicidad